Relatos cortos eroticos Hetero Después del Gym

 

 

 

El ambiente entre mi novia y yo había quedado bastante caldeado después de habernos exitado mutuamente en el gimnasio y haber sido interrumpidos por el cuidador del lugar. Yo huí del camerín de chicas donde había tenido lugar la lamida más exquisita que hube de dar a una chica. Con algo de orgullo machista debo afirmar que me contuve de meter mi verga en ella -a pesar de haberla tenido empapada toda en las duchas del recinto y de sentir que mi miembro explotaba- y mi boca toda la tenía temblando.

Al llegar a casa sonó el teléfono. Era ella invitándome a salir al lugar que sea, pero donde continuar con lo no acabado. Quedamos de juntarnos a un par de cuadras de su casa. Allí había un parque precioso.

Nos juntamos, nos besamos y, para mi sorpresa, me dijo q desde hace horas que estaba exitadísima mentalmente, que no paraba de recordar lo de antes y q quería más, allí mismo.

 

Temeroso y pudoroso la cogí de la mano y nos tendimos tras unos arbustos. Ella estaba vestida con un exquisito jeans ajustado y un polo de algodón en rojo con Mickey estampado, se sentaba sobre mis muslos, arrastrándose, rozando con la cara interna de sus piernas, de su vagina aún arropada hasta mi pelvis.

Instintivamente puse mis manos en su cintura y la atraje más hacia a mí. Sentí su pelvis adherida a la mía, luego, mis labios y mi boca toda empaparse de la humedad de su lengua, de sus besos más y más cachondos. Sentí su pezones punzándome, su vagina casi aspirando mi pene. Estaba muy encendido. Ella, también, por lo que pude ver en su jeans humectado.

De pronto, incomodísimo por el lugar, decidí urgar entre su pantalón. Una vez desabotonado constaté q no había tanguita. Mis dedos medio e índice se colaron. Ella, pegó más su pecho y su abdomen contra mí. Su rostro reposó sobre mi hombro y comencé a gatillarle. Sentía cómo mordía mi clavícula, mi cuello mientras lo hacía.

Mis dos dedos se hundían y mi pulgar jugueteaba en la base de esa vagina simplemente exquisita.

- Dame, dame, dame...- me decía deliciosa su voz temblorosa.

Al rato, entre la exitación, me percaté de mi propia calentura. Mi verga estaba a mil. Coincidentemente una de sus manos arrojadas sobre mis hombros bajó hasta ella y le rozaba sobre mi pantalón. Le rozaba suave, gemía suave aún con mis dedos en su interior. No atinaba sino a rozarle, a gemir, a menear sus caderas y eso me ponía cachondísimo.

Decidí abandonar el gatilleo. Llevé mis propios dedos a mi boca y los chupe. Su sabor era exquisito. Me miró mientras hacía aquello y, apoyándose primero en el pasto y logrando ponerse frente a mi, me besó la boca, se equilibró sin afirmarse y sentí sus manos en mi pantalón. Bajó suavemente mi cierre, quitó el botón y sostuvo mi boxer. Un acto reflejo me llevó a elevarme centímetros del suelo sin dejar de besarla. Sus manos rondaban ahora mi falo, subían y bajaban sutilmente. Apretaban igual que sus labios a los míos. Me hacía una paja deseada dese hace horas por mi verga. De súbito, sus labios se despegaron de los míos, corrió su cabellera hacia un costado y depositó la puntita de su lengua en mi glande. Temblé Scifi books reviews

Recorrió luego todo mi miembro con la sóla punta de su lengua, envolviendo luego mi cabecita con su boca, apretándola con su lengua y su paladar mientras entraba y salía. Lo mamaba exquisito y, mejor aún, sabía q había que inclinar el pene hacia abajo para reducir la exitación a ratos.

Lo mamó, lo mamó sabroso y luego, comenzó a masturbarse ella. Soltó sus manos y su boca de mi pija y decidió masturbarse un par de segundos. Me miraba extasiada. La vi levantar sus caderas, la vi como una diosa dantesca sobre mí acercarse más a mi abdomen y le escuché decir algo así como "cómo me tienes bebé"

Sostuvo mi verga entre sus manos y apuntando fino, su cuello echado atrás, lo dejó entrar suave, despacio, milímetro a milímetro... ahhhhhhmmm... se escuchó de entre ambas bocas... me empapaba, me apretaba, me succionaba todo, me quemaba su vagina en torno a mí... ahhhhh.... pensaba o susurraba o gritaba, ya no lo sé...

De pronto, me concentré en el sonido de aquella humedad sometiéndose, el instante entre que mi pene entraba completo en ella por primera vez se hizo eternamente exquisito. Luego, sólo escuchaba aún más fuerte y más calentón el sonido de esa humedad, mis gemidos, los de ella...

Mis manos deseaban arrancar sus pechos, mi boca, quedarse con sus labios, con su lengua, mi verga, partirla en dos así montada, encaramada e inquietísima. Así se lo hice ver pellizcando duro sus pezones, mordiendo entre mis labios los de ella, agitándome, moviendo en círculos mi pelvis mientras ella también lo hacía y, posteriormente, tumbándola sobre el césped e intentando debastarla a embestidas.

Aquello estaba muy cachondo. Sentía q, al menos yo iba a acabar pero no lo quería, quería seguir atacándole su coño, comiéndome su boca.

Cómo dice el dicho, todo debe acabar y acabé, acabé explosivamente dentro de ella y lancé un alarido descomunal.

- Mastúrbame, anda, mastúrbame que ya me voy papi -me decía cachondísima ella.

Y le dí, le dí mis dedos y ella hundió los de ella también. Se retorció, sus caderas se levantaban, su boca se abría y seguían los dedos allí, los de ambos, hundidos, pegados, tragados por su vagina. Su respiración se frenó, su cadera se alzó... Ahhhhhhhhhh le escuché decir segundos después.

Temblamos. Nos besamos. Vi mi verga caída y mi calentura volviendo a aumentar y sus ojos mirándome como incitando a más, pero preocupados por el derredor. Nuestros pantalones subieron. La calentura sobrante, la guardamos para luego...

El Autor de este relato fué Kike , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=13802&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero Después del Gym

Relatos cortos eroticos Hetero Después del Gym

El ambiente entre mi novia y yo había quedado bastante caldeado después de habernos exitado mutuamente en el gimnasio y haber sido interrumpidos por el cuida

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-eroticos-hetero-despues-del-gym-1102-0.jpg

2020-05-17

 

Relatos cortos eroticos Hetero Después del Gym
Relatos cortos eroticos Hetero Después del Gym

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente