Relatos cortos eroticos Hetero La comercial

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Era una mañana de verano, para ser más exacto era una mañana de agosto, había vuelto de mis merecidas y disfrutadas vacaciones estivales. No tenía que acudir a la oficina hasta primeros de Septiembre, pero esos dias que me quedaban de asueto sobre todo las mañanas quería aprovecharlos para ordenar todos aquellos papeles que tenía amontonados.

Estaba solo en la oficina, ya que nadie debía esta allí, hasta septiembre como anteriormente comente, serían aproximadamente las diez de la mañana estaba enfrascado en mi tarea cuando sonó el timbre de la puerta, en un principio no pensaba abrir, pero hice todo lo contrario a lo que mi mente pensaba, abri la puerta y delante de mi aperecio un morenaza de escandalo, alta 1,78 cm, pelo largo, morena de cabellera y de piel, su piel había sido tostada por el sol, una larguisimas piernas, que dejaba ver, llevaba un minifalda, ojos negros como el azabache, labios senxuales, pechos juguetones, vamos lo que se denomina como un pedazo de bombón.

Ella se presento, me comento que sustituia al anterior comercial de la zona, su cometido era la información a los clientes de los nuevos productos de material de oficina y anexos. Como es lógico la deje entrar y nos dirigimos a mi despacho, empezamos hablar me comento las novedades, etc..., la comversación era muy amena y distendida, no había prisa no tenía nada mejor que hace sino atender a esta señorita tan simpatica y tan buena. El tiempo paso volando entre comentarios de esto, de lo otro, risas, hablamos del verano. Ella al igual que yo había disfrutado de sus vacaciones, había estado en la playa al igual que yo, así paso hora y media. En ese momento de tan buen rollo, la invite a tomar un pequeño tentepie en la cafeteria que esta enfrete de nuestra oficina. Ella afirmo mi propuesta con un si rotundo, me comento que no tenia muchas entrevista planificadas y que disponia de su tiempo libremente. Bajamos a la cafetería, tomamos unos montaditos y una cervecitas, el oportuno cafetito y volvimos a mi oficina. Una vez allí me pregunto donde estaba el lavabo, le indique donde se encontraba y se fue hacia allí, yo hice lo mismo pero yo me fui al de caballeros, me refresque la cara y volví a mi despacho, al rato aparecio nuevamente ella, se había estado refrescando y perfumando ya que su aroma se palpaba en el ambiente. Empezamos de nuevo la charla y comentado las novedades del nuevo catalgo y en una de esas, ella se levanto para mostrarme una fotografía de ese catálogo, se colocó a mi lado y se inclino para mostrarme algo...."ahora ya no recuerdo el que era"..lo que si recuerdo es que me gire para mirarla a la vez que ella hacia lo mismo, y no se porque pero un impulso me hizo besarla, darla un beso calido en esos sexsuales labios que tenía, no quería despegar mis labios de los suyo, entre otras cosas por dos motivos uno y principal porque era delicioso besar esos labios otro y temido que ella me soltara un bofeto. Me separe de ella para ver lo que ocurria y si poder creerlo ella me sonrío y me dijo - niño malo - y esta vez fue ella la que me beso, volví a sentir esos calidos y sensuales labios, mordisqueaba los mios con una delicadeza que me hacia sentir en las nubes, entreabri mis labios y sentí en esos momentos una lengua calida y tierna, estaba buscado con maestría la mía. Puse mis manos en sus caderas y la hice que se sentara en mis piernas, sin dejar de besarnos nuestras manos recorrian mutuamente nuestros cuerpo, ella sintio como mi sexo había respondido desde el principio a su cuerpo, esta duro bastante duro. Ella al comprobarlo se sento sobre el y mientras nuestros labios seguian comiendose mutuamente y nuestras manos recorrian nuestros cuerpos ella hacia con su delicioso culito movimiento circulares sobre mi sexo, era alucinante, en un momento dado ella paro de moverse y empezó a besarme por mi cuello, mis orejas, empezo a desbrocharme la camisa, mientra besama mis hombros mi pecho, mis pezones, recuerdo que los mordisqueaba que gozada siguio bajando me desprendio de mi camisa y llego a mis pantalones desabrocho mi cinturo, el botón, bajo la cremallera, introdujo su mano en mis calzoncillos, cogio mi sexo, empezó a masajearlo, a la vez besaba mi pecho, bajando y subiendo por mi cuerpo, aquello hacia que me estubiese transportando a otro mundo, en un momento me bajo los pantalones y los calzoncillos y su boca bajo hasta mi sexo, introduciendoselo lentamente hasta que estuvo todo dentro, "dios" me estaba haciendo alucinar, creía que iba ha explotar en un momento dado, deseaba que aquello continuase, así que la retire de mi sexo, la apolle conta la mesa y empeze yo ha hacerla sentir hasta el máximo, bese nuevamente esos sensuales y calidos labios sus orejitas, su cuello, sus morenos hombros, le quite su blusa, su sujetador, pude observar que todo su cuerpo esta moreno, había sido tostado dulcemente por el sol...me acerque suavemnte con mis labios a sus pechos, los beses no se cuanto tiempo, que pechos tan ergidos, eran de esos poco caidos pero ligeramente hacia arriba con sus pezones como un hasta de toro, subciones sus pezones, los morisquee, ella emitia gemidos de gozo, fue bajando hasta parar en su omblio lo bese, segui bajando hasta llegar a su falda, la desabroche callendo esta por su propio peso al suelo, la falda dejo ver un tanga minusculo el cual olcutaba su sexo, bien rasuradito, beso su sexo sin quitarle el tanga, pero aquello no era completo, ella gozaba pero quería quitar esa minuscula prenda que nos impedia gozar hasta el máximo, el quite el tanga y su sexo quedo a la vista, le bese sus piernas, sus muslos, entreabri sus piernas y las bese por dentro hasta llegar a la ingle, y por fin bese su sexo, senti como gemia, como estaba gozando, entreabri su sexo para ver sus labios, los bese, los subciones y llegue hasta su botoncito mi lengua giraba sobre él, entreabri la boca y me lo subciones, eso la hizo casi explotar, pero no querái que se corriese, quería que aquello durase etermanente...la gire y en ese momento tuve su dulce,redondo y bello trasero delante de mi cara, la incline sobre la mesa, con lo cual tenía un primer plano de su culito, lo empeze a besar a masajearlo, mientras una de mis manos acariciaba su sexo, jugaba con su botoncito, encontre su orifico trasero y empeze a lamerlo a lubrificarlo, con uno de mis dedos que habian sido humedezidos por su vagina, lo introduje lentamente en su orificio, dio un pequeño respingo pero enseguida sigo dejandose hacer, la estaba masturbando por delante y por detras, estaba tan excitado que necesitaba hacer eso que mi mente me dictaba, me levante y humedeci mi sexo con sus flujos vaginales y muy despacio sustitui mi dedo por mi sexo, la estaba haciendo el amor por el culo, y ella se retorcia de placer, la gustaba disfrutaba con ello, mientra una de mis manos seguia masajeando su sexo. Creí que de nuevo me venía la explosión final, con lo cual saque mi sexo lentamente de su bello trasero, la gire hacia mi y nuestro ojos se encotraron, eran miradas de placer y gozo, querían más la tumbe sobre la mesa y empeze ha hacerle el amor, nuestro labios se besaban vigorosamente, nuestras lenguas se buscaban intentando saciar la sed de pasión y gozo, nuestro movimiento eran ritmicos, estabamos acoplados a la perfeción, mi boca besaba sus pechos, todo su cuerpo, ella me apretaba mi culo con su manos quería sentirme muy dentro de ella, era sublime, una gran gozada, cuando creía que ibamos a estallar de placer, ella me pidio que quería calbalgarme, yo no puse ningun reparo, nos tiramos sobre la moqueta y ella me empezo a motar, introdujo mi sexo en su sexo tan calido y humnedo que resbalaba solo, mis manos atenazaban sus pechos, ella subia y bajaba con un frenesi que hacia que mi cuerpo fuero con un gran globo a punto de estallar y en esos momentos los gemidos y los grito de ella me indicaron que estaba llegando a lo más al climax, entonce aproveche a que mi sexo estallase y asi fue me corri dentro de ella, una gran corrida que la humedecia ella a un más, fue un fran polvo, exahustos quedamos en el suelo, abrazados uno al otro, cuando recuperamos fuerzas, nos levantamos para ir al baño al lavarnos, en mi oficina tenemos una ducha, pero nuestra sorpresa fue que había alguien que nos había estando observando, era una compañera de trabajo, que tenía que recoger no se que cosa y que a causa de la pasión que pusimos en nuestro acto, no la habiamos oido entrar. Nos dijo que lo había presenciado la había puesto a cien y que incluso se había masturbado viendonos. Nos quedamos sin palabras, pero mi comercial dijo, q ue si quería particiapar se quedase a comer y después en la hora de la postcomida podría participar de otra sesión super sensual, pero esta otra historia será contada otro día.... 3 little tips for a successful manicure

Bred

El Autor de este relato fué Bred , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1271 (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero La comercial

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20