Relatos cortos terror Hechos reales Mi Querida Angelina

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

Son las 9:00 de la mañana, se me hace tarde para ir al trabajo, no alcancé a despedirme de mi querida esposa Angelina, tomé el bus y llegué a mi trabajo, estoy en mi oficina recibiendo a clientes, negociando, llegando a acuerdos entre nosotros en asuntos económicos, y seguía recibiendo clientes, sonaba el teléfono, era mi esposa, pero no podía contestar ya que estaba demasiado ocupado, sonó infinidades de veces, hasta que contesté:

Angelina: hola mi amor

Fernando: hola, que quieres

Angelina: yo solamente quiero saber si es que estas bien, como te ha ido en tu traba...

Fernando: oiga, porque no dejamos ésta conversación para cuando llegue del trabajo, estoy muy ocupado, hoy llegó temprano, así que esperemé, bueno

Angelina: bueno...

Seguía con mi trabajo, no tuve tiempo ni para almorzar, y así fue el resto del día hasta que cayó la noche, supuestamente iba a regresar a casa como a las 9:00 PM, no pude regresar a esa hora, sino que llegue mucho más tarde de lo debido, en el camino a casa, cuando iba caminando, tuve que meditar lo que iba a pasar con estos clientes tan importantes, que de hecho son extranjeros, y además tenía que despejarme un poco de lo ajetreado que fue el día, de pronto me interceptó el repartidor de periódicos, él es de avanzada edad y aun así se mantiene de gran forma:

Repartidor: como está don Fernando

Fernando: bien bien, muy bien, y usted que hace a esta hora de la noche.

Repartidor: nada, solamente tomando aire y haciendo un poco de ejercicio, a mi edad tengo que aprovechar.

Fernando: si pues, tiene que cuidarse su corazón,

Repartidor: si, ya lo sé, bueno me voy, mañana le llevo su diario como siempre, bueno

Fernando: OK, nos vemos

Llegué a casa, estaba todas las luces apagadas, entré a mi dormitorio, vi a Angelina durmiendo destapada, me habrá esperado, no sé, le abrigué con su frazada y me fui a comer un poco, al cenar sentí en mi espalda un leve roce, me di vuelta y no había nadie, seguía pensando en lo que tenía que hacer mañana, me fui a acostar, me quedé inmediatamente dormido.

Son las 8:30, preparándome para ir al trabajo, no encontré a mi esposa a mi lado, estaba en la cocina preparando algo en la cual salía un olor muy rico, entre al baño me lavé y salí cuando de pronto sonó mi celular, eran unas personas que estaban interesadas en hacer negocio conmigo, sonriendo me vestí con rapidez, y me fui de inmediato, abrí la puerta y justo el repartidor me entregó el periódico:

Fernando: uy como esta don Heriberto, disculpe pero tengo que ir de inmediato a mi trabajo...

Repartidor: bueno adiós, se lo voy a entregar a su esposa don Fernando.

al tomar el bus, me volteé a mirar , vi a don Heriberto quién seguía entregando periódicos, mire a mi casa y vi a Angelina que estaba en la entrada de la casa mirándome a lo lejos con una bolsa con comida en sus manos, me dio lastima no poder haberlo recibido, y porque se me habrá olvidado despedirme nuevamente de ella, y siempre me pasaba lo mismo, desde hace dos meses, bueno seguía con el trabajo arduo en mi oficina, respondía y respondía llamadas, era así todos los días, llegó la noche, llegué a mi casa más temprano que de costumbre, ella me estaba esperando pero sin la cena preparada:

Fernando: hola Angelina como estas

Angelina: y como quieres que este, porque no despiertas de alguna vez, estas todo el día trabajando, te vas temprano, y ni siquiera te despides, ni siquiera te siento cuando llegas hasta el otro día

Fernando: lo sé, pero es que...

Angelina: pero nada, ahora mismo me voy de esta casa, hasta que recapacites y volvamos a estar juntos como familia, me entiendes...me entiendes

Fernando: como quieras, tengo mucho que hacer en estos momentos

Angelina: ni siquiera te preocupas de mí, para saber como estoy, nada, es mejor estar solos por un tiempo, quieres

Fernando: si tu lo dices, oye pasamé el periódico que lo voy a leer mientras ceno

Angelina: toma aquí está...ah, a propósito mis vecinas me dijeron que no han visto a don Heriberto por ninguna parte, dicen que lo vieron salir como siempre a hacer sus ejercicios, y de ahí que no se supo más de él, y él después de que tu te fuiste me pidió prestado nuestro perro, yo acepté y se fue con él

Fernando: gracias por decirlo, y cuando piensas irte de aquí.

Angelina: mañana mismo, muy temprano, puede que ni me sientas cuando me vaya.

Fernando: adiós entonces, sentí de pronto un pequeño frío en mi espalda, no le tomé mucho en cuenta, cené y me fui a acostar.

Son las 9:30, nuevamente se me hace tarde para ir al trabajo, justamente vi que no estaba Angelina en su cama, sin ni siquiera una nota, nada, me puse triste de repente, y nuevamente sentí un leve roce, cerré todas las puertas y me fui a trabajar, clientes y clientes negociaban conmigo, y yo de pronto me puse a pensar en Angelina:

"donde habrá ido ella", mientras los negociadores seguían hablándome, pero yo no les tomaba mucha atención y eso que ellos eran negociadores muy importantes para nuestra empresa.

"que pasa Fernando, quieres o no quieres trabajar con nosotros", me dijo uno de ellos, "si, obviamente que si” respondí yo, pero seguía pensando en Angelina, llegó la noche y yo solamente quería conversar con alguien, ya que me sentía muy solo, quería ver a don Heriberto, ya que el es mi mejor amigo si se podría decir, ya que yo no conversaba mucho con los vecinos, bueno quería acostarme, por lo menos mañana no trabajo. Términos BPM que deberías saber

son las 10:00, me levanto de un sobresalto, miro hacia la ventana y veo muchas nubes negras, "tengo que buscar a Angelina", pensé, salí a trotar, mientras troto veo que hay pegados unos carteles con la foto de don Heriberto, y después veo muchas personas reunidas planeando buscarlo en todos los rincones, realmente desapareció en forma misteriosa, yo lo único a quien quería ver es a mi esposa, entonces seguí trotando, de pronto veo una carretera totalmente despejada, y me pongo a correr con toda velocidad pensando "Angelina, donde estas, mi amor", realmente la estaba extrañando demasiado, cerré mis ojos imaginando estar cerca de ella, cuando los abrí no me di cuenta de una roca que estaba justo en medio del camino y tropecé en ella, y me azoté un poco la cabeza, me quedé tendido en el suelo sin hacer nada, me puse a llorar, porque quería verla realmente, que me disculpara de todo lo que le había hecho, unos vecinos pasaron en automóvil y me querían llevar a un hospital, yo le dije que no, aproveche de preguntarle por Angelina, y me dijeron que ella se fue de viaje y no les dijo hacia que dirección, cabizbajo regresé a mi casa, nuevamente sentí un frío en mi espalda, me di vuelta y nada, llego la noche, yo sin saber nada de ella, me fui a acostar sin comer nada, lo único que quería hacer en estos es solamente verla de nuevo a mi querida esposa, lloraba y lloraba toda la noche, hasta que me quedé dormido.

Son las 9:00 de la mañana, despierto con un leve roce en mi mejilla, me doy vuelta era Angelina diciéndome, "sorpresa", sentí que mi corazón palpitaba con fuerzas, yo lo único que hice fue abrazarla con todas mis fuerzas, besarla, besarla, besarla, besarla.

Fernando: OH, mi amor, donde has estado todo este tiempo

Angelina: aquí pues disfrutando de la vida, solamente que tu me buscabas y yo me escondía, ji ji ji

Fernando: "te extrañaba tanto mi amor". No podía describir cuantas palabras de amor que se me salía en mi interior,

Angelina: te voy a cocinar algo muy rico, esperamé.

Fernando: bueno mi amor

La alegría volvió por fin a mi cuerpo y mi alma. Mientras cocinaba salí un rato, cuando de repente a mis espaldas hacen un periódico, me doy vuelta era don Heriberto quién me sonreía,

Fernando: pero, don Heriberto, donde ha estado todo este tiempo

Don Heriberto: el otro día fui a hacer ejercicios y a correr un poco, y me encontré con mi nieta, y me invitó a su casa, y no llegué hasta ahora.

Fernando: todos estábamos preocupados por ud.

Don Heriberto: si ya miré los carteles, y todavía me deben estar buscando.

Lo miré asombrado, nos despedimos, pero me pareció que estaba muy extraño.

fui a trotar en medio de la carretera, ya que estaba despejada, de pronto miro para todos lados, y veo personas desconocidas mirándome al medio de la carretera como si estuvieran esperando locomoción, de pronto me sonrieron amablemente, después de seguir corriendo, estaba como a dos cuadras para llegar a casa cuando siento que unos pequeñas pasitos me seguían, era mi perro que me seguía, nunca lo había visto tan alegre, al llegar a casa y almorzar, yo y Angelina empezamos a recuperar tiempo perdido, fuimos a la playa a caminar, hasta jugamos con la arena, en esa playa yo la conocí justamente, empezamos a correr por la playa igual como si fuéramos niños, ella y yo estábamos muy contentos al vernos, y ella de pronto me dijo:

"hace tiempo que no te veía así", "espero que sigas como estas ahora", yo le dije:"siempre voy a estar así mi amor", ella me dijo:"que bueno porque quiero contarte algo". Yo pensativo le dije:"y que me quiere decir", "no me vas a decir que estas embarazada" "va... vamos a tener un bebé"

"no es eso", me dijo, "ojalá fuera eso, pero no podrá ser", de pronto agachó la cabeza, de pronto la levantó y me dijo "te acuerdas cuando yo te había dicho que despertaras, que recapacitaras", yo le dije:"si, si me acuerdo un poco, pero porque te acuerdas de eso en un momento así"

Ella me dijo:"porque yo quiero que realmente despiertes...vuelve a tu mundo real", me puso su mano en mi cabeza, y me dijo:"tú realmente me querías ver...y me viste, ahora quiero que rehagas tu vida sin mí" "pronto nos volveremos a encontrar"...

Han pasado ya cuatro años de éste suceso con mi esposa, y todavía pienso en ella pero no como antes, y también sé que don Heriberto no fue a casa de su nieta, sino qué se cayó por una quebrada, no sobrevivió...y mi perro, no lo he podido encontrar, debe de estar con ellos.

Son las 10:30 de la mañana despierto con un pequeño roce en mis labios, yo sé que era ella, no quería saber la forma en la que se fue ella al cielo, solo quería sentirla a mi lado...son las 2:00 de la tarde, estoy en una reunión de ejecutivos, de pronto veo que una hermosa mujer me mira con mucho entusiasmo, con casi las mismas características de mi querida esposa, me acercó y le digo:

"hola, como estas, desde cuando estas en este negocio", "hoy es mi primer día", me dijo ella. Me quedé impactado con su belleza y le pregunté:"¿como te llamas?, ella me dijo:"me llamo Angélica"...

El Autor de este relato fué Fernando Espinoza , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=7005 (ahora offline)

Relatos cortos terror Hechos reales Mi Querida Angelina

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20