Relatos cortos ficcion Futuristas El HoMbRe MaQuInA

 

 

 

Siglo XXX d.C, la IV Guerra Mundial acabo hace ocho meses, los campos de batalla aun están llenos de cuerpos sin vida, pero a lo lejos se ve un moribundo que surge de entre la espesura para reunirse con la vida, con las fuerzas que le quedan consigue llegar a una empalizada don se desaloja un hospital. Fue cuando un joven doctor, delgado y de mirada filosófica, se percata del moribundo, se acerca mirándolo sorprendido y le dice:

¿Usted se encuentra bien? aunque veo que no-.

-Ayúdeme estoy gravemente herido- Dijo el moribundo sin poder respirar

-vamos apóyese en mi, le llevare a un hospital, aunque le pondré extremidades artificiales-.

-Date pris.......-Callo el moribundo en un terrible coma.

En una sala de intervención quirúrgica se encontraba el moribundo descansando, habían pasado varios días desde que le rescato el joven doctor. Entraba por la ventana el sol del mediodía se echo a un lado y vio al doctor, creaba un brazo mecánico que le serviría como brazo derecho y también un pulgar de la mano izquierda. ¿Tan mal estoy? Se preguntaba el moribundo mirándose de pies a cabeza, aunque le faltaba una, tenia situada la pierna izquierda artificial. Fue entonces que se dio cuenta que tenia la mitad de la cara metálica, entonces se le ocurrió preguntar:

 

-¿Porqué todo de acero inoxidable y no tejido musculares y piel sintética?-Dudo el hombre sentándose en la mesa

-Veras esto es muchísimo más resistente, hubo problemas graves con lo que querías que te pusiese.

-¿De veras?- Se extraño el pobre hombre.

-Además el acero es más barato -Lo dijo con una carcajada- Y la piel no la uso.

Entonces el hombre, con el pelo enredado y la cara rasgada, se levanto y se lavo la cara, después se tumbo y descanso otra vez. Al día siguiente ya estaba completo. Fue cuando se acerco a la ventana, vio una lejana ciudad, cerca de ellos vio un cementerio y una iglesia,”Un paisaje triste” se dijo pues el amaba la tranquilidad, pensó que le fue duro ser forzado para ir a la guerra, recordando los tiempos pasados, cuando en el año 3019 entro en el ejército, 5º Legión como se llamo y que en el año 3029 todo casi acabo pero una explosión casi acaba con el, pero es un hombre fuerte. Se dio la vuelta, ahí estaba el doctor le dijo:

-Hola- dijo asombrado viendo al doctor con expresión satisfecha.

-Despertaste eh menos mal, bueno me llamo Joseph Hallwez Nellin. Dr.Hallwez.

-Encantado soy el Ex-General de la 5º Legión, Cadius Faxes Gandel, General Faxes si desea, aunque me llaman Cad-Dijo con algo de orgullo-Tienes que decirme como va todo el mecanismo y como llevar una vida normal.

-Aprenderás poco a poco, si necesitas algo llámame. Coge la gabardina la necesitaras. Adiós

-Adiós y muchas gracias-Salió Cad sabiendo que había ganado una amistad.

Cad se encontraba caminando hacia la ciudad, cuando vio una figura que se alejaba del cementerio se cuestiono pues la cara de ese joven le resultaba familiar y si era un antiguo soldado que lo perdió en el año 3018 durante una emboscada en los campos Catadnos. Se le ocurrió acercarse y preguntar. Así dijo:

-¿Perdón joven, estuviste en la 5º Legión?-Dijo Cad

-Si ¿por que lo dice?, yo fui un soldado al servicio del General Cadius. Trámites de notarias un USA para hispanos

-Es que soy el mismo

-A encantado soy Islur Mc Turín-Dijo triste.

-¿Han fallecido tus padres?

-Si pero en sus tierras, cuando tenia diez años, huí de casa cuando ellos defendían la casa. Veras mi padre era sueco y ella griega los dos tenían lejanos parientes de origen judío.

-Esos nuevos nazis malditos-Dijo muy enfurecido Cad.

-Bueno quedan pocos.

-Por suerte, ven vamos a mi casa, si aun queda en pie claro.

Cad y Islur caminaron veinte minutos hacia una casa bastante grande no muy moderna ni muy antigua,

al entrar se veía un salón “lo suficiente mente grande para hacer un banquete de despedida” pensaba Islur. Este entro en una habitación, es la de Cadius Faxes un despacho. Cuando vio que entraba le pregunto:

-¿Cuánto hace que no vienes?

-Desde los diecinueve años, me intentaba hacerme el loco para no ir a la guerra pero me descubrieron.

-¿De veras? Que recuerdos ¿no?. Pregunto extrañado

-Si pero ya estoy aquí si y eso me alegra. Mira aun sigue aquí mi telescopio voy a mirar.

Entonces mirando la ciudad que se estaba medio derruida se fijo en que dos hombres robustos se levaban al Dr. Hallwez.

-¿Eh mira se llevan al doctor?

-A, Hallwez, el también pero...

-Estuvo metido en política ¿verdad?.

-Si bueno, que le ayudamos.

-Si, venga sígueme-Corrieron hacia un coche cercano a la casa y siguieron a la furgoneta.

Ya estaban en la entrada de una cueva, decidieron seguir a pie.

-Bueno ahora que, entramo o no.

-Claro que si – Caminando llegaron a una puerta.

-Y ahora que-Dijo Islur preocupado.

-Este brazo sirve para mas cosas de lo que parece-De un tirón Cad arranco la puerta.

Se encontraban ante una sala y al fondo una luz al acercarse esa luz invadió la habitación, y los dos cayeron al otro lado sin sentido. Habían pasado cinco semanas. Pues esa puerta era para los que Vivian ahí no para desconocidos pues esa era la forma de defensa.

-Vaya que dolor de cabeza, pero que a.... me ahogo- Pues una mano metálica le cogía.

-Pero que espera- Cad destrozo el androide y siguieron el camino.

Vieron una habitación donde estaba el doctor trabajando.

-Doctor.

-Vaya menos mal habéis venido veréis en ese armario esta lo que es el núcleo del edifico, joven pon esto es una bomba.

-Me llamo Islur, trae vale veamos ya esta. Solo falta activarlo.

Pero entonces un grupo de androides se abalanza sobre Cadius Faxes.

-Iros yo me las arreglo-De repente desaparecieron Islur y Hallwez.

-Adiós androides-Cadius dio un salto y todos los androides cayeron al suelo-Vale ya esta activada la bomba quedan cuarenta segundos ¡Queeee! Mejor me voy.

Al salir Cadius se encontró a los dos amigos, salieron corriendo justo en el último segundo se tiraron al suelo y todo desapareció, la bomba destruyo todo el edifico en cincuenta segundos.

-Genial esto acabo ¿no Cad?.

-No aun no y ahora nos vamos a celebrarlo.

El Autor de este relato fué J.I.P.S , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=3855&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos ficcion Futuristas El HoMbRe MaQuInA

Relatos cortos ficcion Futuristas El HoMbRe MaQuInA

Siglo XXX d.C, la IV Guerra Mundial acabo hace ocho meses, los campos de batalla aun están llenos de cuerpos sin vida, pero a lo lejos se ve un moribundo que

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-ficcion-futuristas-el-hombre-maquina-1757-0.jpg

2020-04-26

 

Relatos cortos ficcion Futuristas El HoMbRe MaQuInA
Relatos cortos ficcion Futuristas El HoMbRe MaQuInA

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20