Relatos cortos terror Terror General Panico infinito

 

 

 

Panico infinito.

¿Qué esconde la oscuridad?

Es una pregunta que me ha costado responder, y créanme, ahora quisiera nunca haber buscado una respuesta, ese fue mi máximo error, nunca me debía haber preguntado eso, nunca debí haber sido tan curioso. Pero ya no puedo volver a atrás, lo que paso ese día, hace siete años y lo de dos años mas adelante, quedara marcado para siempre, no solo por la cicatriz de mi brazo y una o dos marcas mas, si no también por los horribles recuerdos de esa sensación de pánico infinito, todo esta en mi mente, las cicatrizases no son nada al lado de esos horribles recuerdos, el rostro de ese hombre o bestia o lo que sea, el punto es que el quería algo de mi y todavía lo quiere ,y tal vez lo consiga eso ,no lo se, pero lo que se es que el sigue allí escondido en las sombras esperando a su próxima victima... .Ahora muchos años después he decidido narrar mi historia y contar al mundo la verdad sobre lo terrible que puede ser la oscuridad, de una noche tomentosa de verano...

 

Era el sábado más caluroso de todo enero, en una noche estrellada y calma. Yo solo tenia nueve años y volvía de jugar con mis amigos. Al lado mío caminaba con paso cansado y lento, unos de ellos, Maxi. Él vivía a dos casas de la mía y en ese caso me acompañaba.

Mientras caminaba, él me pregunto, un poco avergonzado, sí yo tenia miedo a la oscuridad. Yo le pregunte, por que me decía eso, el no respondió solo se limito ha murmurar algo en voz baja y después dijo:

_Es que... anoche, me desperté de golpe y puedo jurar que vi una silueta en las sombras y cuando me acerque, ya no había nadie.

Yo seguí caminado, mirando hacia abajo y pensando,¿qué puede haber sido eso?,tal vez solo su imaginación, de seguro que lo era.

Cuando me doy vuelta para plantearle lo que pensaba, el ya no estaba, una manos frías tocaron mi espalda rápidamente, y alguien grito atrás mío. Me asuste mucho, pero todo me paso cuando sentí las carcajadas me Maxi atrás mío, me di vuelta, rápidamente y le dije:

_Que tonto que fui como no me di cuenta .

Maxi se retorcía de la risa .

Cuando paro de reír seguimos caminando.

Cuando llegamos a mi casa nos despedimos como siempre.

_Chau_ me dijo de forma cansada.

_Nos vemos mañana_ conteste ante de entrar en el jardín, a través de la rejas vi a mi amigo alejarse.

Mire el cielo y vi la primeras nubes acercarse por el horizonte, negras y cargadas de agua.

_Se avecina una tormenta _ Pensé.

Entre a mi casa, rápidamente pase la cocina, donde comían mis padres, y entre a mí cuarto.

Encendí la luz lo más rápido que pude. No me gustaba la oscuridad, en realidad la odiaba me provocaba un miedo insoportable, como si alguien estuviera allí mirándote y esperando, ¿que?, Tal vez a que yo me acerqué, esa idea se alejo de mi cabeza tan rápido como llego.

Me acosté, y como siempre deje la luz de la mesa de noche encendida.

Antes de caer en el sueño, escuche los primeros truenos furioso de la noche, yo no le temía a los truenos ni a las tormentas, en realidad me gustaban, pero nunca podía salir a ver los rayo por que mi madre les tenia terror a los vientos y rayos, por eso no me dejaba disfrutas de la hermosa naturaleza.

Ese día soñé algo realmente extraño.

Soñé que estaba sentado en la mesa de la cocina de mi casa, todas la luces estaba apagadas excepto la que estaba arriba mío, miraba la oscuridad con cara aterrada y triste a la vez.

 

Atrás mío se encontraba mi padre, un hombre robusto de pelo negro, ya casi blanco por las canas, también miraba la oscuridad con la misma cara que yo, pero el se sostenía el pecho y cada vez se ponía mas pálido. De repente las paredes empiezan a agrietarse, yo no lo veo por que estoy dado vuelta, la puerta del living se habré y de ella entra un humo oscuro y espeso. El humo empieza a tomar forma, al principio no se que es, pero después su forma es mas clara, parecía un hombre con capucha negra, pies largos y escamosos, debajo a través de la tela de su cara, unos ojos amarillos con pupilas muy parecidas a los de los gatos.

Al mirar al hombre, me pongo pálido de repente. La cara de mi padre cambia, y se pone horrible, sus ojos comienzan a cambiar, se ponen de color amarillo y se agrandan, su boca también se agranda y atrás de los labios se comienzan a notar colmillos disparejo y agudos, ``la cosa``había entrado en mi padre , el no podía hacer nada y yo tampoco . Al final mi padre cambia totalmente , y de la capa que lo cubría saca un chuchillo con la puenta doblada y con un mango de oro, con el rasga la pared escribiendo ,Morirás lentamente , el ruido ,chirriante ,que causaba al pasar el filo de la hoja sobre la pared rompió el silencio de la noche.

Me desperté sobresaltado, sudaba impresionantemente, me di cuenta que la luz estaba apagada, la prendí con rapidez, me pare y fui al baño, necesitaba lavarme la cara eso calmaría un poco los nervios. Me moje el pelo y la cara, mire el espejo, y volví a mí cuarto. La luz estaba apagada, `` maldita electricidad`` dije para mis adentros. Cuando me acerque para encenderla, repentinamente la puerta se cerro de un portazo, salte del susto, el miedo me invadió de repente. Ya llovía, afuera se sentían las gotas caer sobre el pasto con fuerza. Gire lo más rápido que pude y mire la puerta durante unos segundos. Estaba casi seguro que mis padres entraría por esa puerta, y asustados me preguntarían que había pasado, por que seguro que el ruido los había despertado,espere, pero nadie llego. La puerta permaneció cerrada y en ese momento sentí miedo de verdad. ¿Por qué? Tendrían que haber escuchado el ruido, ellos nunca cerraban la puerta de su cuarto el cual quedaba a no más de dos metros del mío. Correo temporal gratis

La oscuridad predominaba en el cuarto, intente iluminarlo pero la lámpara no se prendía , forceje con la puerta pero esta no cedía, estaba muy firme. Pensé en gritar, pero de mi boca apenas salían unos pobres gemidos. Sentí el sudor frió correr por mi frente, tenia mucho miedo pero todavía no había entrado en pánico, por lo menos en ese momento.

Me calme un poco, forceje con la puerta, no había caso estaba cerrada y no parecía que fuera a abrirse.

Me tranquilice, pero el terror me invadió de repente al escuchar unos paso en la oscuridad, gire sobre saltado, no podía ver nada, al rato, vi como algo atravesó la luz que se filtraba por debajo de la puerta, mis padres pensé , intente hablar pero nada ni un sonido , la luz de abajo de la puerta se apago.

De repente sentí la respiración de algo atrás mío, mi corazón empezó a palpitar a mil por minuto, no quería darme vuelta, pero la curiosidad me obligo, atrás de mi se erguía un hombre encapuchado, con ojos del color de una moneda de oro. Con brazos largos, tapados por una telas, que terminaban en garras. No tenia piernas por que su cuerpo terminaba en humo espeso y oscuro.

 

El ser que se erguía ante mí, alargo su brazo con garras agudas y punzantes, hacia mi y de un manotón rasgo mi piel , largos y gruesos hilos de sangre pintaron mi camisa de un color rojo oscuro. No dolía mucho, pero ardía, sentía la sangre correr y poco a poco me empecé a debilitar. Moriré desangrado, pensé.

Lo mire a los ojos, esos ojos no tenían expresión alguna era vacíos no mostraban nada.

Alargo el brazo de nuevo, intente esquivarlo pero lo mismo me pego , esta vez un poco mas abajo , cerca de la muñeca . Sentía como los tendones de mi brazo se cortaban y mi piel se desgarraba para dar paso a la sangre y al dolor.

Quería salir , pero mis piernas no reaccionaban , estaba paralizado.

Me debilitaba cada vez mas, otro de esos ataque y moriría. Esperaba que se fuera pero no tuve suerte, levanto el brazo, cerré los ojos, y en el ultimo minuto sentí el ruido de un auto en la calle el coche paso e ilumino la habitación entera. Cuando abrí los ojos el moustro ya no estaba algo lo había espantado, la luz lo había espantado.

Me podía mover muy poco pero al fin me movía, lo primero que hice fue gritar y romper en llanto, sentí como la puerta de mis padres sé abría. Note que la luz se prendía, y también vi el charco de sangre que había en el piso el cual brilla por la luz de el velador.

L a puerta se abrió, y mis padres y me preguntaron que pasaba, no les respondí solo me limite a llorar , mi madre grito al ver las rasguñaduras en mi brazo y corrió al teléfono de su pieza para llamar a la ambulancia. Me quede con mi padre en la habitación, cuando estaba apunto de salir la luz se apago. Mi corazon se detuvo y el miedo volvió, mire a mi padre , y note que miraba la oscuridad con cara de aterrorizado , no quise ver lo que el veía solo corrí y corrí a la cocina donde todo estaba iluminado , pero me detuve en el pasillo por que desde allí pude ver que en la pared de la cocina había una escritura que decía :MORIRÁS LENTAMENTE, hecho por algún tipo de cuchillo muy filoso, y yo sabia que cuchillo ,un cuchillo con punta doblada y un mango de oro. De repente me invadió una sensación extraña, una especie de miedo pero con la diferencia que, el corazón me latía lento demasiado lento. Todo daba vuelta alrededor de mío, pensé que me moriría. Pero el espacio y tiempo cambio de repente , me encontré sentado en la mesa de la del living con un cuchillo largo para cortar carne en mis manos , alrededor mío todo estaba tranquilo eran las cuatro de la madrugada , me levante y, con miedo, me dirigí hacia la cocina.

Allí nada había cambiado estaba todo normal, me arrodille y lo único que pude hacer fue reír, todo había sido un sueño un sueño horrendo y muy real pero al fin un sueño. Dirigi la mirada hacia el oscuro pasillo y pense en dirigirme a mi cuarto y tratar de dormir, aunque no creía que lo haría. Mire el cuchillo y en él note...

Sangre.

Desde ese momento todo sucedió demasiado rápido primero mire mis manos todas ensangrentadas como toda la cocina y todo el trayecto de el living hasta donde estaba arrodillado. Después mire el pasillo y vi dos ojos amarillentos entrar en el cuarto de mis padres. Atrás mío algo rascaba la pared me di vuelta y el cuchillo flotaba extrañamente escribía la frase que ya sabia y nunca olvidaría : Morirás lentamente .

Nooooo¡- grite

No era un sueño todo era real el era real y físico.

En ese momento sentí lo que hasta ahora solo he podido llamar como. Pánico infinito.

El Autor de este relato fué Rodrigo , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=8227 (ahora offline)

Relatos cortos terror Terror General Panico infinito

Relatos cortos terror Terror General Panico infinito

Es una pregunta que me ha costado responder, y créanme, ahora quisiera nunca haber buscado una respuesta, ese fue mi máximo error, nunca me debía haber preg

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-terror-general-panico-infinito-2858-0.jpg

2020-05-25

 

Relatos cortos terror Terror General Panico infinito
Relatos cortos terror Terror General Panico infinito

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente