Relatos cortos fantasia Rol CONSECUENCIAS EN BRETONIA

 

 

 

Estaba atardeciendo y la vida transcurría como siempre en Bretonia. De repente sonaron las campanas del torreón principal del castillo. Un murmullo comenzó a extenderse entre los alrededores.

- Ha vuelto uno de ellos, ha regresado sólo, es imposible - Susurraba la gente

- Avisad al rey - gritó el guardia del portón del castillo

Se le dio la nueva al rey y ordenó que se presentara ante él de inmediato.

Dolorido y apenas sin fuerza, Nafdzarell arrastraba un gran saco oscuro y envejecido que dejaba en el suelo un rastro de sangre. Le dieron la bienvenida y le mostraron ante el rey. Se postro de rodillas ante el rey, era el único de los Caballeros Noveles que había regresado vivo de cuantos partieron en busca del Grial.

 

- Bienvenido a Bretonia de nuevo Nafdzarell, decidme, habéis traído el Grial – exclamó el rey

- No majestad, en su lugar os traigo este presente, la mejor pieza que jamás se haya visto en el Viejo Mundo – dijo Nafdzarell con voz débil

De repente recobró algo de sus fuerzas, abrió el saco y mostró al rey y a todos los presentes en la sala la cabeza de un dragón. Todos quedaron sobrecogidos, pues no se recuerda cuando fue la última vez que un Bretoniano cazaba a un dragón y menos aún siendo un Caballero Novel. El rey se quedo sin palabras y no supo que decir. Tras un momento de estupefacción alzó la voz, y dijo:

- Preparad el castillo para la celebración, pues mañana daré una fiesta en honor a Nafdzarell

- Gracias majestad – dijo Nafdzarell, a lo que el rey respondió:

- Ahora ve a descansar, cuando despiertes tendrás armaduras nuevas dignas de un Caballero de Bretona. Llevarás en tu heráldica el blasón de los dragones y de la Corona de Bretonia, que sea distintivo de tu gran valor y destreza. Mañana serás nombrado Caballero Bretoniano del Rey y servirás a tu rey y a la Dama del Lago.

- Será para mí un gran honor majestad – alegó Nafdzarell

Llegada la noche, toda Bretonia sabía ya de la hazaña de Nafdzarell. Escribieron canciones y poesías para brindárselas en la fiesta. Iba a ser un acto célebre. Gente de todos los alrededores se aglomeraba por el exterior del castillo para ver al caballero.

A la mañana siguiente Nafdzarell despertó con el sonido de unos cuernos. Se asomó al ventanal de su aposento el cual tenía vistas al norte y avistó no muy lejos las banderas del Imperio. Llegaba un pequeño ejército con el emperador en persona. Había sido invitado por el rey al festejo. Nafdzarell quedó sorprendido y murmuró en voz baja:

- Si supieran la verdad

Legada la tarde todo estaba preparado, todos aguardaban en la sala a que llegara Nafdzarell, que se vistió con los atuendos que le proporcionó el rey. Llego el momento y Nafdzarell se presento ante todos. Fue recibido como un héroe con el sonido de las trompetas del Imperio. Nafdzarell fue nombrado Caballero de Bretonia en la ceremonia que inauguraba el acto, después comenzó la fiesta.

Todos estaban alegres, hacía mucho que no celebraban gestas heroicas. Entre charlas y risas, Garek general del ejército del Imperio sintió curiosidad por saber como consiguió Nafdzarell tal proeza.

- Majestad con vuestro permiso me gustaría hacerle una pregunta a Lord Nafdzarell – dijo Garek

- Adelante – le respondió el rey

- Lord Nafdzarell me gustaría saber con cuantos hombres pudisteis matar al dragón. No he visto la pieza pero he oído que se trata de un dragón rojo - preguntó Garek

 

- Así es, se trata de un dragón rojo – afirmó Nafdzarell orgulloso

- Treinta hombres partimos de Bretonia dirección a las Tierras del Sur en busca del Grial, tras largos meses de tranquilo viaje nos topamos con un grupo de enemigos mayor que nosotros en número. Un grupo de los No Muertos. Trece de nosotros cayeron en combate, después nos separamos. Siete se dirigieron a Arabia seguidos de rumores que oyeron en la zona. Los otros diez continuamos nuestro viaje rumbo hacia el sur – explicaba Nafdzarell

- Pretendéis que crea que con sólo diez hombres matasteis a un dragón rojo, el más peligroso de los dragones que habitan este mundo – interrumpió alterado Garek Foro ciclismo

- No seas impertinente Garek, no creo que sepas más que Nafdzarell sobre dragones – le replicó el emperador

- Lo siento mi señor, disculpadme Lord Nafdzarell – dijo Garek algo desechado

El ambiente empezaba a notarse crispado y fue entonces cuando la guardia personal del rey irrumpió en la sala.

- Que sucede – se preguntaban todos

- Majestad un grupo de Elfos Silvanos solicitan vuestra presencia – dijo la guardia real

De nuevo la sorpresa se apodero de la corte y el rey aceptó recibir a los elfos.

- Los Elfos Silvanos solicitan mi presencia, algo importante debe suceder decidme pues, que os trae a las tierras de los humanos – dijo el rey.

- Ha crecido el rumor en el Viejo Mundo de que un Caballero de Bretonia ha traído consigo un inusual trofeo – dijo el capitán elfo

- Un dragón rojo capitán elfo – exclamó el rey con vanidad

- Os veo contentos por tal logro mi señor, tal vez vos no sepáis de donde procede el dragón – preguntó el elfo

- Precisamente Nafdzarell nos estaba contando su hazaña, mató al dragón en las Tierras del Sur no es cierto Nafdzarell – afirmó el rey

Nafdzarell no dijo nada y agachó la cabeza

- No mi señor, veo que debo contaros la verdadera historia – dijo el elfo

El rey sorprendido no podía creer lo que estaba oyendo, Nafdzarell le había mentido y no sólo eso sino que lo hizo delante de sus invitados y del emperador.

- Los dragones rojos habitan más allá de Las Tierras Oscuras. Este dragón que tenéis en vuestro reino no procede del sur mi señor, necesitó verlo – dijo el elfo

El rey asombrado miró a Nafdzarell abrumado pero cambio de expresión rápidamente. La furia se hacia presa de su corazón.

- Traed la cabeza – ordenó el rey

Así lo hicieron y el rey les mostró el dragón a los Elfos Silvanos

- Es el que buscamos – afirmó el elfo

- Mi señor este dragón era muy joven, casi una cría – dijo el elfo

- Pero si es una cabeza muy grande no puede ser una cría – dijo el emperador

- Lo es mi señor – afirmó el elfo

- Como es que sabéis tanto los Elfos Silvanos de dragones no recuerdo que ningún Elfo Silvano haya cazado dragones – dijo Nafdzarell

- Cállate insolente – le gritó el rey a Nafdzarell

- Somos Elfos Silvanos, los Altos Elfos nuestros parientes, gracias a ellos conocemos muchos de los peligros de este mundo – dijo el elfo con voz apacible

- Pero eso no es todo mi señor, este dragón no fue vencido a manos de vuestros hombres. Fueron un grupo de Enanos del Caos quienes lo mataron. Ellos no ansían la gloria como los hombres. Buscaban minas entre las Montañas del Caos creyendo que aquellas tierras son fértiles y que no están explotadas ya que nadie osa adentrarse en ellas. El joven dragón estaba buscando alimento y los enanos se cruzaron en su camino. Días más tarde el grupo de los Enanos del Caos fue exterminado. Lord Nafdzarell, conocedor de las riquezas de los enanos, creyó que ellos tendrían el Grial en su poder y fue en su búsqueda. Pero no encontró el Grial, encontró a este dragón muerto, le corto la cabeza y lo ha traído como trofeo a Bretonia.

Fueron tres dragones los que aniquilaron a los enanos entre ellos se encuentra la madre, los tres se dirigen a vuestro castillo, aumentad bien vuestras defensas porque vienen hacia aquí – explicó el elfo con gran convicción

El rey reaccionó rápido y ordenó que reforzaran las defensas, ordenó que tocaran el cuerno de la Torre Bretoniana, todos los caballeros disponibles se armaron. El pánico se hizo presa de todos los alrededores al castillo, los campesinos que estaban merodeando por las cercanías huían despavoridos.

Las tropas del Imperio y la Caballería de Bretonia que guarda el castillo estaban preparadas para la llegada de los dragones. Estaba atardeciendo y en el silencio se escuchó un fuerte aleteo.

El Autor de este relato fué El llanto de la espada , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=4310&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos fantasia Rol CONSECUENCIAS EN BRETONIA

Relatos cortos fantasia Rol CONSECUENCIAS EN BRETONIA

Estaba atardeciendo y la vida transcurría como siempre en Bretonia. De repente sonaron las campanas del torreón principal del castillo. Un murmullo comenzó

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-fantasia-rol-consecuencias-en-bretonia-1862-0.jpg

2023-12-14

 

Relatos cortos fantasia Rol CONSECUENCIAS EN BRETONIA
Relatos cortos fantasia Rol CONSECUENCIAS EN BRETONIA

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20