Relatos cortos ficcion Futuristas ¿pasado?

 

 

 

-¿Cómo demonios he llegado aquí?-

ya estamos otra vez, a cada salto es como si la memoria se limpiase. Hacía 5 minutos que había llegado y aun no sabía ni que hacia ahí ni como había llegado, miré mi muñeca por instinto y ahí había una especie de reloj con una pantalla que ocupaba todo el ancho, en donde estaba la pantalla se podía ver un tip que ponía “aprieta el botón verde”.levante el tip y al lado izquierdo de la pantalla vi ese botón verde, lo apreté y en ese momento sentí como en mi cabeza empezaba a llenarse de recuerdos. Ahora me acordé de todo. De la conversación, antes de entrar en el portal, con joe sobre lo ridículo de estos trajes estrafalarios, que eran relucientemente plateados, tan plateados que si un día en pleno agosto lo mirabas directamente , incidiendo el sol sobre el, parecía como si fueses una bombilla andante. Habría que agradecer a los técnicos bioorgánicos semejante maravilla, ya que filtraba todos los residuos humanos y los convertía en productos químicos reutilizables, es decir con uno puesto no tenias necesidad de comer ya que te auto alimentaba de tus excrementos, args…

 

Teniendo en cuenta donde me encontraba eso era útil ya que no me gustaba la comida a base de animales que por aquel entonces se producía. ¿Cuánto había retrocedido esta vez?, miré mi cronógrafo y vi que ponía “50.000.000 a.c.”, vaya, ni siquiera podría usar una linterna ya que los posibles animales que hubiera los pudiese atraer.

El motivo de este viaje era ver si era real ese mito que tanto se difundió en el siglo XX, la Atlántida, pero ya me advirtieron que podría ser un fracaso ya que aún hoy en día (principios 2600, mas concretamente el 12 de Abril del 2604) no se había confirmado su existencia, y como el decano Uri es un fanático de la historia antigua, pues aquí estoy, en lo que antes del cataclismo del maldito planeta errante destruyera y la tectónica de placas remodelara Pangea, el antiguo continente.

Según mis informes me encontraba a sólo 20 Km. del continente Atlante, mas concretamente en la punta norte de lo que luego se iba a formar el continente africano, me parece increíble que la tierra fuese así antes, yo he vivido en plataformas móviles antigravitación que giraban alrededor del planeta desde que nací, ya que el maldito planeta nos hizo replantearnos lo efímeros que somos. Menos mal que hubo un científico que lo localizó a tiempo y pudimos crear zonas con escudos magnéticos para frenar su destrucción, pero calculó mal la fuerza de atracción y arrasó todos los continentes, el 30 % de la población se salvó, pero los incrédulos decidieron quedarse porque no se lo creían…Aún me acuerdo de la escuela, cuando nos ponían los holo-videos de la gente huyendo despavorida por doquier no había lugar para esconderse, todos los volcanes del mundo empezaron a escupir muerte de una forma demasiado fuerte para un volcán normal, no se limitaban a expulsar lava sino que hacia explotar la montaña entera y allí donde caían trozos de montaña surgían mas volcanes, aterrador. La gente que creyó en este científico, mis antepasados, construyeron una especie de fortaleza suspendida en el aire por el recién inventado Motor Gravitacional, que hasta el último momento no se sabía que iba a funcionar. Pero funcionó y eso salvó nos salvó.

Cogí una planta del suelo y la metí en analizador mientras seguía divagando dentro de pensamientos y cavilaciones. En ese momento vi hacía donde se me perdia la vista en el horizonte una columna de humo gris,-un pequeño incendio-pensé y me dirigí hacía allí a ver si era mucho lo que se quemaba.

 

Mientras caminaba me iba acordando de Mau, -tráeme un recuerdo, josi-, me dijo un rato antes de entrar en el complejo tecnológico donde estaba el casi recién creado portal temporal, basado en la teoría de un antiguo científico: Einstein creo que se llamaba, en la relatividad se basaba esta máquina, pero con una modificaciones sobre la teoría. Cuando me disponía a recordar los paneles del colegio que veía de pequeño oí un ruido seco, fuerte que provenía de un bosque de árboles inmensos situado a 50 metros de donde estaba yo. Caminaba por un claro con el sol encima mía, debía de ser mediodía, a ese sonido fuerte le siguió una cadena de sonidos más ligeros y, a mi ver más distantes, todo sonido venia de la dirección del humo, lo cual me extrañó sobremanera. Cuanto mas me acercaba al bosque mas “golpes” se oían así que decidí activar el sistema de camuflaje del traje,”por si la moscas”, me encantaba este traje, lo que hacía, cuando se activaba el camuflaje, era impresionante: “Cogía” moléculas del aire y las convertía en una especie de escudo que no reflejaba la luz, en cualquiera de sus espectros, ya que los primeros prototipos se podían “ver” con infrarrojos.

