Relatos cortos eroticos Hetero LA SECRETARIA MAS EFICIENTE...

 

 

 

El relato que leerán a continuación es real:

Mi nombre es Roberto, tengo 25 años y soy contador público en un despacho.

Hace poco contrataron una secretaria para la oficina, para lo cual realizaron varias entrevistas y así elegir a la mejor candidata.

Nunca olvidaré el día que vi por primera vez a Mónica; esta diosa de 20 años es delgada, de piel blanca, cabello castaño ondulado, labios carnosos, ojos verdes y, lo más importante, con el culo y senos más redondos y apetecibles que he visto. Mónica es muy simpática, alegre y atenta en su trabajo y con todos, y siempre muestra una sonrisa coqueta a todo aquel que intenta observar más allá de la belleza de su rostro angelical.

El día de la entrevista iba vestida con una blusa blanca por la cual se transparentaba un sostén de encaje que servía para resaltar el hermoso par de senos que posee, además de una minifalda negra que realzaba el precioso culo redondo y sus exquisitas piernas torneadas.

 

Sobra decir que por todos los atributos que les acabo de mencionar, Mónica quedó inmediatamente contratada, ya que todos los hombres del despacho quedamos convencidos de que era la persona que estabamos buscando, por obvias razones.

A partir de ese día comencé a hacer todo lo posible para que Mónica se acoplara rápidamente a su nuevo trabajo y viera en mí no sólo a un jefe sino a alguien en quien pudiera confiar plenamente, claro, con el objetivo de poder hacer sólo mío ese cuerpo espectacular y hacer realidad con el mis mas anheladas fantasías, lo cual no tardó mucho en suceder...

Aproximadamente un mes después de entrar al despacho, Mónica y yo ya sosteníamos una aventura y cada vez que podíamos, dentro y fuera de la oficina (aunque preferíamos la oficina por la adrenalina que produce la posibilidad de ser descubiertos en nuestros encuentros eróticos) intentábamos algo nuevo y más caliente en nuestros encuentros eróticos.

Estos encuentros eróticos incluían caricias por debajo de mi escritorio, roces 'casuales' de mi verga con sus nalgas cada vez que nos encontrábamos, masturbaciones en el elevador, en fin, cualquier cosa que nos pusiera en un estado grado máximo de excitación, con lo cual no tardamos en querer entregarnos al deseo a la primera oportunidad, lo cual sucedió de una manera que nunca olvidaré...

Con pretexto de una excesiva carga de trabajo, convenimos en quedarnos hasta tarde un viernes por la noche en la oficina, una vez que quedamos completamente solos nos encerramos en mi oficina. Inmediatamente la senté sobre mi escritorio y, mientras le desabrochaba la blusa y el sostén (y ella me desabotonaba la camisa y los pantalones), la besé cachondamente comenzando por el cuello, su boca carnosa y, finalmente, sus pequeños pezones rosados, con lo cual no paraba de gemir y pedirme que le metiera mi verga, la cual tenía sobando entre sus manos. Una vez que quedamos totalmente desnudos, le pedí que me chupara la verga, lo cual hacía como toda una experta: primero me la ensalivó completamente desde la base, me daba pequeños mordiscos en el glande y hacía pequeños círculos en toda mi rigidez con la punta de su lengua; mientras yo no dejaba de apretar con mis manos sus hermosas nalgas y senos, dejando salir toda la excitación que había acumulado durante nuestros encuentro eróticos. Después de haberme concedido una de las mamadas más espectaculares de mi vida y con unas super ganas de meter mi verga en su vagina mojadita y apretada, comencé a chupar y darle pequeños mordiscos a su clítoris, con lo cual comenzó a gritar de placer mientras nuestros cuerpos sudados comenzaban a arder de pasión. Sin poder aguantar mas mis ganas de cogermela, la puse de espaldas en mi escritorio, subí sus piernas a mis hombros y le metí mi verga de un golpe, con lo cual dio un grito estruendoso; y así estuve un rato bombeando su hermosa vagina rosadita, mientras le chupaba y mordisqueaba sus preciosos pezones y apretaba su gran culo. Después me senté en mi sillón y ella se montó a cabalgar mi verga mientras yo veía como rebotaban sus hermosos senos redondos de arriba para abajo, mientras le metía mis dedos en su apretadito ano, el cual se estaba acostumbrando y aflojando para darle cabida a mi miembro rígido. Ya con unas ganas irresistibles de descargar mi semen en esta diosa, le pedí que se agachara sobre mi escritorio, le separé las piernas y le abrí las nalgas para meterle de un golpe mi verga jugosa. Mientras le apretaba sus senos y después de varias arremetidas de mi verga por su culo (lo cual la hacía gemir de placer), no soporté mas y le llené el ano con mi tibio semen; al mismo tiempo ella comenzó a retorcerse y a gritar por un orgasmo y terminamos los dos tendidos sobre el escritorio, sudados y con una sonrisa en el rostro. Nos vestimos y dejamos la oficina con el orgullo del 'deber cumplido'. Todos sobre el antiguo egipto

Desde entonces, Mónica y yo no hemos dejado de lado nuestros encuentros eróticos ni sexuales, y cada vez que podemos, damos rienda suelta a nuestros deseos más salvajes.

Por lo cual no dudo en decirles que Mónica ha sido y seguirá siendo "la secretaria más eficiente"...

El Autor de este relato fué ROBERTO GARCIA MENDEZ , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=15280&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero LA SECRETARIA MAS EFICIENTE...

Relatos cortos eroticos Hetero LA SECRETARIA MAS EFICIENTE...

Mi nombre es Roberto, tengo 25 años y soy contador público en un despacho. El relato que leerán a continuación es real: El relato que leerán a continuac

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-eroticos-hetero-la-secretaria-mas-eficiente-1240-0.jpg

2020-05-28

 

Relatos cortos eroticos Hetero LA SECRETARIA MAS EFICIENTE...
Relatos cortos eroticos Hetero LA SECRETARIA MAS EFICIENTE...

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente