Relatos cortos ficcion Snuff Cena de Lagartos

 

 

 

Y te invitan a una fiesta, y tu vas, e intentas poner buena cara. Pero tu en el fondo sabes que esta fiesta que prometía ser mundial, se convertirá en un fiasco, en una reunión de hipócritas, en una cena de lagartos.

El odio tardo en aparecer la mitad del plazo que tardo el festín en comenzar. El motivo de la celebración: los cumpleaños de un amigo. Resultado: un puto aburrimiento, un fiasco, como casi todas las fiestas que organizamos con chicas y el alcohol de por medio. Pero yo siempre poniendo buena cara. Las gatas empezaban a pelearse ante mis ojos, motivadas por alcohol y envidias. Y es entonces cuando tu piensas, ”¿Por qué tengo yo que aguantar a estas?, las únicas comestibles están ocupadas”, pero te das cuenta entonces que aun hay una libre, y es la mejor de todas, pero sabes muy bien que tu no tienes nada que hacer con ella, así que decides pasar del tema. Es entonces cuando te das cuenta de que has coincido en el restaurante, con un primo tuyo, y es entonces cuando recuerdas que sigues vigilado, vayas donde vayas. Y le saludas y tu entrañable sonrisa no ha desaparecido de tu rostro, a pesar de todo.

 

Y vas de bares, y te sientes inferior, pues si bien es cierto que tu nunca te has considerado débil, te das cuenta de que no tendrías esperanza de sobrevivir en aquel océano de bestias. Es entonces cuando aparece ante ti un débil susurro de belleza. Es preciosa, tanto que sus labios parecen evocar los mas bellos parajes del Edén. Y su mirada, capaz de eclipsar los odios mas ancestrales. Pero piensas, por que hace tiempo que solo piensas, ”Dios, podrían denunciarme, solo tiene 13 años” ,y vuestras miradas se cruzan combinadas con dosis de armonía y entendimiento. Y es entonces cuando los encantos del deseo sucumben ante la fuerza de la razón, que se resiste a abandonarte.

Y te pasan el peta, y tu lo consumes con aires sobrenaturales, y tu mirada recorre el pabellón, y tu visión se pierde en los mas profundos abismos de la conciencia. Y el alcohol empieza a convertirse en tu mayor fuente de ideas. Y tus ideas sobrepasan con creces la mas sólidas leyes de la lógica. Y totalmente poseído por un alma compuesta de humo, alcohol y complejos, te das cuenta de que tu mirada se acaba de cruzar con la de tu hermano. Te ha visto fumar un porro, y tu ves como el respeto ganado durante 19 años de vida se va a pique, se escurre entre tus manos, y piensas “Ba!, me ha visto mi hermano, ¿Y que?, soy una persona adulta y respetable”,(¿estas seguro de que tu hermano te respeta?),”No lo se, ya no creo que nadie me respete, ¿o si?”,(¿de verdad piensas que eres el mismo de siempre?),”no, ya se que he cambiado”.

Acudes al W.C. con urgencia, y piensas, ”son los retretes mas cerdos que he visto en toda mi puta vida”, pero aun así te arriesgas a ser devorado por una bestia mutante, y decides serle infiel al señor Roca.

Sales y te das cuenta de que tus amigos se están metiendo líneas de euforia en el cuerpo, y tu les esperas, y un compañero te pide la custodia de su elixir, y en la otra mano mantienes el porro bien sujeto, como si tu vida fuera en ello, cuando es la muerte la que la empuja. Y es entonces cuando te das cuenta de que tu primo de 13 años esta contemplando la escena, el siempre te tuvo como a su maestro, el primo jarto que le enseñaba tantas cosas de la vida, que vuestra fría relación familiar se había convertido en un sólido y transparente sentimiento de admiración. Este fino hilo, fue cortado por las frías cuchillas de la realidad. El Blog de la ginebra y el whisky on the rocks

Tus lastimado oídos presienten lo peor, “Estopa por quinta vez en esta noche”, pero ya lo tienes asumido. Y observas como tus amigos lo bailan, lo cantan y corean sus canciones con alegre entusiasmo. Y te crees morir pues sabes que todo el local te esta observando, y todo la gente te relacionara siempre con ellos. Pero tu no quieres ser como ellos, no eres como ellos, tu eres distinto, ellos son perros, y tu eres un gato. Tus ojos denotan un ligero apagón, y tu mirada se convierte mas y mas oscura a medida que llegan las desilusiones.

Es entonces cuando, soportando el ruido del pub mas ñoño del pueblo, tu mirada choca bruscamente con el fuego de unos ojos que una vez hicieran perder el sentido y la sensibilidad a tu mirada. Y sus ojos te atraviesan, pues tienen el poder de hacerlo. Pero despiertas pues no es tu cuerpo el que sostienen sus manos, y piensas, ”¿Qué hace con ese imbécil?, no se la merece...”,(no tienes nada que hacer, será mejor que la olvides, nunca se iría con un tipo como tu),” si, será mejor que la olvide” .Pero eso es algo que llevas diciendo desde que vendiste tu alma a su sonrisa.

Y el alcohol se consume, y tu esperanza se evapora. Tus ojos no pueden ocultar el odio que los mantiene encendidos, la adrenalina sube en proporción a los grados de alcohol que recorren tus neuronas. Es entonces cuando el simio que lleva pegado a nuestro culo desde hace dos horas, te empuja con desprecio y tornados de superioridad. Y oyes una voz fugaz,(mátalo, tu puedes hacerlo, arráncale el hígado y cómeselo). Y la respondes, ”mejor será que no”. Y le empujas, y pierde el equilibrio. Y decides hacer caso a la segunda voz, y decides dejarlo pasar, poner buena cara, y ayudarle a recuperarse. Y es entonces cuando oyes por parte de su voz, ”Es que no quiero pegarte, ¿Lo entiendes?”. Y tu sientes como la ira recorre tu cuerpo, pues el desprecio es el peor castigo con el que te pueden sentenciar. Pero decides recurrir a esa mirada infantil y llena de inocencia que te ha sacado de tantos apuros, y decides dejarlo pasar. Y decides irte a casa, pues ves que no hay nada que hacer ya, y que el gran fiestón se había convertido en la sombra de lo que prometía ser.

Y llegas a casa, y cenas por segunda vez esa noche, y miras con perdida orientación la tele. Y te das cuenta de que no estas viendo nada, un torbellino de ideas y rugidos se ha apoderado de tu débil mente. Y te acuestas, y te das cuenta de que te creías un ángel, y solo eres un pobre diablo.

Razziel

4:46 a.m. Una noche de febrero.

El Autor de este relato fué Razziel , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=996&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos ficcion Snuff Cena de Lagartos

Relatos cortos ficcion Snuff Cena de Lagartos

Y te invitan a una fiesta, y tu vas, e intentas poner buena cara. Pero tu en el fondo sabes que esta fiesta que prometía ser mundial, se convertirá en un fia

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-ficcion-snuff-cena-de-lagartos-3083-0.jpg

2020-08-23

 

Relatos cortos ficcion Snuff Cena de Lagartos
Relatos cortos ficcion Snuff Cena de Lagartos

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente