Relatos cortos humor Parodias La Confesion de una Abuela

 

 

 

LA CONFESIÓN DE UNA ABUELA.

En un momento de tristeza y amargura, afectada por la oscuridad tétrica (le habían cortado la luz por razones desconocidas) de la noche, pero mas por la conciencia cochambrosa es decir el remordimiento y la culpa, se animo a hablar con un extraño (además de vieja, chona) era una anciana mas por las cargas que llevaba que por la edad, su forma de hablar era lenta y pausada (de pequeña había sido tartamuda, pero con un grillo puesto cada noche en su boca había superado este problema) conteniendo el llanto que se había acumulado en su pecho, exigiendo de ella las fuerzas necesarias para detener los pequeños sollozos ( y limpiándose los mocos que parecían cataratas) y poder continuar su confesión.

 

¿Por qué lo haría con un extraño? Ni ella misma lo sabia, probablemente porque no tenia el valor para hacerlo con alguien cercano a ella, (conocía lo chismoso que eran) por el sentimiento de culpa que le embargaba y por el temor al juicio que de ella harían, (del árbol caído todos hacen leña) un extraño no tenia inferencia en su vida y aunque su juicio fuera duro y acusador, no haría mayor mella en el ya tan deteriorado animo de ella.

Todo comenzó dijo ella, con la adopción impulsiva de una nieta, (las adoptaba ya grandecitas, para que no le causaran gastos, pues si no daban cuando menos no quitaban) si una arrimada como algunos le acusarían, era una joven conservadora en su forma de ser y modosita, así se presento, (caras vemos intenciones no sabemos) así la creía toda la gente, pero el tiempo saca todo a la luz, solo era cuestión de que una luz en el camino apareciera.

Quiero aclarar que no era mi única nieta, dijo la abuela (que tenia corazón de hospicio) tenia tres nietas mas, una de las cuales ni siquiera la quiero nombrar, las otras dos aun están presentes en mi vida, una de ellas en la clandestinidad, o alejada de la familia pues no concordaba ya con los demás integrantes de la historia, y la otra arrastrada en las turbulencias de la tragedia formaba parte de esta historia, le digo esto dijo la abuela, porque necesita estos antecedentes para entender nuestra tragedia.

Un día lamentablemente no solo para la nieta arrimada, perdón la adoptada, sino para la familia, esta joven inexperta confió plenamente en una amiga, la cual sin ninguna discreción de su parte la exhibió ante la gente (pues su pecho no era bodega ni su boca tumba, pero no le caería mal cuidársela con astringosol) al dar a conocer que un extraño le movía el tapete, este indiscreto comentario (nacido de la mas sinceras ganas de soltar la sopa) causo tremenda conmoción en el animo de la familia, dijo la abuela, y como los chismes son para comprobarse, no tardaron en dar con la verdad.

La nieta arrimada a pesar de lo bien que hasta ese momento había podido disimular sus costumbres y su vida, por una indiscreción hecho todo por la borda, y su vida salió a flote, así como la luz en un camino, su vida fue alumbrada y descubierta para desgracia y vergüenza de la familia (sollozo y sonada de mocos)

Resulta que el extraño, no lo era tanto para la nieta arri – adoptada, pues ya que se descubrió que usaba el nombre como contraseña para que nadie descubriera su impúdica relación. Ya que además de impúdica era una forma evadir a la justicia. Dicho extraño se hacia pasar por el hermano de un buen amigo de la familia, que se dedicaba a la venta de tacos y que últimamente se había enviciado en los casinos de apuesta, por lo que ya poco se le bella por la sala (la sala de la casa)donde tanto le gustaba sentarse a platicar por largas horas.

 

Aquí empieza la tragedia, dijo la abuela, resulta que el buen amigo de la casa que decía ser vendedor de tacos, en verdad lo que vendía eran churros, para que mejor entienda, marihuana, pastillas, tachas y cosas de esas; y ahora este se dedicaba a lo de los casinos, como extensión de sus negocios, no es que sea chismosa dijo la abuela, pero es parte de esta historia y necesita saberlo, pues bien su hermano ese extraño que irrumpid en la paz de nuestra comunidad, era no solo hermano de nuestro amigo sino su socio, involucrado en los mismos negocios de su hermano, o bien su hermano había sido arrastrado por el a estos negocios.

¿Como se descubrió esto? Pues por una torpeza de esa que suelen cometer los enamorados que llevados por la pasión y la lujuria, cometen la imprudencia de buscar a su amante sin darse cuenta del peligro a que se exponen a ser descubiertos. El extraño apareció un día y con sus claves para que nadie lo descubriera se ponía de acuerdo con mi nieta, pero ahí estaba la amiga (de la que ya dijimos que su pecho no era bodega ni su boca tumba) se dio cuenta de que el susodicho era de quien mi nieta le había hablado, y fue la ocasión que aprovecho, esta infeliz, perdón, infiel amiga para soltar su chisme, y comentar abiertamente “¿cómo que el extraño te saca el tapete? Le dijo a mi nieta la adoptada, y ahí se desencadeno todo.

Déjeme decirle dijo la abuela, que mi nieta esta casada con un actor, de esos que salen en la telenovela, pero que es pura apariencia y además un flojo, ya que ni si quiera es capas de moverle el tapete a mi nieta, por eso ella tubo que buscarse quien le moviera el tapete, pero todo se da cuando una luz en el camino aparece, así que nos dimos cuenta de los amoríos adúlteros de mi nieta con el extraño que era el que ahora le movía el tapete.

Pero no fue solo el hecho de que mi nieta tuviera un amante, y que este fuera un traficante de tacos, entiéndame joven, de churros; Sino que en esa actividad no solo ya había involucrado a su hermano, sino también a mi nieta, la cual en el medio de la mafia se le conocía como “La Reina de la Coca” por ser la que le movía el tapete a este “Extraño” conocido como “El rey de la coca” por estos lugares. Y pensar que todos le decíamos de cariño “Reinita” (sollozo y moqueo) sin saber de donde había salido ese apelativo, nosotros inocentemente creíamos que era porque le gustaba mucho tomar coca cola, que tragedia tan grande y vergüenza para la familia (sollozo y moqueo), y el pasguato del actorcillo marido de mi nieta “la reina de la coca” ahí asiendo suspirar a tantas mujeres, y no ser capas de moverle el tapete a mi “Reinita” . Notarias latinas cerca de mi

Hasta ahí hubiera quedado todo y la verdad no hubiéramos hecho tanto escándalo, pos no seria la primer mujer que buscara quien le moviera el tapete fuera de su casa, verdad, pero no, no era todo lo que estaba por rebelarse, pos ya le dije que la luz en el camino lo alumbra todo y lo hace claramente visible.

Recuerda usted a mi otra nieta esa que le comente fue arrastrada en esta tragedia, pues ella también tenia su secretito, aparentaba ser aun mas inocente y sencilla, pero que sorpresas da la vida, a esta nieta la conocíamos como “La amante de la coca light” pues así como creiamos que la “Reina de la coca” era por lo de la coca cola, “La amante de la coca light” era porque prefería la coca de dieta, pero algo que si tengo que decirle y hasta ahora me doy cuanta, es que cuando estábamos apaciblemente charlando en la sala, siempre que la “Reinita” pedía una coca, la otra nieta pedía una coca light y entre ellas se cursaba una mirada especial, y afloraba un sonrisa en sus labios, como disfrutando de un secreto intimo, y ciertamente lo era. Ya que en el circulo en que la “Reina de la coca” se desenvolvía también se conocía a mi otra sobrina y ahí fue donde se le dio el tan fatídico mote de “La amante de la coca light” ya que, que vergüenza para la familia, que vergüenza, (sollozo y moqueo), me da pena decirlo, pero existía una relación intima entre mis sobrinas, y no precisamente de parentesco, sino mas intima, si eso, lo que usted esta pensando, existía entre ellas una relación lesbica, que horror y desvergüenza, y pensar que nuestra sala tan conservadora y puritana, vivió esta relación y sabrá usted que otras cochinadas no harían estas jóvenes descarriadas en nuestro hogar.

 

Añada joven, esa revelación a mi ya cansada existencia, ¡que cargas nos da Dios para llevar en esta vida!, pues si fue un golpe bastante fuerte esta revelación tan horrenda, que engañada estaba, seria por ese amor ciego que se dice uno le tiene a sus vástagos, pero que vergüenza que en la sociedad ya se sabia de estas atrocidades, y claro los últimos en enterarse somos los de la familia, que dolor (sollozo mas prolongado y moqueo mas estruendoso).

Pero eso no es todo, aun hay mas que añadir a mi desgracia, podría yo entender aun que mis nietas sintieran ese amor descarriado y esa pasión entre ellas, pues ya nuestra sociedad lo esta viviendo bastante, pero déjeme decirle que esa inocente y sencilla niña que con tanto cuidado atendía cada día en nuestra sala, y le traía su coca light, resulto ser toda una depravada ya que sabiendo la situación de mi nieta “Reinita con ese holgazán y flojo de su artista, rompe corazones, incapaz de moverle ya el tapete a mi “Rinita”; Se aprovecho para dar rienda suelta a sus depravados placeres y dejaba que a ella si le moviera el tapete el artístilla de pacotilla ese.

Así que no solo era “La amante de la coca light”, sino también “la amante del arte” como ella lo declaro algunas veces, pero sin saber uno realmente lo que pretendía decir.

Así es que joven, ante esta desvergonzada actitud de mis nietas y la vergüenza que acarreaban a nuestra familia, un día en la sala, pues ya la luz había alumbrado mi camino, y sabia todo sobre estas descarriadas jóvenes, y analizando todo, me di cuenta que esta tragedia sucedió, no por lo que hacían estas jóvenes con su vida, si no por las imprudencias que salían de sus bocas, como dice el dicho el pez por la boca muere, decidí poner un remedio y ahí mismo en la sala les saque las cuerdas bucales a ambas jóvenes, por tarugas e imprudentes. (sollozo y moqueo).

Y mire joven aquí están esas cuerdas, y me las mostró tan largas como eran, y se preguntara para que quiero estas cuerdas bucales de mis nietas, pues para cumplir el dicho, ese del pez que ya le mencione para ahorcarlas y limpiar la vergüenza de nuestra familia, esa es mi confesión y la carga tan grande que llevo en mi existencia (el sollozo se convierte en un llanto incontrolable y el moque parece ya una catarata incesante).

Después de un rato, la clama llega y la abuelita ya desahogada un poco de su pena, aclara que no tubo la fuerza para ahorcar a sus nietas, las cuales siguen viviendo actualmente su depravada y descarriada vida, cada una en su telaraña de vida, “la reina de la coca” aun sigue viviendo con su actorcillo de pacotilla que ni el tapete le mueve, pero no le importa pues “El extraño” le sigue moviendo el tapete y ambos siguen en sus turbios negocios de venta de tacos.

La nieta que yo creía tan ingenua “La amante de la coca light” y “amante de las artes” sigue con su conducta depravada, moviéndole el tapete a mi “Reinita” y dejándose mover el tapete por ese artista de pacotilla, siendo el vinculo de unión entre “La reina de la coca” y el artístilla ese

De la amiga imprudente y la que ocasiono todo esta tragedia con su falta de lealtad, mejor ni mencionarla, pues si se me pone enfrente capas de que ha esta si me la hecho, no joven no piense mal, (después de tantas revelaciones, como creen que estaría mi mente de cochambrosa) nada de moverle el tapete, yo no soy así, me refiero a desaparecerla de mi sala.

Después de desahogar tanta pena y dolor, haber llorado y moqueado a raudales, la abuela se calmo y experimento un estado de relajamiento que invadía la sala, pues estábamos en la sala de su casa, y una luz tenue alumbraba, todo avía vuelto a la calma. Hasta entonces la abuela se dio cuenta que yo tomaba notas de todo lo que ella decía.

Terminado este relato, la abuela se intereso en mis gustos, y le dije que uno de ellos era escribir cuentos e historias, lo cual ella ya había notado y sin saber por que, se me lanzo, y no hablo de moverme el tapete, literalmente se me lanzo y con una de las cuerdas bucales de sabrá cual de sus descarriadas y depravadas nietas, me empezó a ahorcar (agggggggg) supongo que por el temor de que diera a conocer su azarosa y tormentosa vida familiar, y esto (aggggggggggggg ) fue lo ultimo que alcance a escribir. Aggggggggggggggg.

El Autor de este relato fué Nephtaly , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=6372&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos humor Parodias La Confesion de una Abuela

Relatos cortos humor Parodias La Confesion de una Abuela

En un momento de tristeza y amargura, afectada por la oscuridad tétrica (le habían cortado la luz por razones desconocidas) de la noche, pero mas por la conc

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-humor-parodias-la-confesion-de-una-abuela-2341-0.jpg

2021-05-14

 

Relatos cortos humor Parodias La Confesion de una Abuela
Relatos cortos humor Parodias La Confesion de una Abuela

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20