Relatos cortos eroticos Hetero La segunda vez mejor

 

 

 

Lo típico, conoces a una chavala en la noche de juerga, vamos a su casa un duplex..., y allí nos enrollamos y follamos...

Tengo que decir que fue uno de los peores polvos de mi vida... a la niña no le gustaba chupar pollas... no permitía que le tocaran los pezones ni imaginar el comerlos... follar bueno qué número... de misionero a ella encima, y ni loco a 4 patas..., y menos analmente, que cuando se lo insinué casi me mata! Bueno, allí estaba yo con los calzoncillos puestos, ella echada en el sofá, diciéndome 'ya sabes dónde está la puerta...', y yo con una calentura que llevaba que no era normal... Le comenté que si podía ir a la cocina, que necesitaba... me dijo que sí, y que comiera lo que quisiera. Su casa estaba a un rato de la mía y no quería ir con el estómago vacío..., así queeeee...Allí fui, estaba con un zumo y unos croasants que había allí mientras desde la cocina veía cómo en el salón se quedaba dormida mi increíble rollo..., qué mierda!..., y de repente oigo 'si se está quedando sopa...'.

 

Era una señora de unos cuarenta y largo de años, con un camisón cortito, insinuando desde el diminuto tanga hasta los pechos más increibles que yo había visto... Eran grandes, naturales, se movían al caminar, y sus pezones... aquello sin yo querer se empalmó..., y mira que se empalmó... Yo que estaba en ropa interior me quedé, pero aquello no bajaba y y... 'trankilo machote, que sé que te has quedado con ganas con la estrecha de mi hija... no sé ni cómo te la has tirado, porqueeee... por qué te crees que el novio la dejó? tan linda y tan fría... A un hombre hay que follarlo a muerte. Que después de correrse no tenga ganas de volver a hacerlo, a menos que se quede contigo'. Mientras, su mano acariciaba mi polla por dentro del slip y acercaba su boca a mi pezón y lamía el piercing..., ella sola, bajó hasta mi polla, allí me quitó lo que sobraba y empezó a mamar...joder! qué chupada... se la metía lentamente... toda entera en su boca, me lamía los huevos y otra vez a la boca... lamía mi falo cada vez con más ganas, chupaba y chupaba..., escupiendo su saliva en mi dura polla, para lubricarlo... 'a mí me vas a dar por donde tú kieras, házme tuya... Os estuve mirando y casi me muero..., estaba deseando ser yo quien estuviera jodiendo contigo...' Yo le dije que si subíamos a la habitacion, a lo que ella se negó; quería hacerlo con la hija en frente. Empezamos a besarnos,... su lengua recorría mi cuello, mis orejas..., y su mano pajeaba mi pene con un entusiasmo genial... Yo por mi parte, tenía una mano en sus tetas y otra en el chochito de la señora, que parecía un manantial de lo mojado que estaba... Bajé y le quité el tanguita... Metí mi lengua en su raja y empecé a comérselo con deseo...verdadero deseo, el botoncito del clítoris estaba a caramelo y allí meti mi boca... estaba gimiendo en plan zorra y yo me ponía cada vez más caliente. Mis dedos entraron en su conejito... allí metí primero uno, para acabar metiendo toda mi mano...

En un momento de tal locura, me dijo 'macho, a mí me vas a tener que follar duro, quiero tu polla y la quiero ya..., jódeme y rómpeme el coño, que lo tengo a punto de estallar...'.

Allí había un tipo de taburete con espaldas, la coloqué mirando hacia mí, con las piernas abiertas, el coño de la mujer estaba mojadísimo..., y yo hundí mi polla hasta el fondo... No paraba de gemir y mientras más lo hacía más caña le daba... Empezamos los dos a gritar como locos... 'así cabrón así, dáme duro, que es como le gusta a esta zorra que te estás follando..., fóllame, fóllame..., dáme con tu polla el placer de sentirme mujer...' Significado de los nombres

Fueron unas palabras que me emocionaron tanto que empecé a follarla como nunca había hecho, me movia rápido y fuerte, lento y duro..., y gemía con unas ganas... Cuando la volteé y la puse de cuatro, nos quedamos mirando al salón, allí estaba ella, aquella que no me supo follar y que ahora nos miraba boquiabierta sin saber ni qué decir...' mira hija, lo que me hace tu acompañante... me da como me gusta a mí... me va a follar hasta que no pueda más..., así que empecé otra vez a darle... Allí, con las piernas estiradas hacia el suelo, el culo en pompa y yo justo detrás metiéndole mi verga una y otra vez..., la hija empezó a mirar con deseo y su mano bajó hasta su braguita... yo mientras veía eso, follaba a la madre con más ganas, tiraba de su pelo y agarraba sus tremendos pechos...

De repente, me dijo 'házme tuya..., sodomízame..., metémela en el culo'.

Mojé mis dedos con saliva y, mientras seguía follándola por su coño, hundí mis dedos para agrandar aquel ano.

La niña ya estaba supercachonda y se tocaba su almeja con deseo... joder cómo tenia el nabo, a punto de estallar, pero seguía follando con una locura que embargaba aquella situación... Fue cuando, tras insistir, 'métemela..., fóllame el culo..., dáme por detrás...', allí metí mi polla...

Sus gritos fueron tremendos..., costó que entrara, pero metí mi polla...

Fue entonces cuando la hija se arrimó a mí por detrás, agarró mi pecho y hacía que me follaba por detrás..., mientras yo tenía mi polla en aquel gran culo... el chochito de la niña rozaba mi culo,...dios... Estaba en la gloria..., en un momento dije 'me voy a correr', y allí se lanzaron madre e hija... sus bocas a mi polla..., la madre se la metió en la boca, ...succionando mi tubo que estaba cargadísimo... Yo en el delirio, agarré por los pechos a aquella señora, que me había echado el polvo del siglo...

Fue entonces cuando descargué todo mi semen en su boca..., con unos alaridos que no pude contener... la hija pajeaba mi polla, pero ya el placer era casi dolor..., y allí estaba la señora con la boca abierta y llena de leche, y la niña mirando como loca, deseando tragarse también mi corrida, pero...'este es tu castigo..., me como yo toda la leche de este hombre... porque tú no has sabido a un macho darle hembra...', señaló la señora a la hija.

Se levantí, se despidió de mí...'follas de maravilla, cabrón...' y le dijo a la hija 'espero que te lo vuelvas a follar, y que esta vez no le queden ganas de tirarse a ninguna hembra..., sino, déjalo que yo sabré darle lo que necesita a este machito...'.

Así termino... Me fuí de allí con el rabo destrozado, sin ganas de tocar a una mujer... y esperando follarme de verdad a la niña......

El Autor de este relato fué Ricardo , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=15540&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero La segunda vez mejor

Relatos cortos eroticos Hetero La segunda vez mejor

Lo típico, conoces a una chavala en la noche de juerga, vamos a su casa un duplex..., y allí nos enrollamos y follamos...

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-eroticos-hetero-la-segunda-vez-mejor-1264-0.jpg

2021-02-14

 

Relatos cortos eroticos Hetero La segunda vez mejor
Relatos cortos eroticos Hetero La segunda vez mejor

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20