Relatos cortos eroticos Desvirgaciones Día 4

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Martes 8 de enero del 2,002

El ruido de agua que se estrellaba contra el piso me sirvió como despertador.

Saliendo con dirección a la cocina, dos cuerpos envueltos en toallas cruzaban ante mí. Las pequeñas al percatarse de mi presencia abrieron las toallas y me nostraron sus cuerpos desnudos y rozagantes.

Yo inicié la carrera para cortarles el paso a su cuarto pero sólo alcanzé a palmearle las nalgas a mi prima.

- ¿Qué son esos gritos?- inquirió mi madre.

- No es nada mamá.- contesté simulando. Son esas dos locas, no sé que tienen.

El día transcurrió simple y monótono en la casa. Y tan sólo esperaba que dieran las cinco de la tarde para que mi madre se fuera a la capilla de nuestra urbanización, la cual para mi fortuna, ella era encargada.

Al sonar el relój, un silencio se apoderó de la casa, y el azotar de la puerta de la calle llenó ese vacío.

- Ya se fue mi tía.- dijo Stefany.

- Sí, ya lo sé.- contesté.

Nos metimos presurosos al cuarto y sus ropas volaron hasta la mesa de noche.

- Pónganse para hacer el sesenta y nueve.- dije ordenando.

- Ya, está bien.- contestaron las nínfulas.

Sus habilidades iban en aumento con cada día que pasaba, a la par que sus deshinibiciones.

- Oye, ¿sabes otras poses, cierto?- preguntó mi prima.

- Por supuesto, sólo esperaba el momento oportuno.- dije.

- ¿Y entonces qué hacemos?- preguntó Anita.

- Bueno, yo me quedo así como estoy.- dije orientando. Una de ustedes se sienta encima para que mi pene entre en su vagina.

Stefany se deslizó hasta mi vientre y fue siguiendo cada uno de los pasos indicados.

- Me pongo así, ¿cierto?- preguntó.

- Aja, así esta bien.- dije aprobando. Ahora dirige mi pene hasta tu vagina.

- A ver un momentito.- dijo ella, mientras su mano orientaba mi pene. Ya lo puse ahí.

- Ya, ahora lentamente ve sentándote sobre mí.- dije. Sigue así primita no te detengas.

- Sí, ya siento que está entrando.- contestó eufórica.

Dirigí mi mirada a Anita quien me sonrió dulce e inocente.

- Sigue deslizándote Stefany.- dije animándola.

- Ahhhhh... que rico se siente.- contestó gimiendo y cerrando los ojos.

Al entrar completamente dentro de ella, le indiqué que subiera y bajara según el ritmo que impusiera. pantiehosefetishpic.1blogs.es

- Uhm, que bien te mueves primita.- dije fascinado. También puedes restregarte y moverte haciendo círculos.

- Ah,ah,ah... ¿así quieres que me mueva?- preguntó mordiéndose los labios.

- Así mismo, primita querida.- respondí.

Después de un rato de gozar a Stefany, le llegó el turno a su amiga.

- Suficiente pequeña.- dije agitado.

Mi prima se levantó y se hizo a un lado, dejando a la luz mi pene erecto y lubricado. Anita se acercó y procedió a colocarse.

- ¿Así está bien?- preguntó inocente.

- Sí.- dije sencillo. Ahora has lo mismo, dirige mi pene hacia tu vagina.

- Uhm... ya está.- dijo sonriendo.

- Ve sentándote suavemente.- dije, mientras la tomaba por la cintura.

- Ah,ah,ah... ya está entrando.- dijo. Se siente más grande que las veces anteriores.

- Ja,ja,ja, está igual.- contesté riendo. Lo que ocurre es que con esta pose entra prácticamente todo.

- Aya, con razón.- dijo, mientras iniciaba el sube y baja.

Mientras la pequeña brincaba como toda una experta, yo frotaba sus turgentes senos y apretaba con mis dedos sus pezones.

- Ayyyyy, que rico se siente.- profirió sin detenerse.

- Uhm, eres hermosa mi niña.- contesté.

Atraje su cuerpo hacia mí hasta tener sus deliciosos pezones al alcance de mi serpenteante lengua. El ritmo que imponíamos era trepidante y sus cabellos alborotados caían por su rostro.

- Echate Anita.- dije ordenando.

Sus largos cabellos rubios cubrían mi rostro y nuestras bocas se encontraron lujuriosas. Los gemidos se fueron incrementando, gotas de sudor bañaban nuestros cuerpos y el final parecía no llegar. Un espasmo recorrió nuestros cuerpos y el orgasmo se disolvía entre susurros. Nos quedamos largo rato abrazados mientras recobrábamos el aliento.

- Sigues tan deliciosa como la primera vez.- dije tiernamente. Me gusta mucho hacerte el amor.

- A mi también me gusta hacerlo contigo.- replicó sonriendo.

Nos besamos dulcemente mientras mi prima se acercaba. Las tres lenguas jugaban lascivas y húmedas.

El Autor de este relato fué Laszlo , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=7054&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Desvirgaciones Día 4

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20