Relatos cortos eroticos Desvirgaciones Perdiendo la virginidad

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Lo que a continuación os voy a narrar es como perdí mi virginidad.

Hacia dos días que había terminado el curso y había aprobado todas las asignaturas, mi amigo Juan y yo estábamos en su casa planeando la fiesta del próximo fin de semana para celebrar el fin del curso, sus padres estaban en la casa de campo durante poco mas de una semana. La verdad, Juan tiene un morbazo, es alto, moreno, unos ojos oscuros preciosos y un cuerpazo de infarto.

Estábamos hablando y como la mayoría de las veces en que hablamos a solas salió la conversación sobre sexo, yo sabia que uno de esos días acabaríamos enrollados pero no me imaginaba como.

Hablábamos, hablábamos, roces, mas roces, hasta que terminamos besándonos.

Estábamos tan calientes que no nos quedamos hay, seguimos adelante, Juan bajo hasta mi cintura y me quito los vaqueros, volvió a subir y me quito la camiseta y el sujetador, empezó a lamer mis pezones que parecían que iban a estallar, se aparto un momento y se deshizo de su pantalones y entonces, hay estaba, su polla era tan grande que le sobresalía de los boxes, media unos 25 cm de largo y unos 7 cm de diámetro.

Me puse de rodillas frente a su aparato y empecé a lamérsela, se la chupaba del capullo a la base, le lamía los huevos, mientras tanto mi amigo jadeaba y movía mi cabeza el ritmo de la mamada, me dijo que parara cuando estaba a punto de correrse. Pelea de taberna – Cloneball – Hearthstone Top Decks

Me bajo mis braguitas y me lamió todo el agujerito, me lamía el clítoris con tanta dureza que tuve un orgasmo, metió dos dedos y mi coño, luego tres, y como vio que yo pedía mas, entre gritos y jadeos, se puso un condón y me la metió despacito hasta que me rompió y perdí la virginidad, después de tenerla dentro de mi empezó a moverse rítmicamente, el dolor que sentí en un principio se convirtió en placer después, me daba grandes envestidas y yo gritaba de placer.

-Ah, cabrón me vas a romper- gritaba yo, arañándole la espalda a mi amigo.

-Ahhgs, toma puta ¿te gusta mi polla?- me decía, con los ojos en blanco y dándome una buena follada.

Antes de que el pegara un pequeño grito y se corriera yo ya había tenido un par de orgasmos.

Después cuando nos despertamos en su cama, me puso a cuatro patas y me dio por el culo mientras me masturbaba por delante, volví a tener un orgasmo fantástico cuando el se estaba corriendo.

Desde ese día mi amigo y yo nos pasamos horas hablando sobre sexo y por supuesto follando a lo grande.

Espero que os haya gustado.

El Autor de este relato fué Lactita , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1568&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Desvirgaciones Perdiendo la virginidad

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20