Relatos cortos terror Hechos reales Cosas que pasan

 

 

 

"Cosas que pasan"

Todo comenzo mas o menos hace dos años y medio,despues de tanto tiempo sigo sin saber el por que, pero bueno, ya no me importa.

Lo recuerdo como si fuera ayer, me levante de la cama con un mal estar, un poco mareado, tal vez por dormir mal, pero era uno de esos mareos a los que no se les da mucha importancia mas por que era una sensacion que habia sentido otras veces, por eso la importancia que le di fue poca.Mi madre se percato y me pregunto que tenia, le comente que estaba mareado, pero sonriendo y con una mirada calida me dijo que ahora me hacia un te con tostadas para que se me pase.

Paso un tiempo y mi vida seguia como siempre, algunos dias mas decaidos que otros, pero el colegio ni me dejaba tiempo para pensar. Recuerdo una noche que me levante con un gran dolor de cabeza, me levante y fui al baño a mojarme la cara, me mire al espejo y me sangraba la nariz, realmente me asuste, yo no era una persona de esas que por cualquier cosa le sangra la nariz, asi que el susto fue muy grande, me limpie mientras la mano me temblaba y un frio recorrió como un rayo mi cuerpo, me fui a dormir, mas que ha dormir solo fue a acostarme, por que no podia dormir, miles de cosas rondaban por mi cabeza, el miedo se habia apoderado de mi y lentamente me arrastraba a un insomnio muy solo y que parecia no tener piedad.

 

Era martes, y tenia un examen, ya habian pasado dos semanas de lo de la nariz, y nada mas habia ocurrido, estaba mas concentrado en los estudios, tampoco podia formar un mar de una sola lagrima.Estaba nervioso, el examen era de ingles y nunca me habia ido bien, pero me sentia capaz, siempre me senti capaz de las cosas aunque luego fracasara siempre lo volvia a intentar.Llego la hora,todos sentados esperando a la profesora que mas o menos era un especie de adulto mas evolucionado con respecto a los otros, parecia que sabia lo que pensabamos, con un gran instinto deborador y un gran control sobre los adolecentes. Entro con una mirada desafiante pero a su vez seria, sin mover ningun musculo de la cara, llamo a dos de mis compañeros y les dijo que repartiera los examenes,llego el mio, respire ondo y cogi el boligrafo, pero un golpe de aire que senti en mi cabeza me hizo temblar y ver todo borroso, apoye la cabeza en la mesa y vi ante mi como todo daba vueltas y vueltas como si el mundo se hubiera vuelto loco, una compañera que habia al lado mio se dio cuenta de mi estado y rapido llamo a la profesora que vino a ayudarme, me llevo al lavabo y me dijo que me tranquilizara, que no pasaba nada, solo un mareo, pero yo por dentro sabia que no era un susto, que todo lo que habia sentido en ese momento no podia ser un susto, los sustos solo duran momentos, momentos que parecen eternos, pero yo llevaba dos semanas con miedo.Llamaron a mis padres, que vinieron a buscarme, me llevaron a casa, todos me trataban de forma extraña, como si estubiera echo de cristal y tubieran miedo que me rompa en mil pedazos y jamas pudieran volver a reconstruirme.Estube en cama tres semanas, recuerdo que vinieron a visitarme tres médicos, cada uno al verme ponia una cara distinta, recuerdo el primero que vino, sonreia como si acabaran de darle el titulo, y me daba un aire de inseguridad, no se por que, me toco la frente, me dijo que me levantara y que le explicara lo que sentia, suelen ser graciosos los médicos, te prguntan cosas que ellos deberian saber, nadie va al médico por que sabe lo que tiene, van por que quieren respuestas, pero yo tranquilo le respondi que la cabeza no paraba de dolerme, y que el estomago paracia una batidora, se rió, pero yo hasta el día de hoy sigo sin encontrale la gracia, me dio la mano, una mano que recuerdo que estaba fria.

 

El segundo médico era mas bien una persona mas seria, yo diria que de unos treinta y ocho años, no se reia, solo me miraba con cara de preocupación, estubo hablando conmigo un rato haciendome preguntas raras como cuantas veces hiba al baño y si dormia bien, yo sonreia y cada pregunta era mas curiosa que la anterior, pero bueno, los médicos en si siempre me han resultado curiosos.

El tercero fue especial, nisiquiera me miro a los ojos al entrar, algo que observo de la gente al pasar delante tuyo es su mirada, define mucho a una persona, pero este no me miro, paso de largo, hablo con mi madre y se fue.Me quede dormido pensando, no paraba de pensar, mi cabeza era como un panal de abejas que no paraba de trabjar día y noche, pensaba en miles de cosas, como cuanto habian avanzado en el colegio, o si esa chica que me gustaba y yo a ella se acordaba todabia de mi, si yo lo sabia, tres días antes de que pasara lo de los mareos,mi amigo marcos habia conseguido hablar con ella y sacarle información vital,por lo menos para mi, yo le gustaba, y ella a mi, pero mi timides era demasiada dominante y nunca llegue a decirle mas que un te quiero, parece mucho, pero cada vez que la miraba un te quiero no valia nada, cosas especiales recorrían mi mente, o simplemente me quedaba en blanco y soñaba con tocarla y recorrer el cuerpo con miles de besos, pero siempre fueron sueños. Blog de divulgación científica

Al despertarme note que mi madre estaba guardando mi ropa de forma muy ordenada, si, demasiado ordenada, todo el mundo sabe que las madres ordenan las cosas de sus hijos, hasta el ultimo e insignificante objeto que tal vez nosotros no habiamos visto, pero ella con toda la dulzura del mundo lo encuentra, sonrie y dice la tipica frase de madre, !!!este chico no cambiara nunca!!!, pero esta vez el orden era raro, por que no estaba ordenando libros, o cd, sino mi ropa, que llevaba mucho tiempo gurdada en los cajones, por que mi ropa habia variado de ser los tipicos pantalones deportivos a un pijama y una sudadera.Algo raro vi, que estoy seguro que no olvidaré, mi madre guardaba la ropa en una caja de carton que tenia escrito mi nombre con rotulador negro, pero no solo mi ropa,sino que tambien trofeos, medallas, libros y todo lo que había en la habitación ya estaba guardado, en las paredes las cuales días atras habian estado llenos de posters de grupos de musica, personas famosas o fotos de mis amigos ya no estaba, las habian arrancado.

Mi madre se giro hacia mi y me miro directamente a los ojos, ella sabia como mirarme, las madres saben como mirarte, y ella lo habia echo toda mi vida, al verle los ojos lo comprendi todo, las respuestas fueron llegando como por arte de magia, mi madre me miraba y lloraba, lloraba como un bebe recien nacido, jamas habia visto a mi madre llorar asi, tenia ganas de abrazarla y decirle como ella lo habia echo miles de veces que no pasaba nada, que todo se mejoraria y que solo era un mal momento, pero no podia, ya no, todos mis deseos ya eran en vano, jamas lo volveria a hacer, por que nadie hiba a poder hacer levantrme de la cama, nunca mas hiba a sentir ese rico olor a comida los sabados al levantarme despues de una noche de fiesta con mis amigos, ya nunca volveria ha escuchar a mi padre protestar por que no le hacia caso, ya todo estaba en mis recuerdos......por que ya estaba muerto, la muerte habia golpeado a mi puerta de noche, una noche como cualquier otra, una noche como otra en la que yo no paraba de pensar, con su mano fria habia alcanzado los latidos de mi corazon, dejandolos en suspension eternamente.Al parecer el ultimo médico, ese hombre tan serio, el que hacia esas preguntas que tanto llamaban mi atención,habia notado un tumor en mi cerebro, era muy peligroso y esto era la causa de mis dolores, se habia perdido mucho tiempo pero aun quedaban esperanzas, siempre hay esperanzas si se buscan con el corazón.

Esa era mi ultima noche en casa, al otro día hiban a llevarme al hospital para empezar un tratamiento muy efectivo y asi poder curarme, y cumplir mis sueños, el primero que hiba a cumplir seria el de besar y decir todo lo que sentia a esa chica, pero algo salio mal, y mi corazon ceso,las estrellas lloraron por ultima vez sobre mi hombro solo una noche y las cosas hubieran cambiado,

todo hubiera mejorado, pero el destino no quiso, y aqui estoy ya sin vida y viendo como mi madre sufre por mi, por que aunque no lo sepamos los padres sienten mas dolor que nosotros cuando estamos enfermos, nuestros padres aunque sean los mas cascarrabias que alla darian su vida y mas por salvar la nuestra....

*Mandar esto a quien vos quieras, esto solo es una historia, pero las historias, alguna vez fueron o seran verdad*ToMmY

[email protected]

El Autor de este relato fué ToMmY , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=61&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos terror Hechos reales Cosas que pasan

Relatos cortos terror Hechos reales Cosas que pasan

Todo comenzo mas o menos hace dos años y medio,despues de tanto tiempo sigo sin saber el por que, pero bueno, ya no me importa. 'Cosas que pasan' 'Cosas que

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-hechos-reales-cosas-que-pasan-2278-0.jpg

2020-08-12

 

Relatos cortos terror Hechos reales Cosas que pasan
Relatos cortos terror Hechos reales Cosas que pasan

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences