Relatos cortos ficcion Narrativa Libre AUTOBIOGRAFÍA DE UN DRAGADICTO

 

 

 

Un trozo de papel ha llegado a mis manos, dándome la oportunidad de escribir lo poco que recuerdo de mi vida y lo poco que me queda. Lo poco que me queda antes de que aquello que ahora me da vida me termine matando.

Mi nombre es Jorge, no recuerdo mis apellidos, hace un tiempo me dedicaba a escribir, pero poco a poco mis colegas y yo comenzamos a andar por malos caminos:

Todo comenzó una noche la cual fuimos a una plaza y claro estábamos como siempre, que si alcohol, si pitillo rulando por aquí y por allá, todo “normal”. Pero de repente cuando ya quedaba poco para marchar de aquella lúgubre y más que escondida placita en la que apenas quedábamos tres gatos, los tres de siempre por supuesto, vimos al compadre Manué que era un camello conocido y coleguita, el cual, ahora se dedicaba a vender algo un poco distinto.

 

Después de haber estado un rato conversando con él nos ofreció de gratis algo de su material, -por probar más que ná- decía el Manué con su voz desgarrada y su cuerpo que daba fe de que estaba en las últimas.

Primero nos miramos los tres, especifico, yo, el Antonio y el Álvaro, nos mirarnos en plan: “hoy el Manué esta de cojío así que vamos a abusar un poco de su hospitalidad”.

Así comenzó nuestro nuevo camino, con un ligero descenso hacia la muerte y sin muchas paradas por el camino, aunque todos estábamos metidos en esto, poco a poco fuimos quedando dos, para después más tarde quedar yo solo. Aunque estuviera solo metido en esa mierda no significaba que por ello no fuera a seguir con ellos para salir de juerga. Pero se notaba que comenzaban a preocuparse por mi actitud, intentaron ayudarme pero a nadie escuche, poco a poco también fui sufriendo en mi lo que estaba ocurriendo, en el trabajo me daban avisos de que debía escribir algún relato para mi columna, pero yo estaba tan a mí bola que nunca llegue a escribirlo.

La vida nunca me había tratado demasiado bien por lo que no fue complicado engancharme a esa droga, para alejarme un poco de mi realidad, como un cobarde, a pesar de que cuando ya llevaba un tiempo enganchado me transforme en un chulo y un pasota. Por este comportamiento mis amigos no tardaron en darme de lado, perdí mi trabajo y poco después me echaron de mi casa en alquiler, para finalmente terminar tirado en la calle, solo, sin nadie, abandonado como un perro callejero. Esta situación me llevo a engancharme, con el poco dinero del que disponía, a algo aún peor y a lo que aún sigo enganchado. Trámites de notarias un USA para hispanos

Mi mente ya esta nublada y estoy asombrado de que sea al menos capaz de escribir estas pocas líneas, porque si me encontrarais un día por la calle y me vierais haríais lo mismo que hacen todos, apartarse, o como hacen algunos jóvenes invitarme ha cerveza para estar conmigo y reírse de mí, pero he llegado a tal punto que ya no me importa, al menos consigo algo de beber.

Ahora que por mis venas solo corre un oscuro éter que me otorga alimento para mi alma a base de engaños e ilusiones, mientras mi cuerpo se pudre, solo tengo una pregunta: ¿soy así por mí culpa o la de la sociedad?

En esta si que no tengo respuesta certera, pero si alguna vez me pregunto por culpa de quién moriré, estaría claro que seria por culpa de la sociedad. Ya que ella fue la que me dejo de lado, fueron mis amigos los que me abandonaron en vez de ayudarme, por no “perder su tiempo” en llevarme por la fuerza a algún lugar donde me pudieran ayudar o intentar hacerme entrar en razón al igual que lo hicieron con ellos alguien que les quería.

No fue así, mientras que el tiempo pasaba pude ver como a algunos de los que luego fueron mis compañeros se los llevaban ONGs o algo parecido, pero a pesar de todo si aún quedábamos allí algunos como yo, se demuestra que no era suficiente. Tal vez, para mí no haya ya esperanza, estoy demasiado contaminado y apenas puedo ya salir de el callejón en el que me encuentro. Cuando estoy en mí, como ahora, me suelo poner triste si soy capaz de recordar, como hoy, como llegue aquí, pero la verdad es que simplemente la mayoría del tiempo no estoy en mí. Ahora solo espero que esta historia pueda ayudar o hacer pensar a alguien sobre estos temas, ya que a mucha gente le podría pasar y esta historia les podría ayudar a pensar las cosas dos veces antes de hacerlas.

Aunque puede que este papel se pierda o yo en mi propia enajenación mental lo termine utilizando esta noche para hacer una hoguera. Pero, tal vez, solo haya escrito esto para intentar engañarme con el pensamiento de que aún puedo salir de este agujero, un bonito engaño, pero por engaños comenzó todo y con engaños terminara.

El Autor de este relato fué FHER DI SARDI , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=6679 (ahora offline)

Relatos cortos ficcion Narrativa Libre AUTOBIOGRAFÍA DE UN DRAGADICTO

Relatos cortos ficcion Narrativa Libre AUTOBIOGRAFÍA DE UN DRAGADICTO

Un trozo de papel ha llegado a mis manos, dándome la oportunidad de escribir lo poco que recuerdo de mi vida y lo poco que me queda. Lo poco que me queda ante

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-ficcion-narrativa-libre-autobiografia-de-un-dragadicto-2436-0.jpg

2020-06-17

 

Relatos cortos ficcion Narrativa Libre AUTOBIOGRAFÍA DE UN DRAGADICTO
Relatos cortos ficcion Narrativa Libre AUTOBIOGRAFÍA DE UN DRAGADICTO

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences