Relatos cortos terror Pesadillas Retencion

 

 

 

Siempre me han parecido extraño los atascos, té pasas horas en ellos y sin saber porque él trafico vuelve a fluir. Más curioso es el que me encontraba ahora, una autopista con seis carriles, atestada de vehículos. Nunca he sabido muy bien que hacer en ellos, pero es curioso siempre sigo el mismo ritual, me ajusto las gafas de sol, unas gafas que me encantan y que años atrás me regalo una chica de la no recuerdo su nombre pero si aquellos hoyuelos que se le formaban en las mejillas al sonreír, también vienen esto ultimo a mi mente, seguro que un sicoanalista lo asemejaría ha alguna absurda teoría sobre mi estancamiento amoroso.

Tras ajustarme las gafas empiezo a gesticular con las manos mientras subo la radio, cierro los ojos y recuerdo aquella, la otra historia que trae a mi mente la melodía en cuestión, la música es como ese túnel del tiempo que hace revivir antiguas vivencias.

 

Tras tantas acciones instintivas me dedico a ser un “voyeaur” y crear historias de las gentes a las que observo, mire por el retrovisor y vi un todo terreno enorme con grandes parachoques plateados, en su interior deslumbre la silueta de un pequeño hombrecillo, no dejaba de gesticular, vociferaba a través de un pequeño móvil, me lo imaginé como un yupi de empresa un pequeño dictador que trasladaba su insignificancia hogareña en poderío empresarial, cuyo mayor placer era desahogarse con sus pobres empleados, rápidamente un pequeño sonido aparto mi mirada hacia un utilitario gris, su motor sonaba diferente, rápidamente me percate de mi gran error, el sonido en cuestión lo hacia la capota del automóvil, muy despacio fue abriéndose para dejar entrever lo que había en su interior, ante mi vi un Ser angelical, una preciosa fémina, me detuve en su cara, el espejo de aquel coche no me dejaba fijarme en otros montes más interesantes, una curiosa lluvia de pecas salpicaba su cara, que llevaban a una constelación facial, sus labios eran carnosos y rojos como el fuego de la perdición, un manjar de los dioses.

Me imagine (porque no me atreví a sugerirlo) una relación estrecha entre mi mejor amigo, al que yo llamaba “OTOG” y su sorprendente lengua, estaba en un mundo lleno de placeres, pero mi letargo duro apenas treinta segundos, “ disculpe” oí decir al otro lado, mire, allí había un señor de unos cincuenta años, bestia informal, no era de extrañar estábamos en pleno verano. “Disculpe” reitero mientras ponía esa cara de quien no ha roto nunca un plato, esa típica cara de quien desea algo de ti.

-Me preguntaba si tendría usted un gato y seria tan amable de dejármelo, he pinchado “sabe”y mi familia y yo (dijo mientras señalaba una caravana, atestada de pasajeros) nos dirigimos a la playa y bueno....si usted tuviera... y fuera tan gentil de

- Vale, vale he recibido el mensaje- me baje y me dirigí al maletero, mientras me agachaba a recogerlo sentí un golpe en mi cabeza, caí redondo.

Al despertar un sol abrasador convertían mi frente en las cataratas del Niagara, también el dolor me hizo ver que tenia dos chichones en la cabeza, que parecían los montes Urales, en ese momento me percate de que estaba mucho mejor en términos geográficos de lo que pensaba. Me puse en pie a duras penas, ya no había retención, es mas no había ni un coche y lo que era peor “NO ESTABA EL MIO” Todo para pelo rizado

Decidí echarme a caminar, tan solo eran doce malditos kilómetros hasta llegar a mi casa, mientras andaba maldecía paso a paso ha aquel tipejo, a lo lejos divise un cartel

--SELFY- 11 KILOMETROS—

“Magnifico”- me dije, un kilómetro en tan solo veinte minutos con un poco de suerte estaré en casa antes que anochezca.

No dejaba de darle vueltas al asunto, aunque los pies me dolían horrorosamente me sacaba a veces de mis pensamientos, me han robado mi FORD del cincuenta y cuatro, ese que conseguí en aquella subasta en Birmighan, aquel por el que ahorre hasta él ultimo penique, ese que tanto odia mi mujer y que siempre refunfuña” nuestros vecinos se han comprado un deportivo rojo y claro nosotros con esta chatarra”.

Pensando, pensando me encontraba ya en mi calle, había llegado y solo era las diez de la noche, a lo lejos deslumbre a mi mujer acompañada de un hombre, mientras me acercaba veía cada vez mas claro al sujeto, ¿pero será posible? “ES EL TIPEJO DEL GATO”.

Corrí hacia él, mi mujer sonreía ¿qué pasa? Me pregunte ¿no estará este tío liado con mi mujer?, Cada vez estaba más furioso, cuando casi estaba a su altura resbale y por segunda vez en este día volví a caer redondo, perdí el sentido.

Recobre el conocimiento, minutos mas tarde (lo sé porque el reloj que teníamos en el salón marcaba las once y diez)

- tranquilo querido, este amable señor y el doctor Winslow te han entrado en casa

- ¡Este amable que! Este tipejo me ha....

- ya lo sé querido, te han golpeado

- ¿ Y como lo sabes? Llama a la policía

- Querido quieres dejar de decir estupideces y escucharme un momento, yo contrate a este señor, recuerdas que no me gustaba esa chatarra que tienes por coche y ese era el único modo deshacernos de ella y recuerdas también que el doctor Winslow te ha dicho que debes caminar al menos dos kilómetros diarios, pues gracias a este señor hemos matado dos pájaros de un tiro, ah una cosa mas, si te asomas a la ventana veras nuestro nuevo descapotable rojo.

Me dio un infarto y no sobreviví, lo sé porque cuento esto desde el cielo y estoy haciendo cola, que gracia acabo el día en otra retención, un tipo lleva aquí once meses me ha dicho que se solo pasa bien, creo que podré adaptarme, eso si echare de menos mi FORD del cincuenta y cuatro.

El Autor de este relato fué Luis Alvarez , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=1713&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos terror Pesadillas Retencion

Relatos cortos terror Pesadillas Retencion

Siempre me han parecido extraño los atascos, té pasas horas en ellos y sin saber porque él trafico vuelve a fluir. Más curioso es el que me encontraba ahor

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-pesadillas-retencion-1329-0.jpg

2024-01-13

 

Relatos cortos terror Pesadillas Retencion
Relatos cortos terror Pesadillas Retencion

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20