Relatos cortos eroticos Hetero Un día de playita..

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Libe y Javi iban a la playa, era una mañana de verano sin una nube en el cielo, un calor de los de estar mejor en el agua que fuera de ella, decidieron ir a una cala en la que pudieran estar casi solos y poder estar tranquilos sin que nadie les molestase.

Bajaron por el camino que llevaba a la cala, extendieron las toallas y se tumbaron a tomar el sol, ella con un bikini de color turquesa, el un bañador tipo bermuda en tonos azules y granate, hacía demasiado calor así que se fueron al agua, entraron corriendo y empezaron a jugar haciéndose aguadillas y a jugar con el agua, hasta que en un momento que él la levantó por la espalda para arrojarla al agua ella notó la polla de Javi toda dura en su culo. Estuvieron un rato bañándose hasta que comenzaron a besarse poco a poco timadamente al principio como si tuvieran miedo de caer en una hoguera de lujuria que les hiciera perder la cabeza.

Salieron y se tumbaron al sol, ella se quitó la parte de arriba del bikini y él se desnudó completamente, estaban tomando el sol boca arriba los dos, él no la quitaba ojo, se estaba poniendo muy caliente. Se puso tumbado de lado mirándola observando toda su belleza, ese cuerpo largo como una larga guitarra que espera a un buen artista que rasguee sus cuerdas y saque una melodía caliente y apasionada.

Comenzó a acariciar los muslos de la chica empezando por las rodillas subiendo por los muslos con los dedos intentando abrir las piernas de ella, de un salto se puso de rodillas entre las piernas de Libe abriéndolas con las manos y observando la braguita del bikini con lujuria, fue subiendo con el dedo índice dibujando como un camino sobre la piel de la muchacha hasta sus ingles, primero por la ingle derecha, luego por la izquierda y por ultimo por la cintura, llegó al nudo que mantenía la braguita en su sitio sobre la cadera izquierda y lo soltó, Libe le miraba con cara de vicio mientras se acariciaba los pechos y se relamía los labios.

Terminó de retirar la braguita y se inclinó sobre semejante manjar primero dio un beso en el clítoris y luego con la lengua la pasó por los labios vaginales de arriba abajo como queriendo abrirlos con una cremallera imaginaria, siguió comiéndolo con pasión, alternaba lametones suaves con lametones más fuertes y rápidos, para poder llegar mejor a todos los rincones del coño de su amiga se puso de lado tumbado con la polla a la altura de la cara de ella, Libe entonces acariciando los huevos con la mano y masturbando muy suavemente la polla hasta que se puso completamente tensa, entonces la dio una serie de besos en el glande y se la fue metiendo en la boca hasta tenerla toda dentro mientras su amigo se dedicaba a lamer los labios vaginales y succionar el clítoris cada vez con más pasión y rapidez, ella estaba completamente mojada y él completamente empalmado, con los dedos mojados por los fluidos de ella los fue un tando en el culo haciendo un circulo con el dedo índice mientras seguía lamiendo y sorbiendo del clítoris como si fuera un grifo del que se derramase el más sabroso néctar.

Libe se estremeció arqueando completamente la espalda y jadeando se corrió emitiendo un agudo chillido para posteriormente relajarse, incrementó la velocidad de su mamada consiguiendo que Javi se corriera en su boca como un poseso.

Se levantaron y volvieron al agua, estaban todos sudados, nadaron un rato y fueron a las duchas y empezaron a volver a jugar, se volvieron a besar y acariciarse, volvieron a la toalla a tomar el sol, él volvía a acariciarla, estaba de nuevo cachondo, ella se había puesto la braguita de nuevo para tomar el sol, ella le seguía el juego pero ante la proposición de él de follar ella se negó volviéndose él a tumbar a broncearse.

Pero estaba demasiado caliente para atender a razones así que en un momento que ella estaba tumbada boca abajo y él con una gran erección que tapaba poniéndose en la misma posición, antes de que ella se pudiera dar cuenta, él se sentó encima de ella y la bajó la braguita de un golpe, se quedó con la braga a medio muslo y el con las rodillas se colocó entre sus piernas, ella pugnaba por evitar lo que iba a pasar porque aunque estaba un poco caliente y Javi la gustaba no quería follar. Huntik Titanes

El cogió su polla y se la colocó en la entrada del culo y empezó a penetrarla suavemente porque no quería lastimarla, cuando el glande se hubo abierto camino dentro y había metido un par de centímetros del tronco y ante las protestas de ella empujó y de un golpe la penetró de un golpe con fuerza como queriendo demostrar su autoridad, entonces se quedó unos segundos dentro de ella quieto y comenzó a bombearla con suavidad y rítmicamente, el culo cada vez ofrecía menos resistencia y la polla fluía mejor dentro de ella.

La había cogido de las caderas y la follaba con fuerza cada vez más fuerte, ella pasó de chillar a gemir y de ahí a jadear como una posesa como si hiciera años que no follaba, la estaban dando un placer infinito, él la cogía de los pechos, la pellizcaba los pezones mientras la acometía bien profundamente, la sodomizaba ya de una manera desbocada, completamente loca, mientras ella se masturbaba acariciándose el clítoris de una forma también salvaje.

Javi sintió venir la eyaculación y sin sacarla la polla se corrió dentro de ella. Ella esta vez no había tenido el orgasmo, se quedaron los dos tendidos, él todavía dentro de ella y los dos sobre la toalla, Libe se fue a duchar a lavarse bien y quitarse todos los restos de semen que resbalaban por sus muslos.

Volvió y comenzó a comerle la polla como una autentica ninfomanía mientras cuando sacaba la verga de ella le decía que ahora la iba a follar el coño para que acabase satisfecha, lo estaba provocando mientras se la mamaba y con una mano se ayudaba masturbándole hasta que consiguió que él volviera a estar cachondo.

Javi no se lo pensó dos veces la cogió en el aire y la tumbó de golpe en el suelo y la obligó a abrirse de piernas al máximo hasta que sus músculos estuvieran tensos al máximo, entonces la penetró con fuerza haciendo que ella se quejase, la estaba follando con fuerza, casi con violencia, casi violándola si no fuera porque ella gemía y jadeaba como nunca lo había hecho.

El la descabalgó y colocando sus piernas en sus hombros la volvió a penetrar, esta vez con igual de fuerza pero follandola más lentamente y más profundamente, iba variando la velocidad al igual que ella contraía y relajaba los músculos según él la penetraba o sacaba el pene, él se colocaba más hacia delante su cuerpo para que la polla rozase con el clítoris haciendo que Libe casi se desmayase y volviera a despertar en cada acometida, ella estaba muy próxima al orgasmo, entonces él sacaba la polla o reducía la velocidad casi hasta pararse, entonces se la sacó de nuevo y la colocó a cuatro patas y la volvió a penetrarla el coño, ésta vez no necesitó mucho tiempo, la atraía hacia él sujetándola del pelo y en una de las que sacaba la polla ligeramente, la verga resbaló fuera para luego masturbándose con las nalgas eyacular sobre la espalda de la chica.

Volvieron a la mar a bañarse y luego a ducharse, se vistieron y se fueron a casa, por un día ya estaba bien, estaban cansados, habían hecho mucho ejercicio.

El Autor de este relato fué Ni%F1ita xXx , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=5491 (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero Un día de playita..

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20