Relatos cortos terror Espiritismo Verónica

Una médium había venido expresamente para amenizar la sesión. Se trataba de una mujer de mediana edad, mal conservada, obesa y demasiado maquillada. En cierta ocasión, un grupo de amigos organizaron una cena con una sesión de espiritismo como atracción de la velada. Tras la cena, se acomodaron en el salón, trajeron un fantástico tablero Ouija, se encendieron velas y se apagó la luz eléctrica. En cierta ocasión, un grupo de amigos organizaron una cena con una sesión de espiritismo como atracción de la velada. Tras la cena, se acomodaron en el salón, trajeron un fantástico

 

 

 

En cierta ocasión, un grupo de amigos organizaron una cena con una sesión de espiritismo como atracción de la velada. Tras la cena, se acomodaron en el salón, trajeron un fantástico tablero Ouija, se encendieron velas y se apagó la luz eléctrica.

Una médium había venido expresamente para amenizar la sesión. Se trataba de una mujer de mediana edad, mal conservada, obesa y demasiado maquillada.

Comenzó la sesión, y ella entró en contacto con un espíritu de un familiar de los anfitriones, dos hermanos, Cecilia y Rodrigo. Este espíritu habló a través del tablero, diciendo ser su tío, pero ellos se mostraron escépticos, pues ninguno de sus tíos había fallecido. Todo el afán del espíritu era que le creyeran, pues quería hacerles una petición. Así que le sometieron a unas cuantas preguntas, más por seguirle la corriente a la médium que por convicción.

A medida que el espíritu iba contestando cosas más íntimas, Cecilia fue palideciendo, pues era imposible que la médium supiera dónde veraneaba su madre cuando era pequeña y el nombre que tenía su muñeca preferida. Pero su hermano se burlaba, diciendo que era muy posible que las respuestas las estuviera escribiendo inconscientemente su hermana, que era más sensible a ese tipo de cosas. En ese momento se apagaron las luces de las velas debido a un viento terrible – una de las ventanas se había abierto de golpe- y cuando las encendieron, la médium hablaba con la voz del tío de mis amigos, supuestamente fallecido. Después del susto inicial, pues era bastante aterrador ver a esa mujer mayor hablando con la voz de un hombre, Cecilia estaba totalmente convencida ya de que era él, y le preguntó cual era su petición. El tío le dijo que no quería que ni su hermana, la madre de Cecilia, ni ella se acercaran a su nicho el día del entierro, pues había hecho un pacto con el diablo y le había prometido que una de sus parientes sería para el demonio si a cambio, el demonio a su vez le daba una esposa. Más concretamente, le había dicho que la primera mujer que se aproximara a su nicho el día de su entierro sería para el diablo. No era pues de extrañar la urgencia con la que su tío se había puesto en contacto con los sobrinos.

Pero Rodrigo seguía mostrándose incrédulo, pues decía que muchas personas tienen la habilidad de imitar otras voces, y que le parecía una broma de mal gusto. Se levantó, y se dirigió a la cocina. La médium se desmayó en ese momento, y tras la primera alarma, recuperó el conocimiento y con él su voz propia. Aseguró estar agotada y se levantó la sesión de espiritismo.

Aquella misma noche, llamaron desde el hospital a casa de Cecilia y Rodrigo para informarles del fallecimiento de su tío. Había muerto dos horas antes de la velada.

Habían llamado con insistencia a la casa, explicó la mujer al otro lado del hilo telefónico,pero siempre que descolgaban el teléfono se oía una voz rasposa que gritaba “No molesten más”. Cecilia comentó que no había cogido nadie el teléfono por la sencilla razón de que no había sonado. Rodrigo opinó que debían haber marcado mal desde el hospital. Cecilia sospechaba que había sido el propio Rodrigo el que había cogido el teléfono desde la cocina, y que en el revuelo que se había producido con la médium desmayada, había sido quien contestara de manera tan desagradable, para divertirse.

El día del entierro, la primera mujer que se acercó al nicho fue una prima lejana llamada Verónica. Puede que no hayáis oído hablar nunca de ella, la amante del diablo. Es la imagen más perfecta que una persona pueda crear con su imaginación, y es bellísima.

Sin embargo, tiene cierta predilección por mostrarse ante los incrédulos en las sesiones de espiritismo, y les castiga con la muerte o con mayor crueldad aún, volviéndoles locos. Su primera víctima fue Rodrigo; apareció ahogado en la bañera. Por mucho que la policía investigó, no encontraron ni una sola pista que señalara al culpable del homicidio. "Es como si se hubiera ahogado él solo, aunque sea imposible con cinco palmos de agua".

Verónica es la intermediaria entre el diablo y aquellos avariciosos sin escrúpulos, dispuestos a realizar un pacto con Satán a cambio de un puñado de dinero. Todo aquel que quiere ser poderoso, debe invocarla.

Si hacéis espiritismo y hay un espejo en la misma habitación, tal vez podáis ver en él a una mujer hermosísima eligiendo con quien jugar: a quien matar y a quien hacerle desear la muerte...

El Autor de este relato fué Darthpitufina , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1387&cat=terror (ahora offline)

Relatos cortos terror Espiritismo Verónica

En cierta ocasión, un grupo de amigos organizaron una cena con una sesión de espiritismo como atracción de la velada. Tras la cena, se acomodaron en el sal�

relatoscortos

es

https://cdnimages.juegosboom.com/cuentocorto.es/1220/dbmicrodb2-relatoscortos-relatos-cortos-terror-espiritismo-veronica-1122-0.jpg

2020-05-16

 

Relatos cortos terror Espiritismo Verónica

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20