Relatos cortos eroticos Hetero la hija de mi jefe

 

 

 

ni siquiera queriendo ser presuntuoso con un titulo que suena mas a fantasia eterna que a realidad palpable, habria podido imaginarme que compartiria sabanas con la hija de uno de mis jefes, ni lo soñaba, bah..soñar si..

desde hace unos tres años trabajo para un correo privado visitando clientes y haciendo gestiones comerciales. Curiosa es esta actividad que mucho tiene de sensual pues en la amyoria de las empresas suelo tratar con mujeres, y no es un dato menor que mucho depende la calidez y la suspicacia para el mantenimiento de las relaciones comerciales.

Asi lo entendia Paola, Amalia, una escultural preciosura, devenida en secretaria, por ser hija de uno de los tres dueños del correo. Quien se paseaba delante de mis ojos, muy despreocupada con un desfile de escotes diferentes, con botonones que apenas hacian el aguante de unas blusas abarrotadas por sus pechos redondos, humedos, sinuosos como una abrupta ladera, donde mis manos hubiesen suplicado por iniciar el ascenso.. o el descenso.

 

Nos habiamos hecho muy amigos, como no, si las circunstancias quisieron que tanto ella como yo terminasemos con nuestras historias respectivas casi en la misma epoca, finales del año 2003 comienzos del 2004. Esto hizo que nos frecuentaramos en profundas y vanales charlas, donde poco a poco fuimos acortando distancias.

Ella se jactaba ante sus amistades y familias de contarme como un desinteresado amigo, quien pasaba por alto segundas intenciones animado solo por el intangible valor de una amistad pura e inocente. Por ello se entendia que fueramos a bailar, a cenar, al cine, a la heladeria, a caminar, a juntarnos los fines de semana, todo ello sin cama de por medio.

La chica tenia belleza. Candida, lucia sin rubores faldas y pantalones por igual. Quien no hubiese querido darle pelea a la cremallera que impedia a la vista las delicias de una bombacha bordenado la cintura, y una espalda reñida con la inocencia? Sin embargo no era tan inocente como parecia...

Habia una chica muy buena pero que no producia el mas minimo interez en mi, quien ha fuerza de la impaciencia me habia tornado en hostil de tantos intentos por su parte de enredarse conmigo. Amalia estaba al tanto, y siempre me sugeria que le diera un corte directo. Era en vano, pues mucho me preocupaba herirla. Por lo que un dia se le ocurrio la parodia de hacerse pasar por mi novia, segura de que mordiendo el anzuelo se dejaria de molestar.

Por ello un dia se presento en el dpto. que compartia con otra amiga y con la chica en cuestion, y sin mas preambulos, se fundio en un beso largo y humedo que no por no ensayarlo no lo creyeron, pues imbuido cada uno en su papel parece que habia mucho empeño.

la noche transcurrio entre chralas, peliculas, bromas y mucho de fastidio por parte de esta chica, que se sabia ya perdida las oportunidades conmigo. Pero al momento de dar por terminada la noche, y llegada la hora de descanzar, Amalia se vino conmigo, y tal como la planeamos dormimos juntos..

Ya le habia advertido yo, que podia pasar de todo, y ella con cara de ingenua, me decia ¿ estas seguro? Valla que lo estaba. olvidado el teatro, mis manos una vez cerrada la puerta, se enmarañaron sobre sus rizos cafe rojizos, al teimpo que sus ojos negros se eclipsaron tras la sombra que proponia mi lengua esparciendoze por su boca y fundiendose en sus fiebres. La aprisione contra la pared como seguro de esa carcel y de mis dedos hice grilletes que solo dejaban soltar sus gemidos, que se hicieron intensos. Mi lengua segura de desconocer el terreno, escudriño su cuello, y pronto descubrio un generoso escote de un vestidito de un pieza en gaza en colores anaranjados, mis manos prestamento se hicieron victoria al descubrir sus pechos raudos de movimientos y palpitantes por las ganas. Mis dientes apretujaron sus pezones repartiendo concienzudos dolores que no por doler dejaron de darle palcer. con mi rodilla, mientras, empujaba en el centro de su ewntrepierna, como buscando leer en braile, la hondonada humeda de su raja, que olia a guerra y a batalla. Prodotti top

 

le di vuelta con violencia, y apretuje su cara contra la fria pared que se fundia en nuestros calores. mi boca daba ordenes con sus besos que el vestido lentamente fue cumpliendo, madurando en la caida. sus hombros me daban sed, y sus ganas muchisima hambre, entre las palabras que logro hilvanar, suplico por una cojida, que se hacia esperar aun cuando mi sexo, se aprestaba para un adelanto, ya que frotaba su culo contra mis raices, y mis tallos germinaban en embestidas que hacian mas grandes sus ansias incontenibles.

finalmente todo el vestido cedio, y ya de rodillas, sin los protocolos, y con mucho de descaro, sumergi mi rostro en su culo, pues la verdad que hubiese podido husmear en su caverna. Lami en su parte mas profundi y perdi tres dedos en mi curiosidad. Sus jugos se iban por la cañeria que lami con paciencia, seguro de tomarme hasta la ultima gota mientras ella, de espladas se las ingeniaba para agarrarme el fierro, recargandome las balas, alli fue donde me incorpore al tiempo que ella se arrodillaba y se tragaba mi pija, ahogandose en aire, en liquidos y en sudor.

pasaba su lengua sucia en ideas, y me embalsamaba el cuerpo que rigido no queria ni palpitar, para no interumpir. esta bestia tenia sus tetas moviendose al ritmo de mis ajetreadas manos, y como si fuera un caballo cayo sobre mi sexo como cansada y la penetre sobre mi cama, que daba pruebas del movimiento..

no contento con ello, tome un pomo de crema para la piel que se me antojo parecido a los vibrados, y la penetre por atras sin consultarlo, y aunque eso la puso algo arisca al principio, la idea de verse sometida, la estaba dejando mas cachonda.

se arrodillo sobre la cama dandome la eslpada, pues ya el pomo no le bastaba, ella misma se lo saco y lo dirijio sobre su pliegues mientras me sugirio me la cojiese por el patio al que accedi como ladron. aunque ya no quedaba nada por robarle. me cabalgue toda la llanura, mientras esta gritaba sin restricciones, se tomaba de la pared como si tuviera de donde asirse.

mis manos odiando el vertigo se sotuvieron en sus tetas que correteaban por sus pechos y sonaban como campanas. mientras la boca bien abierta luchaba por tomar aire. lo que aproveche para ahogarla nuevamente pues tan pronto senti correrme la di vuelta y sin respiros le eche toda la leche virtiendola en su paladar, que se mezclo con su saliva, y para asegurarle la provision tome sus pelos al que en raudos movimientos me asegure de no quedarme con una sola gota, mientras esta, una vez tomado todo el cantaro abrio sus piernas en par, y con sus brazos se trenzo sobre mi cuello y me hundio la cara en sus pliegues mojados entre la leche y su calentura, al que bebi hasta quedarme dormido.

El Autor de este relato fué Ismael , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=6875&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero la hija de mi jefe

Relatos cortos eroticos Hetero la hija de mi jefe

ni siquiera queriendo ser presuntuoso con un titulo que suena mas a fantasia eterna que a realidad palpable, habria podido imaginarme que compartiria sabanas c

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-eroticos-hetero-la-hija-de-mi-jefe-2475-0.jpg

2021-05-16

 

Relatos cortos eroticos Hetero la hija de mi jefe
Relatos cortos eroticos Hetero la hija de mi jefe

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente