Relatos cortos humor Parodias Culinaria receta

 

 

 

RECETA : Pollo relleno de alimentos variados.

Ingredientes:

- Un pollo hueco

- Otro pollo no hueco (por si no lo vendieran huecos y tuviéramos que ahuecarlo nosotros mismos sin la ayuda de Dios)

- Un limón

- Especias de Toledo (no es imprescindible ir allí a por ellas, si tenemos algún familiar o conocido por allí, que nos las mande por mensajería urgente)

- Aceite de cocinar pollos rellenos.

- Dos patatas

- Un pimiento grande ( también valdrían dos pequeños o tres canijos)

- Alimentos variados

- Sal común

- Ajos

- Tomate frito (asegurarse antes de que verdaderamente está frito)

- Un ahuecador de pollos (sobran aclaraciones)

- Un potro ginecológico tamaño pollo

 

- Guantes de cirujano

- Mascarilla de oxígeno

- Botella de vino

- Toda una vida por delante.

Os recomiendo meticulosidad y paciencia en la elaboración de este suculento plato.

Elaboración:

No hemos tenido suerte, en el mercado no había pollos huecos y hemos tenido que comprar un pollo relleno de todas sus vísceras naturales que ni tan siquiera han tenido el detalle de quitarle la cabeza, esto nos acarreara más faena y tiempo, pero no importa, estamos preparados para estas adversidades.

Lo primero que deberemos de hacer, una vez que comprobemos que el pollo está muerto y no ha sido victima de un ataque epiléptico, será cortarle nosotros mismos la cabeza, si fuese una labor imposible de realizar porque somos demasiado sensibles para sesgar una vida de esa cruel manera, no ponerse nerviosos, le dejamos la cabeza, a nosotros lo que realmente nos interesa es el resto del pollo. Cogemos el pollo y lo ponemos en el potro ginecológico para pollos, lógicamente lo colocaremos en posición ginecológica y le ataremos las patas en el lugar indicado para ello, ya que si no le atáramos la patas, estas se le caerían por efecto de la gravedad, no de la del pollo que ya más grave no puede estar, me refiero al efecto de la gravedad de la tierra, y esto nos impediría efectuar correctamente el proceso de ahuecado.

Una vez todo listo, y como no sabemos como se utiliza el ahuecador de pollos procederemos a hacer una pequeña incisión en la zona genital del pollo para comprobar que no sangra, si no sangra, y aunque nos de lástima, la incisión deberemos hacerla con la longitud suficiente para poder meter la mano y extraer todas las vísceras, antes de esto nos habremos colocado la mascarilla de oxígeno pues es muy probable que el olor que emane de esas vísceras sea insufrible, si aún con mascarilla y todo no podemos soportarlo, no tendremos más remedio que aguantar la respiración durante este proceso.

Seguramente cuando hayamos conseguido extraer todas las vísceras estaremos al borde del sincope, es mejor tomarnos unos segundos para reponernos antes de continuar.

Ya tenemos el pollo hueco, ahora hay que hacer el relleno que deberemos introducir con meticulosidad en el interior. Puede surgir algún tipo de complicación con la cabeza del pollo que no nos atrevimos a cortar, nos parecerá que nos está mirando, no pasa nada, no preocuparos, ponerle una venda en los ojos, así se os quitará ese sentimiento de culpa.

Ahora queda la parte más creativa de la elaboración de esta receta, llega el momento de confeccionar el relleno con todos los ingredientes que supongo que ya habréis preparado. Mazos del Hearthstone

 

Cogemos el limón y lo partimos en dos partes, con una de las partes hacemos un zumo y lo dejamos reposar encima de la mepansa para que no nos coja ningún olor, la otra parte del limón la tiramos ya que no nos hace falta para nada. Seguidamente cogemos un cuenco y echamos las especias de la vecina (no ha dado tiempo a que nos envíen las de Toledo), dos o tres ajos y aceite, y con un mortero mortearemos enérgicamente todo hasta que lleguemos a conseguir hacer Ajo aceite de especias de Toledo, el aceite deberemos echarlo poco a poco según vayamos viendo la consistencia para que no se nos corte.

A continuación pelamos las patatas y las freímos usando para este menester el aceite de cocinar pollos rellenos, esto se hace para que las patatas ya vayan cogiendo el sabor a pollo antes de encontrarse dentro de él.

¡Vaya por Dios!, nos queda el pimientito de las narices, bueno es igual, ya le encontraremos alguna utilidad. Cuando ya estén las patatas fritas haremos un puré de patatas fritas con la minipimer y le echaremos dos cucharaditas de Tomate también frito (para que no desentone), es importante que el puré no esté muy líquido.

Después de este estress no sentamos un ratito para descansar y nos tomamos un vasito de vino en espera de que todo lo que hemos hecho vaya cogiendo sus sabores correspondientes.

Ahora toca revisar todo lo que tenemos para aclararnos:

1º Tenemos por un lado el zumo que sigue tranquilo encima de la mepansa.

2º Tenemos el ajo aceite de especias de Toledo

3º Tenemos el puré de patatas fritas

4º Tenemos el pimiento incordiador.

Bien, pues ahora cogemos el ajo aceite y lo envolvemos con sendas lonchas de jamón de New York, usaremos tantas lonchas como ajo aceite hayamos hecho, es preferible que nos sobre alguna loncha de jamón york ya que así se puede aprovechar para usarlo de tapa mientras nos echamos otro vasito de vino.

Ahora, con mucho sigilo introduciremos en el interior del pollo las lonchas que envolvimos intentando ponerlas en perpendicular con relación a la parte genital del pollo, hecho esto utilizaremos el puré de patatas fritas y taponaremos la incisión que efectuamos en el pollo para que no se salga el contenido de su interior durante la larga cocción a la que se tendrá que enfrentar. Tras comprobar que el tapón que hemos hecho tan artesanalmente se ha solidificado y no se sale nada, cogeremos el zumo de limón y ayudándonos de un cuenta gotas le echaremos tres gotitas de limón a cada sobaco del pollo, así le daremos más sabor al exterior del pollo.

Ya está todo listo, sólo queda meter el pollo relleno en el horno, si al introducirlo nos percatamos de que no cierra porque la cabeza del pollo lo impide, aplicar la presión suficiente para que el horno cierre y la cabeza se quede fuera.

Como al final no sabemos que hacer con el pimiento, pues lo dejamos al lado del pollo dentro del horno que algo hará, ponemos el horno a 180º y esperar a que el horno nos avisé mediante una explosión que todo ha acabado.

Servir en la mesa como se pueda.

Saludos.

Equi.

El Autor de este relato fué Equin%F3x , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=5321&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos humor Parodias Culinaria receta

Relatos cortos humor Parodias Culinaria receta

- Otro pollo no hueco (por si no lo vendieran huecos y tuviéramos que ahuecarlo nosotros mismos sin la ayuda de Dios) - Un pollo hueco - Un pollo hueco Ingr

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-humor-parodias-culinaria-receta-2064-0.jpg

2021-03-25

 

Relatos cortos humor Parodias Culinaria receta
Relatos cortos humor Parodias Culinaria receta

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20