Los golpes parecían dirigirse hacía donde estaba yo, me seguí acercando hasta que ya casi podía oír delante mía los golpes, entonces me paré en seco y me mantuve inmóvil, a la expectativa.

No pude salir de mi asombro, ante mi se dirigía una especie de máquina, increíble, pero no era como una maquina normal. Lo que me pareció ver fue dos patas robustas a un pequeño tronco que sustentaba unas patitas endebles y una enorme cabeza: un Tyranus Saurus Rex, un tiranosaurio, pero no exactamente. En su cabeza tenía un casco que solo le tapaba el cráneo y parte de la enorme boca, hacía la mitad de ella, exactamente. De su casco salía lo que parecía un cable plateado que iba a parar, o salir, de su espalada, que cargaba con una cajita de la que salían otros cables a cada una de las extremidades, las cuales recibían los cables, lo que ha mi me pareció, dentro de la carne. Me aparté de un salto porque venía rapidísimo, pero sin ningún rugido ni nada…, al apartarme me tiré al suelo para evitar el choque y cuando estaba en el suelo vi que detrás de la maleza empezaban a salir unas ¿figuras humanas?,-¡vaya!-pensé. No paro de sorpresa en sorpresa, me agaché un poco para que no me viesen y los pude ver mejor, eran humanos altos, muy altos, de unos 2,50 m. estaban bien proporcionados para su tamaño, tenían un pelo blanco y muy largo, una piel oscura, hasta que no se acercó uno no me pude fijar bien, su piel era azulada y su cara serena, o eso creí, a los que iban llegando los veía moverse por los árboles con asombrosa habilidad, vi a uno que venia por el aire de otro árbol, éste, antes de llegar al siguiente árbol giró sobre si mismo para “caer” de pie sobre el tronco del árbol luego pliega las piernas y con una mano agarrando el tronco gira hacia su próximo árbol y salta, así hasta llegar a donde estaban los otros.

Parecía que estaban hablando entre sí ya que se oía como se miraban cuando de sus bocas salían como ronquidos con muchas variaciones. Puse en marcha mi traductor universal y esperé a que descifrase esa lengua. Tardó una hora mas de lo habitual, increíble, nuestra lengua tardó 10 minutos en asimilarla el Traductor Universal (TU).

Me puse un auricular y escuché:

-“maluk, te dije que no le cambiases la batería, que hay que repararlo primero.”-

-“lo sé, ariaj, pero es que tenia que ir a la ciudad y necesitaba el transporte.”-

-“No se hable mas, ve a buscarlo y ya hablaremos cuando vengas, y limpia las huellas, no quiero que dentro de millones alguien las encuentre y se vuelva loco…”-

-“de acuerdo”-

Y se fue corriendo a una velocidad increíble, calculé unos 90 Km./h.

A los que iban viniendo se iban concentrando en un circulo alrededor del Hombre Azul (HA) que le dijo al otro HA que fuese a buscar a su “transporte”. Cuando estuvieron todos alrededor estuvieron hablando pero no lo oí, así que decidí salir y mostrarme, ya que el consejo fue explícito en ese sentido:-“Si contacta con posibles alienígenas debemos mantener una comunicación abierta y comenzar negociaciones para un futuro próspero de ambas especies.”-

Así que me levanté y me dirigí hacía ellos, de camino me quité el sistema de camuflaje y aparecí delante de ellos, los cuales se quedaron boquiabiertos, se miraron entre si y dijeron:-”Creí que nos habíamos comido a todos los lagartos de ese tamaño, ¡y encima tiene ropas! ¡Que locura!”-

Eso fue lo último que oí cuando sentí en la espalda un mordisco que se abrió camino entre mi piel escamoteada hasta llegar a mi columna………..

El Autor de este relato fué Juan torregrosa vieco%28relato corregido por favor cambienlo%29 , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=974 (ahora offline)

Relatos cortos ficcion Futuristas ¿pasado?

Relatos cortos ficcion Futuristas ¿pasado?

ya estamos otra vez, a cada salto es como si la memoria se limpiase. Hacía 5 minutos que había llegado y aun no sabía ni que hacia ahí ni como había llega

relatoscortos

es

https://images.correotemporalgratis.es/cuentocorto.es/1220/dbmicrodb2-relatoscortos-relatos-cortos-ficcion-futuristas-pasadoja-3044-0.jpg

2020-04-23

 

Relatos cortos ficcion Futuristas ¿pasado?
Relatos cortos ficcion Futuristas ¿pasado?

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20