Relatos cortos humor Parodias Expediente XXX: El tamaño si importa

 

 

 

1 Un gran caso

Scupy bostezó visiblemente mientras Mander conversaba con el sheriff local. Eran casi las siete de la mañana y después del viaje de cuatro horas en coche le costaba mantener los ojos abiertos. Observó de reojo el cadáver totalmente desnudo y no pudo evitar fijarse en el motivo que les había llevado allí: un enorme y erecto…

- Creo que mide por lo menos 45 centímetros, Scupy-le comentó Mander mientras apuntaba algo en su libreta-y el sheriff me ha dicho que eran al menos 80 cuando llegaron.

- ¿Y la posible causa de la muerte?-preguntó Scupy-¿envenenamiento por viagra? Habrá que comprobar si tiene la lengua azul.

- No creo que sea posible un miembro de ese tamaño tomando sólo viagra, Scupy-le espetó un Mander irónico-deberías dejar de usar tanto ese vibrador que tienes y estudiar algo más de anatomía para variar.

 

- No hables así de mi Kenny, que yo nunca me he metido con tu muñeca hinchable traga traga ni con tu colección de videos porno.

- Por lo menos mi muñeca se parece a la Kournikova y en mis videos todas las tías tienen un buen par de…

- Perdonen-interrumpió el sheriff-vamos a llevarnos el cadáver.

Se volvieron. Le habían puesto una manta encima y lo llevaban en una camilla. En conjunto semejaba una tienda de campaña móvil.

- Creo que mi compañera querrá hacerle la autopsia. No tendrá otra oportunidad mejor en su vida de ver un pollón de ese tamaño, con lo remilgada que es para estas cosas. Espero que aguante erecto hasta el hospital.

2 Autopsia

- No parece que haya disminuido apreciablemente de tamaño-dijo Scupy- 43 y medio. Será una autopsia muy interesante-añadió mientras se ponía los guantes.

- Os dejaré a solas para que os conozcáis mejor. Yo iré a interrogar a las 38 mujeres que estuvieron con él ayer. Me gustaría saber de que hablaron, que bebidas tomaron y que posturas practicaron.

Mander se fue y Scupy se quedó sola. Se le había pasado la modorra y se obligó a ser profesional. Empezaría con unas pruebas de resistencia. Agarró el miembro y trató de doblarlo. Imposible. Parecía una barra de acero. Scupy tiro con fuerza, pero los guantes le jugaron una mala pasada. Resbaló y cayó de espaldas dándose un tremendo costalazo.

- ¡Maldita sea, ahora verás lo que es bueno!-gritó mientras buscaba en su instrumental. Cogió la sierra corta cráneos -¡Aja! Se han cambiado las tornas, ¿eh?

Enchufó la sierra y trató de cortar, pero el cipote se escoró a un lado. Acercó la sierra, pero no pudo alcanzarlo mientras se movía de un lado a otro sin cesar, como si tuviese vida propia. Finalmente Scupy apagó la sierra y frunció el ceño.

- Interesante, muy interesante. Tendré que recurrir a un método, más asqueroso pero infalible en estos casos.

Volvió a agarrarlo, aunque está vez se puso a frotarlo con fuerza. Media hora después estaba agotada y le dolían los brazos. Pensó en otra solución. “Tal vez si lo chupo sólo un poquito”. Se abalanzó sobre él, sin embargo enseguida notó una vibración en su bolsillo.

- No te pongas celoso, Kenny. No significa nada para mí, sólo es trabajo. Enseguida acabaré.

3 Interrogando

- Buenas noches señoritas. Antes de empezar, por favor desnúdense por completo y colóquense a cuatro patas de cara a aquella pared, es para… una rueda de reconocimiento.

 

- ¡Que te lo has creído!-dijo la chica nº 27 (todas las chicas llevaban un número en la solapa para establecer el orden de los “acontecimientos”)

- No creo que el sueldo del FBI te llegue para pagarnos la tarifa-dijo la nº 34.

- Y seguro que tienes gonorrea-la nº 13.

- Yo más bien opino que es impotente-la 16.

- Yo no me acuesto contigo ni aunque me obliguen a elegir entre ti y un jorobado con acné-la 23.

- Bueno vale, he captado el mensaje: primero el trabajo y luego el placer. Así que veamos… ¿Dónde está la chica nº 1?

- Yo tengo el nº 1-dijo una pelirroja-pero en realidad estábamos siete al mismo tiempo.

- Vaya, así que estamos ante todo un macho ibérico. ¿Qué tamaño tenía entonces el miembro?

- Pues en el calentamiento estaba por los 50 centímetros más o menos. Cuando nos fuimos andaría cerca de un metro.

- Luego llegamos nosotras-dijeron al unísono las nºs 8, 9, 10, 11 y 12 (quintillizas idénticas)-y ya parecía estar en plena forma.

- Nosotras ya lo veíamos antes de entrar en la habitación, asomando por la puerta-nºs 13 a 20.

- Con nosotras ya empezó a cansarse-nºs 21 a 33.

- Aja, aja-Mander fingía interés mientras hacía dibujos obscenos en su libreta-y antes de irse ¿vieron algo fuera de lo normal? Aparte de lo que ya sabemos. Scifi books reviews

- Yo recuerdo que recibió una llamada y nos pidió que nos marchásemos-dijo la nº 37-según parece su hermano gemelo venía de visita.

- ¿Tenía un hermano gemelo?

- En realidad eran diez. Nos contó que fue un caso rarísimo de parto supermúltiple, que no se había dado a conocer a la prensa para evitar una bajada de la natalidad mundial.

- Bien, hablaré con ellos inmediatamente-dijo Mander- podéis marcharos ya, aunque si queréis vamos a tomarnos unas copichuelas y a darnos un revolcón rápido en…

Mander no acabó la frase pues las chicas ya se iban sin hacerle caso.

4 Siguiendo la pista

Scupy después de dos horas de duro trabajo había conseguido su propósito. Había sido todo un espectáculo cuando finalmente se produjo la explosión, que había hecho que las paredes, el suelo, los muebles, el techo y por supuesto Scupy acabaran totalmente pringados. En ese momento se preguntó por qué demonios tenía que hacer ella el trabajo sucio mientras Mander se lo pasaba pipa con unas cachondas por ahí. Avanzó chapoteando hasta el vestuario donde se encontró a Mander esperándola.

- Jo, Scupy ¿por qué nunca me invitas cuando te montas una orgía?

- ¡Cállate, idiota! Esto es del muerto.

- Ya, por lo que veo has sacado una gran cantidad de “información”.

- ¿Y tú no deberías estar interrogando a las mujeres?

- Ya he terminado, tengo una pista fiable que creo que resolverá el caso.

- Y para eso me he estado yo deslomando, en cuanto me cambie nos vamos. Y espero no tener que hacer una autopsia tan guarrindonga nunca más.

5 Caso cerrado

- Esta es la casa del décimo hermano-comentó Mander.

- Cuando se entere de que su hermano Phillip ha muerto por traumatismo piano-craneal, su hermano Anthony por politraumatismo traumático, su hermano Garth envenenado con cicuta, su hermano Peter mordido por una araña radiactiva, su hermano Bruce por sobredosis de rayos Gamma, su hermano Clark aplastado por un meteorito verde, su hermano Logan devorado por un lobezno y su hermano Scott por conjuntivitis galopante no se pondrá de buen humor.

Ding-dong-ding. Unos segundos después les abrió una “mujer”.

- Buenos días señora, buscamos a un tal Víctor Focker…

- Sí, soy yo. Ahora soy Victoria Focker.

- Vaya pues desde luego está usted un rato buena, si quiere luego podemos ir a algún motel…

- Queremos hacerle unas preguntas-cortó Scupy- pero antes debemos informarle de que sus hermanos han muerto en condiciones extrañas. El último de ellos, Steve “el mástil” ayer por la noche.

- No serán una gran pérdida para mí la verdad.

- ¿Puede decirnos cuando los vio por última vez?

- Bueno creo que a Phillip lo vi por última vez buscando una moneda debajo de su piano, a Anthony lo vi de refilón mientras le pegaba con el bat…es decir, mientras le daba un abrazo, a Garth lo invité a tomar una copa a mi casa hace unos días y al resto sólo los mandé asesin… sólo les envío postales por Navidad.

- ¿Incluido Steve?

- Sí, incluido el maldito Steve ¿Sabe que por su culpa nacimos todos impotentes, mientras él se convertía en una superpotencia sexual? Pero a cambio yo me convertí en el más inteligente y maligno ¡Ja, je, ji, jo, ju!

- Ya,muy bien, pero no nos interesan sus discursitos ¿sabe quien pudo causar su muerte?

- Yo lo dejé colgado de la lámpara por el gaznate, pero no le mandé asfixiarse.

- En ese caso supongo que puede considerarse una muerte accidental y fortuita…

- ¡Mander no seas idiota!-exclamó Scupy.

- Scupy no puedo evitarlo, me he enamorado de la señorita Victoria y no puedo encarcelarla, ahora nos iremos a echar un polvo y tu puedes mirar y no tocar, como haces siempre.

- Bueno, si es por amor creo que podremos dejarlo pasar por alto igual que lo de aquel mutante polimórfico exhibicionista.

- Pues ¡que comience la diversión!-exclamó Mander.

FIN

Epílogo

Mander y Victoria se casaron en Las Vegas y tuvieron doce hijos, todos supermachos.

Scupy y su vibrador Kenny también se casaron y rodaron juntos algunas películas X, no editadas en España.

El Autor de este relato fué Alberto , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=5259&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos humor Parodias Expediente XXX: El tamaño si importa

Relatos cortos humor Parodias Expediente XXX: El tamaño si importa

Scupy bostezó visiblemente mientras Mander conversaba con el sheriff local. Eran casi las siete de la mañana y después del viaje de cuatro horas en coche le

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-humor-parodias-expediente-xxx-el-tamano-si-importa-2044-0.jpg

2021-05-17

 

Relatos cortos humor Parodias Expediente XXX: El tamaño si importa
Relatos cortos humor Parodias Expediente XXX: El tamaño si importa

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences