Relatos cortos fantasia Fantasia General monstruo de colores.... lean este cuento¡¡¡¡¡¡

 

 

 

EL MONSTRUO

DE

COLORES

Este cuento pertenece precisamente a esta época actual, la cual tiene dentro de sí el dominio ciego de la destrucción real en un mundo injustificado y santificado por el reino de Dios. Todo el desarrollo de la historia de la humanidad se mueve entre estas dos filosofías, la política y la religión; la historia se mueve entre estas dos fuerzas y es el producto del esfuerzo de la razón por pasar de la determinación del instinto a la plena libertad y son responsables del acaecer de los hechos históricos. En lo que el fanatismo religioso o político se expresa en enfermedades enfermizas, en hombres que se creen superiores, que imponen a la humanidad su destrucción.

AUTOR: ALEXIS GONZÁLEZ MARTÍNEZ

 

¡Oh Alá!

Tú y tu nefasto Corán – mira- ¿ves?

Como te he vencido.

- No me dejé vencer por tus tentaciones, domine el miedo y también las pasiones, y más, aprendí a ayunar, esperar y a meditar.

- Pues por mucho poder que tengas no me impedirá que siga adelante.

- Ahora sí comprendo que todos los hombres nacemos para la verdad y la paz.

- Y tú (maldita bestia con tus falsas esperanzas y asquerosas tentaciones nos corrompes), pero yo desperté Alá.

- Así que puedes volverte y decirles a los tuyos que permanezco fiel a mis principios, que yo no vendo mi alma para hacerle bien al cuerpo, ni trasigo con las falsedades, ni soy cómplice de canalladas.

- Oye bien Alá –

Hace un año que me metiste acá en contra de mi voluntad, tiempo suficiente para exterminarme, pero no lo lograste y menos ahora.

- ¿Sabes tú como logré despertarme? - conviviendo con tu discípulos, que dejan de amar a una mujer para amar a un homosexual, se hacen esclavos del vicio, se violan sus derechos para satisfacer sus instintos religiosos. No son capaces de pensar por un momento que no fueron hechos para vivir como brutos animales sino para seguir empresas de valor y de ciencias.

- ¡Esas son tus enseñanzas!

Y, cuando he dicho estas palabras, todo este oscuro paraje europeo tembló con tanta fuerza que, de momento llegué a pensar que quien domina en la humanidad es el mal y no el bien

Por una fuerza misteriosa, una densa niebla que ocultaba Alá se disipó dejando al descubierto o sea a la bestia de colores y unos de sus colores más indignos era el que habla por él – (Mahoma).

Volví entonces como el hombre que no alcanza a ver el objeto que le conviene evitar y a quien acobarda el temor, y que por no querer ver algo deja de huir, y observé:

¡Una cabeza formaba mucha y de las muchas formase un único semblante en que se mostraban facciones de unos y de otros!

De los numerosos brazos, los dos superiores se presentaban nefastos, indignos, perversos, sus colores y símbolos que enarbolan su bandera con seis franjas blancas y siete franjas rojas y dentro de un recuadro azul sus cincuenta estrellas blancas la cual decreta ocupaciones, guerras, crímenes, perversiones y que se identifican como judíos y otras mezclas de religiones y, con su poder político y económico se hacen llamar los superiores ejerciendo presión sobre los otros brazos de la bestia, parecían no aceptar degradación.

Los secundarios se presentaban doctos, vigorosos, fornidos, indestructibles; sus colores no aceptaban degradación pero, representaban más de veinte brazos y se cubrían de una bandera de color azul, con doce estrellas de color dorado que hacían un círculo.

 

Los terciarios se presentaban infames, falsos, deshonrosos, desacreditados, aún pudiéndose apreciar muy difusamente la hoz y el martillo y de sus brazos aliados más poderosos de esta bestia. – (Para su desmembramiento como un pulpo gigante de color rojo que va perdiendo sus tentáculos).

Los cuaternarios se presentaban erróneos, equivocados, perversos, racistas, indignos, crueles, radicales, fanáticos, inconscientes, dañinos y en mezcla con otros brazos de su mismo origen y, multiplicándose como virus tratando de adquirir un suprapoder sobre los otros brazos contrarios, ostentando a gritos el nombre de Alá o del indigno Mahoma, con símbolos como la estrella de David, el Corán y otros profetas y símbolos como la mezcla de religiones indignas como los que se hacen llamar cristianos, judíos, católicos, mahometanos, musulmanes, que son una vergüenza y un peligro para la humanidad.

Pero entre sus mezclas de culturas y religiones erróneas los representantes de la raza indigna conocidos como los árabes no aceptan degradación.

Los quincenarios se presentaban sabios, silenciosos, racistas, radicales, dañinos, crueles y con sus viejas culturas y a la vanguardia, con su moderna tecnología y multiplicándose como una epidemia mortífera tratando de hacerse los más poderosos sobre los otros brazos contrarios, pero entre sus mezclas de culturas y de religiones erróneas, los representantes de la raza amarilla conocidos como los asiáticos no aceptaban degradación.

Los sextarios de color negro, se presentaban supersticiosos, confusos, enfermos, ignorantes, débiles, confundidos en su mezcla de religiones y culturas, representantes de la raza negra, su degradación era inminente por el odio a su mismo color.

Los septenarios que se hacen llamar latinos se presentaban llenos de esperanza, de vida, se fortalecían, se defendían con mucha dificultad, se estaban liberando de las cadenas que los tenían incapacitados.

Sus colores vivos donde predominaban el amarillo, azul y rojo, colores primarios que unidos y fusionados unos con otros se formaban toda una gama de colores que hacían a estos brazos convertirse junto a otros brazos aliados, basado a su descendencias de las cuatro razas : (blanca, amarilla, negra y roja), y de sus filosofías y religiones, caracteres y colores y todo mestizaje y género formado por la descendencia hereditaria humana; convertirán estos brazos en los más aliados de este monstruo de colores.

Con los primarios y los secundarios y en mixtura y mezcla con otras extremidades formaban una mezcla repugnante de brazos.

El dilatado tronco de color gris y de forma cuadrada, de una gran solidez, donde se podían apreciar muy bien sus tetillas en forma de engranajes y gruesas arterias donde en su interior se podía apreciar un denso líquido de color negro que circulaba a fuerte presión, que nacía desde el hinchado vientre y le cruzaba el tórax.

Innumerables miembros en forma de hombrecillos, formaban las piernas de aquella bestia; las cuales muchas se veían dobladas y agotadas por el eterno peso de Alá.

Todo en él era inaudito, tosco y vulgar como las masas, debía agravar a estas porque se les parecía; su elocuencia semejaba la explosión de la multitud, su voz sonora tenía algo del rugido del motín, en sus frases breves y decisivas se advertía la marcial concisión del mando.

 

- ¿Qué te sucede, que apenas puedes sostenerte sentado inconquistable?

Me levante y me mostré animado de aliento más leve que antes sintiera y dije:

- ¿Ha que has venido Alá, a que vienes sin haberte llamado?

- ¡Para ayudarte y protegerte hombre rebelde!

- ¡Quédate con tu ayuda y tu poder, espíritu maldito! Que yo te conozco por más que te cambies de máscaras.

- ¡Bríndale tu ayuda, sigue enseñando tu verdad a tus seguidores, que son tiranos, que se entregaron al crimen y al pillaje;

(ahora lloran aquí sus despiadados hechos).

- ¡Represento la verdad!.

- ¡La voz de la verdad que suena en los corazones corrompidos es muy semejante a los sonidos que retumban en los sepulcros sin despertar a los que en ellos yacen!

- ¡Si son tus palabras seguras y tienes tan dilatada cultura!

- ¿Por qué en las noches te he visto sumido en los pensamientos de Libertad y no te has apartado de ella, sabiendo que tu amor por ella consume tu ser como se consume el bien en mis entrañas?

- Soy un pensador y el pensador siempre siente ansias de analizar, Ud. en cambio cree que un hombre que analiza su conciencia, lo que hace es llorar de amor.

- Es cierto Alá – que en mis acostumbradas meditaciones la Libertad invade lo más recóndito de mi ser.

- Pero recuerda Alá – que es la Libertad sobre todo, quien lleva en el corazón el germen de la virtud; la Libertad y el principio de mi despertar la necesita.

- Puede decirse que mi filosofía encontró la verdad. Y es más Alá; la Libertad es inspiradora de las grandes obras humanas, más es una fuerza fecundadora de la actividad del hombre, aunque yo fuese un espejo, no reflejaría tu imagen exterior con la presteza con que intuyo tu interno pensamiento.

- ¡Es inútil transigir contigo!, me gustaría leer tu epístola, donde hay toda una apreciación de Libertad antes de marcharme.

Alá me alargo uno de sus brazos representantes del Corán, pidiéndome la misiva, me dirigí hacia mi pequeña biblioteca, saqué la carta guardada en su interior y se la entregué; Alá comenzó a desdoblar las hojas escritas y comenzó a leer y, no habiendo leído el primer párrafo, trató de destruir las hojas, pero en esos mismos instantes los brazos amarillos o asiáticos le arrebataron la misiva, mientras los rojos buscaban quitársela.

Alá por segunda vez comienza a leer; acción suficiente para que una veintena de brazos salvo los que presentaban más de veinte brazos y que se cubrían con una bandera de color azul con doce estrellas doradas que hacían un círculo, comenzaron a pelearse por la carta, ganando la batalla los rojos.

Después de tener de nuevo la misiva en su poder, comenzó a romper las hojas; momento este que esperaban los brazos representantes de la bandera color azul con doce estrellas doradas en forma de círculos para arrebatársela.

Ahora sí la misiva parecía estar en manos seguras y por tercera vez comenzó a leer Alá la epístola.

La sonora voz del monstruo de colores inundó toda Tarragona.

Tarragona, 13/04/2006

Grandiosa Libertad.

Mi amor, recibe mis mejores votos de ventura por tu bienestar personal. De mi te diré que me encuentro en mis mejores condiciones, ocupándome de mis asuntos personales y también pintando y escribiendo mucho para ver si finalizo una de mis novelas inéditas.

 

¿Sabes tú amor, que hago yo dentro de mis acostumbradas meditaciones en la noche? – no lo sabes ¿verdad?

Logro lo que me he negado, la Libertad; te voy hacer un esbozo de nuestros encuentros maravillosos, donde el amor nos da toda su fuerza creadora, para que lo conozcamos en toda su esencia.

Acá todos duermen, todo está en silencio, ya puedo meditar.

La estructura del edificio donde habito y todo lo que se encuentra en su interior, que no es de mi agrado, desaparecen cuando tú haces tu gloriosa aparición.

Tú desnudo y blanco cuerpo, emanando los más puros olores naturales, que ponen en manifiesto tu frágil hermosura; es tu presencia que me incita a vivir un sublime y diáfano amor en el paraíso, creado por mi revelación.

El aura que bordea tú figura, y radia la energía que revela tu pureza en todo su esplendor.

De pie – sin pronunciarnos palabras, me extiendes tus manos y muy cerca uno del otro abandonamos estos valles infernales, donde la gente deífica la violencia y envilece la paz. Y en menos tiempo que emplea saeta en volar del arco, nos encontramos de pie muy juntos uno del otro sobre una luz brillante, espesa, sólida y limpia que nos conduce a nuestro ideal.

Deslumbrada de tanta belleza existente a nuestro alrededor, me dices:

¡Amor! – con toda devoción que me es posible doy las gracias a tu amor que me ha sacado del mundo astral. Pero dime ¿Por qué tú tienes acceso a este paraíso y los demás no?

Amor, todas estas cosas mantienen entre sí un orden, que es la forma que hace semejante el universo a sus creaciones, aquí las más sabias criaturas ven la forma del eterno poder, que es el fin a que tiende cuanto has visto y ves ahora. Viajes y turismo

Toda la naturaleza se inclina a ese fin de diversas maneras, con impulso mayor o menor, según la vecindad, se mueven como embarcaciones hacia diversos puertos por el inmenso mar del ser, guiados por un seguro instinto. ¿Ves como esta luz movida por el amor, nos conduce a través de tantas maravillas creadas?

¿Ves aquella gigantesca luz de densos y brillantes colores, donde predomina el blanco?, son estos colores del amor, esa luz tan extensa como el mar, son los dominios del amor, allí el amor nos tiene nuestra verdad, caerán las máscaras de nuestros rostros, nuestros cuerpos temblarán sedientos de amor, nuestras palabras de amor flotarán a nuestro derredor como flota tu esfinge en los dominios de mi imaginación.

La gigantesca luz nos cubrió y dentro de ella el verdadero amor.

Mi vida – eleva el pensamiento al arquitecto del universo que nos ha unido.

¡Ya unimos nuestras almas! –

No habrá fuerza alguna para disociarlas; sí todas las parejas antes de asociar los cuerpos, unieran sus almas, tendríamos la solución de tantos males que inundan el universo.

Levanta la cabeza y tranquilízate, quiero que antes de llegar a nuestra meta, conozcas las energías de esta dimensión; las cuales muy pocas están concurridas y muchas vacías.

Habiéndose hecho de día una parte de la dimensión y la otra de noche, todo era blanco en una parte de la energía y negra la otra.

Entramos en la energía de ciencias sociales y políticas; cuando veía a mi derecha. Mi compañera que se había vuelto a mirar a su derecha, a los oyentes de una alocución dictada por los máximos líderes árabes, estadounidenses, asiáticos, soviéticos y otros.

 

¡Mortal! – me habías dicho que solamente las altas criaturas tenían acceso a este paraíso; dime ¿Por qué de esta profanación por este grupo de monstruos sociales?

Sí tanto te asombra lo ahora visto, espero que más te asombraran mis palabras.

Amor – Estas energías están clasificadas: son muchas energías esta es la energía inferior en las ciencias sociales y políticas.

Estos señores que tan mal ves ahora, nunca pasarán a una energía superior; y el hecho de que tengan acceso a esta dimensión es porque esos señores que tan mal hablan a sus discípulos, llegaron a alcanzar un nivel alto del saber, pero la maldad que los mueve les satisface y transmite a sus compañeros para que luego estos se contagien con sus mentiras y sus ideas equívocas.

Por ser una sociedad inestable suele ser de muy poca duración; puede formarse en forma provocada o accidental y el elemento individual en la masa (la personalidad), esto exime de responsabilidad moral o jurídica al integrante de la masa. En algunos casos puede ser un atenuante.

En la masa es característica, que el sentimiento ofusca la razón pues hay un desarrollo del sentimiento Gregorio (el sentimiento de imitación por el cual las personas tienden a imitarse la una a la otra). Así el apasionamiento va creciendo.

El sentimiento va creciendo hasta llegar a un clima o grado de elevación y luego comienza a descender hasta llegar a niveles bajos, entonces la masa se dispersa dejando huellas de lo que hizo.

¿Entiendes ahora? –

-¡Sí! –

Ahora vamonos de esta energía que se nos puede entenebrecer nuestras mentes.

Atravesamos la energía siempre caminando a nuestra izquierda para llegar a otra energía completamente vacía, y dije:

Los árabes, norteamericanos, asiáticos, soviéticos y otros, jamás llegarán a esta energía; contestándome mi compañera con una sonrisa de satisfacción.

Llegamos al centro y luego caminamos a nuestra derecha hasta llegar a una energía superior; mi compañera se detiene en el umbral al contemplar tantas personas de distintas personalidades.

- ¡No temas! -

Que nadie puede impedir nuestro paso, nos lo ha concedido un ser más grande.

Caminamos hacia el salón de lectura, la invite a detenernos y comenzó a ver en su derredor con mucho agrado.

- Te llamo mucho la atención un tres de color blanco que flotaba dentro de un fondo de distintos colores.

- Me preguntaste -

- ¿Qué significado tiene ese tres?

- Amor – el número tres es el número plano y representa la esencia de las cosas físicas, es la superficie, es el primer número perfecto porque tiene principio, medio y fin.

- ¿Ves cómo cada segundo se refleja una escena del pasado

- Conquistas, derrotas, guerras, exterminios humanos, depravaciones sexuales, los exabruptos de la inquisición, saqueos, ocupaciones, crímenes en masa; así estos reinados se mantenían en el poder y de la explotación del pobre, lo más insólito eran las escenas de Jesucristo enseñando y predicando sus ideas, pero lo insólito era que quien hablaba era Lucifer, sólo Jesús era una imagen creada por Lucifer para lograr sus objetivos, Jesucristo no existió, era Lucifer con una imagen de profeta para engañar al mundo y así demostrar su poder, el crucificado Jesús era un pobre desgraciado y demente que nunca pudo distinguir un asno de un camello y era hijo de una prostituta que murió veinte años antes de esa crucifixión.

 

- Alexis – mi mente se aclara tanto con tu luz, que comprendo claramente todo lo que dices o describes.

- Ahora dime –

- ¿Por qué están cubiertos con esa bandera azul de doce estrellas doradas en círculo los europeos y los de otras nacionalidades de otros colores y se tratan como hermanos?

- Cada bandera es parte de una energía emanada, producto de una ideología; si observas bien, también algunos de otros países están envueltos con esa bandera.

- ¿Ves aquel señor? – muy alto, blanco, de pelo castaño que ostenta en su tórax la bandera de su patria que es el reino de España, que mantiene una conferencia con los máximos líderes de la Unión Europea, también el pertenece a esa ideología.

- Este grupo de europeos que ves ahora en distintas ocupaciones son los más doctos, escogidos para la conducción de los europeos, hacia una superior preparación intelectual, nos guían como una flecha que va sin desviaciones a su blanco, por el sendero del saber y éste saber es la verdad y la verdad es el universo. Y, el universo es comunicación y la comunicación es fruto directo de la sociabilidad humana.

- Abandonamos esta energía caminando siempre hacia nuestra derecha, cuando pasamos frente a una gigantesca biblioteca comentaste:

- ¡OH hombre ¡ - en quien pongo mis esperanzas y que por mi causa sufres; entre tantas cosas que he visto, reconozco la fuerza de tu poder y de tu saber, tú me has enseñado el camino por seguir!

- Después de haberme dicho esto me abrazaste y depositaste en mis labios en un cálido beso toda la pureza de tu amor.

- Es hora de abandonar esta energía todas las energías porque falta poco para que comience a amanecer.

- ¡Cruzamos por el centro de la energía y luego cruzamos a nuestra derecha, buscando la entrada de otra energía.

- Para que del todo lleves al buen término tu camino, vamos a visitar todas las energías de esta dimensión.

- Entramos en la otra energía, era tan grande como la anterior; a su izquierda millones de esculturas y en el centro el conjunto de manuscritos con sus respectivas historias, a su derecha más de setenta millones de pinturas y unos veinte millones de bocetos, los fulgores y destellos de los millones de piedras preciosas y de los millones de toneladas de oro y otros metales preciosos, que le han procurado siempre un control en sus economías, riquezas que fueron sustraídas de Latinoamérica donde fueron recibidos con amor y ellos pagaron con odio, esclavitudes, crímenes y vejámenes, dan testimonio del pasado.

- Parados en el centro del salón y buscando orientarnos, comenzamos a caminar siempre en línea recta.

- La densa niebla de todos los colores que inundaba la energía daban al salón un ambiente paradisíaco, las escenas de las pinturas parecían tener vida, las esculturas dialogaban entre sí, en las sillas se podían ver sentadas esencias de la unión europea en una labor unánime para el bienestar de los europeos.

- Atravesamos la energía hasta su límite, traspasamos el umbral, pasamos la siguiente área tan inmensa como un país, cuyos suaves colores me indujeron a guardar silencio. Me pareció en aquel lugar que una visión me extasiaba: vi entonces numerosos fulgores vivísimos y victoriosos que en torno a nosotros como centro se disponían en corona.

- ¡Oh amigos! - héroes europeos, servidores de la verdad. La gran bandera azul con doce estrellas en círculo me ha envuelto.

- ¿Qué dirá el viejo guerrero, ilustre consejero y arengador de los europeos?

- Que tanto se compadecía en hablar del futuro de sus compatriotas, si él supiera que hoy todos tiemblan de alegría delante de su luz. Sin duda que elevaría sus manos e imploraría al gran supremo para que su alma abandonando su cuerpo, descendiera a los sombríos dominios extranjeros para llevar su luz.

- Al acabar de leer las últimas palabras de la epístola, el monstruo se movió de sitio y, al estar frente a mí dijo:

- ¿Quién de los mortales eres tú?

- Jamás te he visto en combates donde cosechan gloria los valientes; pero ahora te has adelantado a todos en tu intrepidez y valor al afrontar mi gran poder.

- Y, alzando su brazo norteamericano, me lanzó la daga con toda su fuerza clavándola en mi espalda; el brazo asiático, con su aguda espada, me dio un golpe en la clavícula cerca de la cerviz; tendido sobre el piso boca abajo, el monstruo me pateaba y caminaba sobre mí, cansado de golpearme, desató su odio contra mi familia, dispersándola, mis propiedades, documentos, pinturas, escrituras, fueron destruidos.

- Una pintura 50x70 que su motivo era el puerto de Barcelona, en pleno invierno, trabajado con grises, azules y blancos.

- Una marina de 80x120 donde los veleros y sus mujeres con el pecho descubierto y el destello de la dorada arena, reflejaban un placentero verano de Cataluña.

- Y otra pintura de un paisaje del pleno otoño, trabajado con verdes, azules, amarillos y ocres.

- Y un retrato de 50x70 trabajado en azules y ocres del Papa Juan Pablo II, fueron pisoteadas y lanzadas fuera de mi estudio.

- No conforme se dirigió hacia la biblioteca y comenzó a romper los libros.

- Los brazos norteamericanos eran los que más destrozos causaban.

- Los europeos trataban de impedir el daño siéndole imposible.

- Los rojos se limitaban a ver el destrozo.

- Los asiáticos colaboraban fieles con los árabes, la destrucción y los demás brazos en sus movimientos de arriba hacia abajo daban al ambiente un aspecto tétrico.

- Ya no quedaba nada por romper; los lienzos, manuscritos, documentos rotos y los libros destrozados, todo en desorden.

- El monstruo estaba furioso, se inclinó a recoger la daga para marcharse, cuando los brazos cubiertos con la bandera del Reino de España, me extrajeron la aguda espada de la espalda y me extendieron sobre la parte llagada una raíz amarga traída del África, que la habían triturado con las manos, una raíz calmante de toda clase de dolores, que me hizo curar.

- Quedó seca la herida y la sangre dejó de fluir.

Autor: Alexis González Martínez

El Autor de este relato fué Alex , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=11603&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos fantasia Fantasia General monstruo de colores.... lean este cuento¡¡¡¡¡¡

Relatos cortos fantasia Fantasia General monstruo de colores.... lean este cuento¡¡¡¡¡¡

Este cuento pertenece precisamente a esta época actual, la cual tiene dentro de sí el dominio ciego de la destrucción real en un mundo injustificado y santi

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-fantasia-fantasia-general-monstruo-de-colores-448-0.jpg

2021-08-20

 

Relatos cortos fantasia Fantasia General monstruo de colores.... lean este cuento¡¡¡¡¡¡
Relatos cortos fantasia Fantasia General monstruo de colores.... lean este cuento¡¡¡¡¡¡

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente