Relatos cortos eroticos Hetero Una noche cualquiera.

 

 

 

Que tal a todos, soy un gran fanatico de los relatos, pero nunca pense que me llegara a pasar algo digno de contarlo aqui en esta web.

Soy El Amigo del Socio, un amigo del escritor que se hace llamar El Socio.

No tengo una pinga tan grande pero es de unos 19 centimetros, a las mujeres con la que he estado les agrada bastante.

Un dia cualquiera viajando desde mi trabajo que queda en otro pueblo, en mi jeep, habia caido la noche, eran como las 10.30 pm y la carretera que tome esa noche estaba desierta, hasta cierto punto.

Me encontre una señorita delgada, ajita, con unos senos descomunales, que me pedian a gritos que los sacara de ahi, un culito grandote con unas curvas que me mandaron a adivinar su problema, me detuve delante de su antiguo auto que se encontraba en excelente estado.

 

-Disculpe las molestias, pero se me revento una goma.. Me dice con una voz, y trate de adivinar su edad. Unos 27 o 29 años. Yo con mis 26, bien experimnentado, unos brazos bien formados por cuestiones de trabajo, y algo alto, mira a su tierna cara, que parecia de chica de 15.

-No es molestia muñeca, me encanta estar al servicio de todos, especialmente al de una señorita tan guapa. (Dije para entrar en calor)

-Pues gracias de antemano, pero me va a cobrar?

-No señorita, pero me dare el atrevimiento de preguntarle, cenaria conmigo?

-Huyyy, yo encantadisima, pues tengo un hambre de yegua. Ratones para gaming

-Deme espacio, asi le termino el trabasjito mas rapido y nos vamos.

Ella se agacha bien guarra mostrandome su traserito, para indicarme por donde anda el piche de la goma.

Saque mis herramients y luego las terminaba de bajar del auo cuando ella me toma del brazo, y me dice:

-Anda usted muy fuerte ultimamente.

-Pues si me permite le muestro donde mas me ejercito.

Levantandome a darle un beso.

Nos besamos y nos metimos a mi camioneta, por el baul, estaba vacio con una rica manta a todo lo largo y su ancho, ella se tumbo de inmediato y yo le comence a desabrocharle la blusa y ella me susurro:

-Ahy papito, dame ya con tu cosa, que me estaba manguiando antes de que llegaras, estoy recaliente y quiero ya.

Yo sin pensarlo dos veces le arranque las pantalones y le di paso a mi verga saludante por un lado de su tanga para llegar a su zorra.

La empuje de un maso y ella lanzo un grito de desespero, me agarro con sus piernas entre mi cintura, y se la enterre completita, ella baje la cabeza, para langar un grito, ahi terminammos despues les cuento.

El Autor de este relato fué El Amigo del Socio , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=13803&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos eroticos Hetero Una noche cualquiera.

Relatos cortos eroticos Hetero Una noche cualquiera.

Que tal a todos, soy un gran fanatico de los relatos, pero nunca pense que me llegara a pasar algo digno de contarlo aqui en esta web.

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-eroticos-hetero-una-noche-cualquiera-1103-0.jpg

2024-05-07

 

Relatos cortos eroticos Hetero Una noche cualquiera.
Relatos cortos eroticos Hetero Una noche cualquiera.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences