Relatos cortos terror Pesadillas Ojos verde oscuro

 

 

 

Se despertó empapado de un sueño que no parecía un sueño. Su cara era tan real que pensó que podría haberla tocado si se hubiese atrevido a moverse. Incluso sabiendo que no podía ser más que una ilusión, un espejismo del mundo de la fantasía y de los sueños, la sintió más real que a sí mismo, poderosa y extrañamente hermosa. Misteriosamente atrayente. Inocentemente peligrosa.

Tenía el pelo largo, liso y moreno. Llevaba un vestido verde con un signo extraño dibujado en blanco. Sabía que probablemente no sería capaz de dibujarlo, pero creía que pudiera ser celta. En su brazo derecho llevaba un brazalete de algo similar al bronce, y sujetaba un cuchillo grande y lleno de sangre.

El cuchillo sangriento le habría asustado si no hubiese estado hipnotizado por aquellos ojos tan grandes, tan verdes.

 

Aquellos ojos, misteriosos, estaban llenos de sentimientos que no podría describir, pero mirándolos sintió miedo, pena y deseo al mismo tiempo, dejándole un suave sabor dulce en su boca. Se le quedó mirando, pero él no pudo apartar la mirada porque estaba petrificado por el asombro.

Después de unos minutos volvió a la realidad y fue a trabajar. Intentó en vano concentrarse en su trabajo, sin ser capaz de sacarla de su mente. Apenas pudo disimular su ensoñamiento.

Cuando se disponía a salir de la oficina vio un pequeño símbolo de metal, probablemente plata, que le resultaba familiar. Lo cogió con su mano derecha y sintió su cálida energía. Entonces entendió que era de ella. Tenía que serlo. Aquello significaba que tenía que haber sido ELLA quien lo hubiese puesto allí, en su despacho, sobre su mesa. Aún sin sentido, lo sintió así. Estaba tan seguro de ello como de que el sol salía cada mañana.

De repente oyó una voz distante preguntarle si se encontraba bien. Se dio cuenta de que alguien le estaba mirando, esperando una respuesta. Miró a su compañero y susurró que sólo estaba un poco cansado, metió el símbolo de plata en el bolsillo y salió de la oficina.

Se sentó al volante e intentó concentrarse antes de arrancar. Le llevó unos minutos, casi diez, prepararse.

Apenas cuando había alcanzado el bosque, a mitad de camino a su casa, vio, a través del espejo retrovisor, algo moviéndose en el asiento trasero de su coche. Alzó la vista para ver lo que no estaba preparado para ver. Encontró lo que temía que iba a encontrar. SUS OJOS. Todo sobre animales

Afortunadamente no había más coches circulando cuando pisó el freno sin control.

Una vez parado el coche se volvió para encontrar el cuchillo empapando la tapicería del asiento con sangre reciente. Respiró dos veces para asegurarse de que aún podía respirar, y sacó el coche de la carretera. Su corazón latía demasiado rápido, parte por el miedo, parte por una extraña sensación de atracción, un deseo que no podía entender, ni tampoco evitar.

Vio algo brillando a través de los árboles. Su brazalete. No pudo evitar salir del coche y seguirla cuando la vio caminando hacia las profundidades del bosque.

Empezó a oscurecer, aunque sólo pasaba media hora del mediodía. Un viento frío empezó a soplar con fuerza, agitando todas las ramas y haciendo más difícil seguirla.

En poco tiempo se dio cuenta de que estaba perdido, exhausto y casi congelado; y creyó que la había perdido. Cuando iba a sentarse y recuperar su aliento, pensando en lo que estaba haciendo y preguntándose si no estaba perdiendo el juicio, la vio mirándole, como en el sueño de aquella noche. Como cuando todo empezó.

Permaneció mirándola en silencio, y lo entendió todo.

Comprendió que estaba cara a cara con su muerte. Dulce y trágica. Silenciosa y sin sentido. Bella y amarga.

Sus pies empezaron a moverle hacia ella, como si fuese la única cosa que pudiera hacer. Se preguntó si tendría elección, pero decidió que no importaba. Hubiese hecho lo mismo si hubiera podido elegir.

No estaba asustado. Sólo deseó que en el lugar al que iba no estuviese tan solo como en el que estaba a punto de abandonar.

El Autor de este relato fué Bethany , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1320&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos terror Pesadillas Ojos verde oscuro

Relatos cortos terror Pesadillas Ojos verde oscuro

Se despertó empapado de un sueño que no parecía un sueño. Su cara era tan real que pensó que podría haberla tocado si se hubiese atrevido a moverse. Incl

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-pesadillas-ojos-verde-oscuro-855-0.jpg

2021-04-25

 

Relatos cortos terror Pesadillas Ojos verde oscuro
Relatos cortos terror Pesadillas Ojos verde oscuro

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences