Relatos cortos criticas Criticas de Cine American Beauty, mi humilde opinión

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

American Beauty, mi humilde opinión.

He comprobado que AMERICAN BEAUTY es uno de esa pelis que no suelen dejar a nadie indiferente. O gusta mucho (y hay quien en ese exceso de placer, le da por buscar y rebuscar significados ocultos y metáforas cósmicas sobre el qué y el quién -de donde venimos a donde vamos-); o no gusta nada (y a algunos les da para echarla abajo y acusarla de historia ácida basada en la risita tontaina, y con pseudo-erotismo pedófilo de por medio). Yo, en mi humilde y modesta opinión no creo que ni sea una obra maestra del cine, ni que sea un bodrio (o como decía una "Esta no es otra estúpida peli americana").

AMERICAN BEAUTY no sé si es o no el "american way of life" (yo -por suerte o desgracia- no soy ni estadounidense ni americano (q puede ser o no compatible, pero que no es lo mismo, aunque sea más fácil llamar "americano" a un tipo o tipa, nacida en Ohio o en el Bronx, que llamarlo "estadounidense").

El director de la película tampoco es americano, lo cual -digo yo- que le dará una visión menos edulcorada de la propia sociedad en la que se ha ido a vivir y trabajar. AMERICAN BEAUTY tiene esa mezcla de comedia y drama, (que si a alguien le parece que es algo nacido hoy, que se lo haga mirar, porque esa mezcla de risa y lagrimilla es la base de la filmografía de Billy Wilder o Luis García Berlanga). Hay gags de comedia de carcajada, como cuando, en la cocina de su casa, Lester que bebe una cerveza, es informado que la rubia lubrica va a pasar en su casa la noche (y se le sale la bebida por la nariz); o cuando van a ver el partido, con las animadoras, Lester de camino hacia su asiento en las gradas, tropieza, al más puro estilo Buster Keaton, y desaparece por un segundo.

Para mí, AMERICAN BEAUTY tiene cosas muy buenas, y muy bien hechas; y otras muy malas, y

mal terminadas. Primero lo malo, ¿vale? En la visión global del film hay un error. Pero es tan habitual que si alguien lo discute pasa a ser un dichoso quisquilloso (quiero dejar claro de entrada, que yo no soy de esos que paran y tiran pa´tras a cada plano para ver si el prota sigue cogiendo el vaso con la misma mano, o si le ha crecido un milímetro la barba en un par de escenas. Yo me siento y me dejo seducir por la película, y punto). La historia está narrada desde el punto de vista de Lester (Kevin Spacey), lo dice él mismo al inicio, y es un flashback (cuenta lo que era su vida y la de su familia antes que se muriese). En el 99 % de pelis con un flashback , el que cuenta el flashback acaba por contar cosas que no ha vivido, y q por tanto, no podía oír, ni ver (ni en consecuencia: contar). En el film, vemos la infidelidad de su esposa (Annette Bening) o las escenas de escuela de su hija, o la hija con su novio, o peleas entre el novio y su padre "el de la vajilla nazi"; todo esto es algo que Lester no ve, ni oye... Desde un punto puramente objetivo (teórico, por tanto) toda escena en que Lester no esté presente o con la oreja y el ojo pegado tras la puerta, o se la cuente alguien antes... no la podría contar. Sigo, cuando a Lester le disparan, la peli no termina ahí, sino que sigue unos segundos más; vemos a su mujer que esconde el arma, vemos lo que hacia Mena Suvari (la rubia) en el baño, lo que hacia la hija de Lester y su novio.. (¿cómo lo puede saber Lester si ya está muerto sobre la mesa de la cocina?). Ya, ya, ya... ahora pensáis que soy un dichoso quisquilloso...

Olvidemos esto. "Aceptamos barco como animal acuático" (supongamos que una vez muerto, uno

tiene derecho a ver el mundo y su vida, como una peli, incluyendo lo que hacían los demás mientras

uno estaba -como dice Lester- "encerrado en el baño cascándosela"). ¿Vale? Dejad de llamarme

dichoso quisquilloso, y sigamos, ¿de acuerdo?

