Relatos cortos humor Parodias La puerta

 

 

 

LA PUERTA

¿Qué hora debe ser? ¿Las siete? ¿Las siete y media? ¿Las ocho quizás? ¿Cuánto tiempo lleva este tío hablando? ¿Es que nunca me va a dejar? ¿Qué respondería si le dijera que hace tiempo que no le escucho? Enfurecería, sin duda. Y ese bigote suyo se pondría de punta, los ojos se inyectarían en sangre y gritaría y gritaría sin comprender que yo, aún sentado a escasos dos metros, no me encuentro en este sitio. Porque hace un rato que crucé la puerta, esa que me aleja de una realidad que para mí sólo existe hasta ese momento. No, creo que no sabría cómo explicárselo. Cómo contarle que llegado el hastío, algo interno, como un resorte que saltara en lo más profundo, obliga a mi mente a cruzar esa puerta que ofrece infinitos mundos que explorar. Y ahora, desde la inmensa lejanía en la que me encuentro, veo a un tipo gordo que me habla y que me explica, y sé quién es porque otras muchas veces lo he visto. Pero no sé qué dice, ni diablos que me importa. Reconozco su voz y sus palabras, pero no logro retenerlas ni ordenarlas, sólo un flujo constante de sonidos que a toda velocidad pasan de oreja a oreja. ¡Pero mira! ¡Ha entrado la secretaria! ¡Y me habla! ¿Espera respuesta? ¿Cuál es la pregunta entonces? ¡Tranquilo! ¡Respira! ¡Sonríe! Sí, parece que eso les calma. No se han dado cuenta. Y ahí siguen. Con su cháchara. Palabras constantes que no escucho, sólo oigo. Porque esas palabras son las de siempre, esas que repiten una y mil veces. Y sus palabras no me importan. Ni ellos tampoco. No son nada. Ni siquiera existen. Si me esfuerzo un poco quizás incluso consiga que desaparezcan. Veamos. ¡Primero tú, gordo del capullo, que me das asco y no sé cómo decírtelo! ¡Hala! ¡A vagar por otros mundos, que por los míos no quiero verte! Sí, sí, enséñame el papelito que verás lo que hago con él. ¿Qué quieres, tanto agobiar? ¿No ves que no te hago caso? ¡Eso! ¡Vuelve a apoltronarte en tu sillón! ¡Destrózalo con tu inmenso culo! ¡Y ahora tú, tonta del capullo! No, tu culo no está mal, pero deberías llevar un candado en la boquita. ¡Eliminada! ¡Desaparece! Bueno, pensándolo bien, no desaparezcas, quizás más tarde me puedas servir. Pero ahora... ¡Vuelven a mirarme! ¡Me señalan! ¡Se ríen! Pues yo también me río. Así, tontos todos. ¿No vais a dejarme en paz? ¿Cuánto tiempo más he de soportar esta mierda? Quizás sea el momento de volver. Regresar a su mundo, al mundo de los cuerdos, aunque los cuerdos sean en verdad locos. En fin, tornaremos a ese aburrido y monótono planeta. A ver... ¿dónde dejé esta vez las llaves de mi puerta? No, por aquí no están. ¡Qué raro! Suelen estar cerca. ¿No las habré perdido? No, imposible. Siempre las llevo conmigo. ¿De qué se siguen descojonando estos idiotas? Bla, blablabla, blablabla bla bla, seguid, seguid con vuestras risas que no sabéis la gracia que me hacéis. ¡Mierda de llaves! ¡Ábrete sésamo! ¡Condenada puerta! ¡Jodido tablón podrido! ¡Y estos dos a carcajada limpia! ¿Qué hace ahora el inmenso orondo? ¿Qué tiene en la mano? ¿Qué me enseña? ¡No! ¡Por Dios, no! ¡Mis llaves! ¡Foca de los cojones! ¡Abre la dichosa puerta y deja de reír como la morsa que eres! ¡No! ¡No os vayáis! ¡Volved! ¡Mierda! ¡Necesito esas llaves! ¡Regresad! ¡No volveré a abrirla! ¡Os lo prometo! ¡Os lo juro! ¡Por favor! ¡No me dejéis así! ¿Cómo regresaré sin ellas? ¿Cómo abriré esta condenada puerta?

 

FIN.

El Autor de este relato fué Lhde abel , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=330 (ahora offline)

Relatos cortos humor Parodias La puerta

Relatos cortos humor Parodias La puerta

¿Qué hora debe ser? ¿Las siete? ¿Las siete y media? ¿Las ocho quizás? ¿Cuánto tiempo lleva este tío hablando? ¿Es que nunca me va a dejar? ¿Qué res

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-humor-parodias-la-puerta-1671-0.jpg

2020-07-10

 

Relatos cortos humor Parodias La puerta
Relatos cortos humor Parodias La puerta

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences