Relatos cortos terror Hechos reales Motorista nocturno.

 

 

 

No te conozco motorista nocturno. Tu a mí tampoco.

Está claro que te gusta el riesgo: pasar con tu moto a mas de 200 km/h por delante de mi casa. Batir tu propio record. ¿Quien te va a pillar?.

Pero tu riesgo va mas allá. Sabes que es una calle transitada, aunque sea de noche. Sabes que puede haber personas. Tu error sería creer que esas personas (cuyo número desconoces y también sus intenciones) no piensan en ti. Pero eso también te gusta. Te gusta provocar. Estarán, pensando: ¡menudo cabrón el de la moto!. ¡Pero vaya juerguista!. Porque seguro que lo es. ¡Como les gustaría saborear la velocidad poniéndote en riesgo tú y los que haya!. Por un momento te da igual la vida, su constante peso de responsabilidades, su aburrido devenir diario. Por un momento no importa la vida: ni la mía, ni la de ellos. ¡Qué mas da!. La muerte llegará, ¿por qué no hacerme dueño de ese momento y de paso robárselo a esos pobres imbéciles?.

 

Pero yo, que no te conozco, y ni me importa, y sí quiero seguir viviendo. Y tu estás jugando con eso. Y ya que te da igual tu propia muerte, no permitiré que te adueñes de la mía.

¡Que placer mas extraño el de elegir tu propia muerte!. Porque la vida no se nos permite elegirla. Y no me vengan con fantasías.

Me desafías a muerte. Desafías a lo míos. De acuerdo, acepto el reto.

Estoy seguro de que sabes sobre los sentidos. Estoy seguro de que te da placer la sensación de velocidad. Te conviertes en rayo.

Yo también sé sobre los sentidos. Y ese dolor que produce el ruido de tu moto en los oídos, el miedo al dolor propio o ajeno me hace estar mas al acecho. De momento, te llevo ventaja. Tu solo puedes pensar antes de montar en la moto. Ahí comienza tu masturbación. Aviation Questions and Answers

¿De qué manera puedo pararte?. Soy decente. Una manera es dañar tu moto. Pero me costaría saber donde encontrarla. Además buscarías otra y ya no lo harías tan solo por el placer en sí sino por joder. Por el placer de la venganza.

Este placer es mas negro, menos intenso. Punto a mi favor. Encontraré tu moto.

A la velocidad punta, tu climax, estás indefenso. Ruido ensordecedor pero provocado por ti. Ruido que no te molesta. A mi sí pero no me importa. Puede ser el momento de actuar. Tu o yo. No veras a tu contendiente. Ni siquiera sentirás nada cuando caigas y te golpees con fuerza. Una fuerza que jamás vivirás para contar.

 

No sufrirás, cierto. Y no es mi intención. Es un duelo a muerte y el dolor jamás será mi aliado.

Y no me digan que soy un verdugo por arrebatar a este energúmeno la elección de mi muerte. Y si tu permites que se juegue con tu vida y lo pasas por alto, yo te desafío, puesto que estas de su parte. Y no lo niegues. Puedo perdonar a quien en defensa propia me dañe. Incluso puedo perdonar a quien lo haga a conciencia. Pero mi muerte es solo mía y no retrocederé un ápice si no es para tomar carrerilla. ¡Que te quede claro!.

El Autor de este relato fué Ricardo , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=89 (ahora offline)

Relatos cortos terror Hechos reales Motorista nocturno.

Relatos cortos terror Hechos reales Motorista nocturno.

Está claro que te gusta el riesgo: pasar con tu moto a mas de 200 km/h por delante de mi casa. Batir tu propio record. ¿Quien te va a pillar?. No te conozco

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-hechos-reales-motorista-nocturno-2982-0.jpg

2021-09-15

 

Relatos cortos terror Hechos reales Motorista nocturno.
Relatos cortos terror Hechos reales Motorista nocturno.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20