El segundo punto que no me gusta, ya es algo puramente personal. A mi no me gusta. No me gusta

como tras seguir una historial lineal (aún dentro del flashback), y partiendo de la base q él que cuenta

la historia ya está muerto, el final se abre de repente como un abanico de novela de Agatha Christie,

en el más puro estilo "whodonit" (quien lo ha hecho. ¿Quien ha matado a Lester?). A mi, una vez he

reído y me ha emocionado Lester, no quiero que muera. Y por tanto, la especulación de telenovela barata sobre quién ha sido el asesino, con la aparición repentina de varias armas, y varias personas con un móvil para matarlo, me sobra. Entiendo -es lo q entiendo yo- que la paradoja de la vida de Lester es

que justo cuando es feliz, muere.

Y el tercer punto que no me gusta, es algo, un detalle, una escena; un momento que sirve para un giro

final y explicativo de la actitud de un personaje durante toda la peli, que no solo me parece simplón y vulgar sino que -para mi- podría ser, simplemente prescindible. Es el arrebato gay que le coge al vecino nazi. (en esa noche de lluvia que se planta en el garaje de Lester, y tras abrazarlo, lo besa). Esa escena va metida entre la pelea que el vecino nazi tiene con su hijo (cuando el chico le miente y le dice que sí,

que es un "gigoló-gay") y la escena final donde se venga de sus fantasmas usando la única forma de

expresión que sabe: la violencia.

Para mi esa escena del arrebato gay me parece no solo innecesaria, sino que da entender todo una

explicación moral que más o menos la podríamos traducir así: "el vecino nazi odia a los homosexuales, porque él es, en realidad, un homosexual reprimido". Como "lifemotive" me parece más propio de una telenovela para adolescentes de Antena 3 o Tele 5 (De TVE no, desde luego, porque estos temas "espinosos" solo ocurren alrededor de Ana Obregón o en el teatrillo de "Noche de Fiesta", y son todos personajes de cartón piedra basados en tópicos y clichés baratos y arcaicos, del estilo de "catalán-agarrado", "andaluz-saleroso").

Y ahora lo bueno. Que también hay, y mucho.

Lo que más llama la atención nada más entrar en AMERICAN BEAUTY, es la repetición a modo de preludio de simbolismo del color rojo. Ejemplos: sobre la mesa del comedor, siempre hay un

ramo rojo. El coche que se compra Lester, es rojo. La puerta de su casa, es roja. Incluso un vestido

de Annette Bening, es rojo. Rojo es el color del piloto de la cámara del vecino voyeur. Y desde

luego, rojos son los labios de Mena Suvari, y rojos son los pétalos de rosa con los que sueña Lester Chupete Personalizado Lovi azul

que le caen, o que nota en su boca tras "besarla". (rojo, pasión, deseo... ya sabeís).

Lo mejor pero, no es esto, tan simplón, sino la evolución de los personajes, y como para todos Sam

Mendes (o el guionista Allan Ball) tiene preparado un giro final. Sin duda el más bonito, y el que sorprende a la mayoría de gente es que tras meses de pajas mentales (y no mentales) y pesas en el garaje, a Lester le de por no acostarse con Mena (algo que hubiéramos echo todos, y ahora no lo neguéis). Ese giro final viene inducido por otro más curioso aún, la confesión de Angela (Mena Suvari) que es virgen

(cuando se ha pasado toda la cinta pavoneando su ritmo de vida de saltar de cama en cama, y aspirar a ser una reina de la belleza de plástico americano). Ese giro en el personaje de Angela es el que te permite entender como Mena Suvari y la hija de Lester son amigas. En la vida real eso nunca ocurre. Mena representa la prototípica "jefa de animadoras" sexy, despreocupada de la realidad y ocupada en satisfacer y satisfacerse a ella misma. Y la hija de Lester, q por contra, es la prototípica adolescente silenciosa e invisible, soñadora y pesimista, con trastornos de locura y que se refugia en ella misma (y al mundo que le den). En la vida real "una animadora" y una "loca" nunca son amigas (nota: la hija de Lester también es animadora en la peli, pero cuando digo "animadora" me refiero no al echo de animar, sino al modo de vida de las rubias de ojos azules, y curvas húmedas de las pelis estadounidenses). Son amigas, como se explica al final del film, porque Mena necesita a una "loca" para que su vida falsa (chicos+futura fama) le sea creíble, pues cuando Mena se queda sola (real y metafóricamente) le da por hundirse, y se entrega a los brazos de el único ser cálido q hay cerca (cálido... más que cálido, caliente como una estufa, que es Lester). Si Lester se hubiese acostado con Mena, ya no hubiera terminado feliz, pq se habría aprovechado de una situación de debilidad para satisfacer un instinto básico, y eso -o eso dicen los teólogos de la moral- lo hubiese echo sentir sucio.

Y si se hubieran acostado, Lester pasaría de ser un soñador (humano, como todos), a ser un pedófilo, y por muy "fuerte" o ácida critica a la sociedad (o suciedad) americana, eso no se lo hubieran perdonado (y no a Lester, sino quizás a Sam Mendes. En el lujoso Hollywood, el recatamiento sexual en las películas sigue siendo la mejor vía (no en vano la política tanto de Bush, como de Clinton antes, en

temas de sexualidad, sigue abogando por la "contención y represión de impulsos"; castidad, lo llaman). El caso es que su "no" a acostarse con la pálida de piel Mena, lo eleva al olimpo de los que han visto más allá de la simple y llana satisfacción del cuerpo (algo con lo que podemos o no estar de acuerdo).

Otros detallitos que hacen de esta una buena peli, son, por ejemplo el hecho de no contarnos la

"terrible infancia" del vecino voyeur (algo se cuela, y algo se nos dice, pero por suerte no hay un

flashback dentro de otro flashback para ver cuan desgraciado fue ese chico). Hay para el recuerdo,

el momento "freak" de la vajilla nazi (algo con lo que no sé si reírme o llorar), y desde luego quedan

en la memoria todas esas fantasías húmedas de Lester con Mena Suvari. Calculo que tras la visionado de la peli las ventas de flores o pétalos de rosas rojas (a cajas directamente) habrá aumentado, y más de uno le dará para llenarle a la mujer/novia/amante/pareja la bañera o la cama de flores. (Al fin y al cabo, tras el estreno de "El último tango en París" las ventas de mantequilla se triplicaron... o eso he leído, yo por esos años aún me faltaba mucho para nacer).

¿Os gustaría ver una segunda parte de AMERICAN BEAUTY? A mi no. No, porque quizás sería

muy mala. Acusarían a la mujer de Lester de asesinato (ese falso culpable, sería el motor de la peli).

El vecino nazi se ahorcaría (matando primero a su mujer. Un personaje q sin decir apenas nada, se le

lee: años de humillación, dolor y sufrimiento tragado). La pareja "freak" de la hija de Lester y su novio, acabaría bien si la peli fuese mala, y acabarían mal, si la peli fuese buena (quizás él le diese por comprarse un rifle y entrar en su instituto al más puro estilo "Asalto al Rancho Waco"; quizás ella se suicidase también. Quizás buscarían otra actriz, pq esta pediría un pastón para hacer lo mismo, y el director -q no sería Mendes- quizás contratase a la "adolescente suicida y freak de América": Christina Ricci, y quizás incluso -y eso ya es mucho imaginar-, harían un amago lésbico con Mena Suvari, que haría llenar los cines de gente a la espera de ver... algo que en el fondo no se vería ). Y el punto bello quizás sería Mena (que desde luego perdería la virginidad hacia el minuto 65 de peli, y sería feliz el resto de su vida, sin pero, poder cumplir sus sueños de ser actriz estrella, o estrella actriz). Los únicos que seguirían igual serían los vecinos gays, que regarían el jardín o harían footing de camino a uno de esos Dunkin´Donuts, donde aparecería el amante de Annette Bening, a quien su mujer le pediría el divorcio y se quedaría con su fortuna, obligando al "Rey de la Inmobiliaria" a servir hamburguesas felices. El toque surrealista de esta segunda parte lo aportaría Bill Clinton, que haría un cameo en la peli. Solo es una fantasía... tranquilos.

Para terminar, yo creo que el mensaje de AMERICAN BEAUTY es positivo. Quizás penséis que

desvarío, pero... tanto lo que saca el vecino voyeur de gravar "la belleza", de como el viento se lleva

una bolsa de plástico, como las últimas frases del discurso de Lester son en la misma dirección "a

veces en la vida hay tanta belleza que debo cerrar lo ojos...". Es un mensaje de esperanza, y de fe en

que pese a todo, aún quedan cosas bellas. Y Lester muere feliz (y esto os lo dice un pesimista de no

veas...).

American Beauty, mi humilde opinión.

Leo Bennacker

7-5-03

P.D. : Todo esto lo podría resumir en: pues a mi me gustó. ; )

"American Beauty" -1999- Sam Mendes.

El Autor de este relato fué Leo Bennacker , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1027&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos criticas Criticas de Cine American Beauty, mi humilde opinión

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20