Relatos cortos terror Pesadillas Escapando a las pesadillas

 

 

 

Esas malditas pesadillas siempre me despiertan sobresaltado con la mente confundida, trato de recuperar la conciencia mientras miro mi cuarto de arriba a abajo pensando si todavia estoy en las garras del demonio o al fin estoy en mi cama pensando que fue una pesadilla mas. Tengo miedo de volver a dormir pues casi siempre la misma pesadilla de esa noche vuelve precisamente en donde mi breve despertar la interrumpio.

Trato de concentrarme para lograr un sueño tranquilo, sin demonios, sin dolor, sin aberraciones a mi alrededor.

Soy demasiado miedoso, temo hasta estar despierto en medio de la noche que solo asoma sombras a travez de los resquicios de luz que entran por el tejado, tan terrible es aguantar la noche en soledad como caer en las garras de otra sangrienta pesadilla.

 

Como quisiera que se fueran ya, o al menos poder despertar cuando yo lo deseara. Es inutil, cuando sueño no estoy conciente y ese sueño se convierte en mi indeseada realidad, me lastima, me asusta, todo se siente tan real.

Una noche, en una pesadilla algo fuera de lo comun ocurrio, algo que me salvo para siempre de despertar con el dolor en el pecho, ese dolor del miedo para siempre se habia marchado.

Como todas las noches, me acoste temeroso por lo que me aguardaba, y en efecto una pesadilla más comenzo a desarrollarse como si de la realidad se tratara. Pero esa fue la pesadilla final, la que alejo a todas las demas.

Comence soñandome acostado en una lujosa cama de blancas sabanas rodeada de enormes cortinas traslucidas, todo estaba rodeado de una suave luz que se filtraba de las nubes del cielo, vi como mi alma se desprendia de mi cuerpo inerte, mi alma no se dio cuenta que habia salido de mi cuerpo, asi que camino hacia las enormes cortinas para ver lo que se encontraba detras.

Y detras estaban las ruinas de grecia, estaban bañadas de enormes llamaradas, habia enormes columnas de humo y entre ellas estaban las casas de mis seres queridos, parecian haber sido victimas de una gran guerra. Entre las piedras y las cenizas ardientes trate de abrirme paso para encontrar a mi madre, a mi abuela, a mis hermanos... pero no encontre a nadie, solo habia escombros.

El panico y la incertidumbre me invadieron cuando me di cuenta que la guerra estaba viva, seguia bombardeando los escombros tratando de aniquilar lo poco que quedaba en pie. Corri con dificultad tratando de no lastimar mis pies descalzos. Tal vez todos escaparon y podria encontrarlos en algun lugar alejado.

Cuando casi me daba por vencido vi a lo lejos una figura conocida, corri con ansias de encontrar ayuda y logre ver de quien se trataba. -¿Eres tu ocatavio?- Le pregunte, pero no me contesto nada, El estaba inmovil bajo el dintel de su casa, cuando me acerque lo suficiente me reconocio pero aun asi no me dirigio la palabra. -Vamonos de aqui primo nos van a matar estan cayendo las bombas- Le suplique desesperado.

-No seas tonto, no tiene caso correr tarde o temprano nos va a alcanzar, ya todos estan muertos y yo me reunire con ellos muy pronto, quedate aqui conmigo para morirnos juntos- Me contesto con agonizante calma.

Comenze a rogarle, trate de jalarlo conmigo, pero detras venian ya las explosiones y el silvido de los misiles ya casi no dejaban escuchar mis palabras. Me di cuenta que todo era inutil, lo solte y comenze a correr esperando que Octavio estuviera equivocado. Cuando voltie la mirada por ultima vez un misil lo alcanzo y su cuerpo se esparcio con los escombros.

 

Corri como un loco, mire hacia arriba y vi a lo lejos un claro en las nubes en el horizonte se alcanzaba a ver el azul del cielo, estaba lleno de estrellas, debajo se iluminaba la tierra limpia de fuego y humo. Știri de ultimă oră din Spania

No se cuanto tiempo estuve corriendo, ya no sentia el dolor en mis pies, volvi la mirada y vi que aquel infierno se habia quedado muy atras, mas sin embargo me di cuenta que tambien habia estado siguiendome, con mas calma pero seguia detras de mi acercandose lentamente.

Las fuerzas comenzaron a abandonarme, deje de correr y comenze una penosa caminata hasta terminar casi arrastrandome por la arena que formaba aquel sospechoso camino. Comenze a creer en las palabras de mi primo muerto, asi que decidi esperar tambien mi final debajo de una explosion.

Mire instintivamente por ultima vez el azul horizonte, y como en un espejismo vi a muchas personas en la distancia precisamente debajo del claro de aquellas fantasmagoricas nubes. Eso me devolvio la esperanza me levante con penas pero senti una nueva fuerza en mis piernas, corri a su lado y cada vez mas cerca pude ver que no era una alucinacion, alli estaban eran muchos, la mayoria estaban acostados en el suelo como indigentes en un desastre.

Vi que todos estaban a la orilla de una vieja via de ferrocarril y en el centro de todos habia un anciano que parecia ser su guia, el estaba dando un discurso, todos escuchaban atentamente.

Entre los que estaban acostados mire varios de mis familiares, ellos no se dieron cuenta de mi precencia y yo no quise interrumpir, ya que las palabrasdel anciano eran muy reconfortantes, y de echo esas palabras fueron las que salvaron mis sueños para siempre.

-El sufrimiento es inevitable si tratamos de huir, pero si encaramos con calma la obscuridad desaparecera, comienzen todos a entrar en la calma, cierren sus ojos y cierren su mente, duerman y despierten-

Esto lo hablo y los demas lo siguieron todos se recostaron en el suelo y cerraron los ojos, y como si de fantasmas se tratase comenzaron a desvanecerse uno a uno. Vovi a mirar en donde estaban mis hermanos acostados pero ya no estaban, regrese la mirada y ya no habia nadie, solo estaban sun ropas que quedaron vacias.

El temor me invadio con esta lugubre soledad, mire atras y ahi venia el fuego del infierno en un tornado de nubes obscuras, estuve a punto otra vez de perder la esperanza pero en mi mente escuche nuevamente esas palabras -Duerme con calma-

Asi lo hice, era lo unico que me quedaba, cerre los ojos, cerre mi mente, y al obscurecerse todo una luz comenzo a sentirse en mi rostro, volvi a abrir los ojos y ahi estaba, era yo otra vez en esa enorme cama rodeado de cortinas, todo era igual, habia regresado.

Pense que no tendria caso repetir otra vez mi andanza asi que se me ocurrio dormir otra vez para ver si regresaba a mi verdadero lugar, a mi casa. Asi que lo hice, y otra vez todo se obscurecio y en unos instantes otra luz toco mi rostro, abri los ojos y vi con asombro que en realidad habia regresado a mi habitacion.

Eran las 3 de la mañana, la luz de la luna entraba por un resquicio, no podia creer que habia despertado sin resalto, mas bien al contrario habia despertado con las mas grande tranquilidad que jamas haya sentido.

Ese extraño anciano que vi en mi sueño me salvo la noche y todas las demas, pues cada vez que una pesadilla entraba en mi mente, no importa que tan horrible fuera sus palabras entraban en mi conciencia y me decian, "estas soñando, duerme y despertaras" Asi que desde entonces puedo despertar siempre que yo lo desee, por que en todo momento del sueño tengo la conciencia de que solo es eso, lo falso de un sueño.

El Autor de este relato fué Auron Blade , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=2005&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos terror Pesadillas Escapando a las pesadillas

Relatos cortos terror Pesadillas Escapando a las pesadillas

Esas malditas pesadillas siempre me despiertan sobresaltado con la mente confundida, trato de recuperar la conciencia mientras miro mi cuarto de arriba a abajo

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-pesadillas-escapando-a-las-pesadillas-1421-0.jpg

2020-04-13

 

Relatos cortos terror Pesadillas Escapando a las pesadillas
Relatos cortos terror Pesadillas Escapando a las pesadillas

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20