{ "dir": "ltr", "lang": "es", "name": "Relatos Cortos", "short_name": "Relatos Cortos", "scope": "/", "display": "standalone", "start_url": "https://cuentocorto.es", "background_color": "#3367D6", "theme_color": "#3367D6", "description": "Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto. ", "orientation": "any", "icons": [ { "src": "https://cuentocorto.es/images/relatoscortos.png", "type": "image/png", "sizes": "512x512" } ], "url": "https://cuentocorto.es" } Relatos cortos eroticos Hetero La madre de Jose

Relatos cortos eroticos Hetero La madre de Jose

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Era la primera vez que Oscar iba a casa de Jose, su nuevo amigo del curso, y ttenían toda la tarde planeada, horas y horas de diversión, Cuando Oscar llegó a la urbanización de Jose, no le fué difícil encontrar la casa, una preciosa casa unifamiliar.

Llamó al timbre y esperó, y se imaginó como Jose le abría y le saludaba, pero no abrió su amigo, si no una bella señora que bien podría ser demasiado joven para ser la madre de Jose.

-¿está Jose?- preguntó nervioso Oscar

-Si, pasa te está esperando- Su voz, suave y alegre, le produjo una agradable sensación de bienestar, desconocida para él, pasó por su lado, ralentizando el tiempo y analizando su embriagador perfume, sintiendo su piel a pocos centimetros del propio Oscar. En ese momento se dió cuenta de que su corazón latía a un ritmo muy forzado, y al salir Jose, volvió a la realidad. Oscar pensó en quedarse a hablar con la madre, pero se dirigió al cuarto de Jose, casi contra su voluntad.

Dos horas habían pasado desde que llegó Oscar a la casa, dos horas en el cuerto de Jose, jugando, pero con la mente unos metros mas abajo de su cuerpo, fija en la figura de la madre de Jose, que por obre divina o casualidad, entró en la habitación, Oscar la miró bien mientras ella hablaba con Jose y él al hacer sus tareas, vestía un pantalón ajustado a sinuosas curvas que no aparentaban haber albergado un hijo, y una blusa blanca, semitransparente, que no podría disimular los grandes y firmes senos de la señora aun que estuviera diseñado para ello, la luz le daba ahora de pleno, era primavera, las ventanas estaban abiertas y los pezones de la madre de Jose estaban ligeramente erizados, lo que empezaba a provocar una erección en Oscar.

-Oscar, voy al baño, ahora vuelvo- y Jose dejó solos a su Madre, oscar y la lascivia de este.

la madre se agachó a por unos calcetines sucios, Oscar le vió su fibroso trasero, y quiso acercarse, acercarse y tocar esas preciosas nalgas, que la madre se diera la vuelta, y le dijera lo guapo que estaba, empezandose a desabrochar la blusay dejandole ver su sujetador apretado, quiso quitarse la camiseta y los pantalones con la ayuda de la madre de Jose, quiso que la madre le tocara la polla, que ya no ocultaba la erección, quiso que quitarle el sujetador y comerle los pechos frenéticamente, mientras le masajeaba su ya húmeda almeja, quiso que la madre ya no aguantara mas y bajara poco a poco hasta que sus senos llegaran a su pene, erguido por la excitación, quiso que abrazaran su miembro, con sus morenos pezones duros como garbanzos, arriba y abajo, muy suave, dejando paso en dos minutos a su boca, era una mujer muy experimentada, quiso que se la chupara con fruición, degustando cada centimetro cuadrado de su piel, quiso que le acostara en la cama de un empujón, que se le abalanzara sobre él y le susurrara con voz salvaje: SUUNTO AMBIT2 S

-Follame-una sola palabra, Oscar quiso estirar sus piernas y meterle su berga hasta la empuñadura, su madre gemiría nada mas sentirla entre sus piernas estremeciendose de gusto sobre Jose, tambien quiso ponerla contra la pared y embestirla con toda su furia hasta que llevada por la pasión, suplicara clemencia, para su irritada vagina, cayendo en la cama jadeando y gemiendo de placer...

-Ya está Oscar- dijo Jose, despertandole de su fantasía, la madre ya no estaba en la habitación.

-Ahora voy yo- dijo Oscar, que no tuvo otro remedio que ir al baño, masturbarse, limpiarse con las toallitas desmaquilladoras de la madre de su amigo, y comentarle a Jose que cuando sería la proxima vez que vendría a su casa

El Autor de este relato fué Pablo L%E1zaro , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=991 (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero La madre de Jose

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20