Relatos cortos terror vampiros Bomba

Relatos Cortos Relatos Cortos para adultos, misterio, romance, terror, aventuras, amor, guerras, novelas, fantasia, fanfic y cuento corto.

 

[email protected]

Alguna vez han pensado en la gente que muere día con día, en las razones por las que esto ocurre.

Realmente no le prestamos mucha atención a nuestro entorno, a lo que le ocurre a otros, pero que ocurre cuando esto le sucede a alguién que conocemos, a alguien tan cercano...

Todo comienza al ser niños, una pequeña moneda que te encuentras, se vuelve preciada, por fin tienes algo, crees tu.

La verdad es que es sólo el comienzo, después ya no te conformas con una moneda. !Quieres más¡, siguen 10 pesos, 100, 1000, 10 mil, asi sucesivamente, llega un punto, en que parece que nunca va a ser suficiente, queremos más y más, y no importa que hacer para conseguirlo.

De esta forma es como empieza mi historia.

Carlos un niño de 9 años, nacido en México, Distrito Federal, de una familia de clase media. Su Padre José Perales, trabaja en una empresa como contador y su madre María de los Angeles, una ama de casa.

Carlos llevaba esa típica rutina de todos los niños a esta edad; levantarse, tomar un desayuno, arreglarse, ir a la escuela, regresar a su casa, comer, hacer la tarea y salir a jugar.

Claro que como todos, a veces era primero salir a jugar que hacer la tarea.

Su Padre José, había tenido unos cuantos problemas en la oficina, al llegar a la casa, estaba angustiado, enojado, había un enorme remordimiento de conciencia.

Cada vez, al mirar a su hijo, algo le punzaba, y se alejaba. Tal vez si Carlos no hubiera visto de esta forma a su padre, jamás habría aceptado ese regalo, o tal vez...

Lo que realmente había ocurrido, era que un año atrás, José había hecho un fraude en la empresa, y para salvarse, hecho toda la culpa sobre uno de sus empleados, quién termino en prisión.

Su conciencia no lo dejaba en paz, un jovén, un auxiliar de contador, del que él se había aprovechado para conseguir lo que deseaba.

José_ Buenas tardes, ¿cual es tu nombre?

Aux. Ramón_ Mucho gusto, ni nombre es Ramón, estoy estudiando la carrera de Contaduría y me gustaría poder conseguir trabajo aquí.

Fue una platica larga, habián varias personas que deseaban ese puesto, pero Ramón fue el afortunado, se podría decir.

Al paso de los tiempos, José empezó a hacer papeles, a hacer por aquí y por allá, pero José era listo, y sabía que había posibilidad de que lo descubrieran:

José_ Ramón venga para acá

Ramón_ Si señor, que sucede

José_ Sabe, me parece que es una persona muy trabajadora

Ramón_ Gracias, señor

José_ Vera, creo que es hora de que avance un poco más, ahí que seguir aprendiendo, no lo cree usted.

Ramón_ Si señor, por supuesto.

José_ Deseo que cheque estos Estados y que al terminar de revisarlos les ponga su firma.

Ramón_ Pero, bueno, no creo estar calificado para ello, señor.

La verdad es que Ramón le preocupaba, sabía que una firma en un documento era algo muy importante, y más para algo como lo que le pedía que hiciera.

José_ Bueno, no cree poder hacerlo, porque hay mucha gente afuera que desea el lugar que usted tiene, acaso es lo que quiere???

Ramón_ NO, para nada señor, pero..

José_ A parte, que no sólo va hacer un trabajo más grande, sino que se le pagará mejor, le gustaría ganar más, no es asi???

Y así fue como empezó el gran problema, Ramón firmando sin tener una gran idea, José jugando chueco en la empresa. Hechizo del cigarro para el amor

Todo marchaba bien, en cierto sentido para ambos Ramón ganaba más y trabajaba menos y José bueno, ya se imaginaran.

Pero, llegó el día, una Auditoria, se hallaron las tranzas y se busco a algún culpable. Lamentablemente para Ramón, todo recaía sobre él.

Ramón le pidió a José que le ayudará, que les explicara todo, lloraba y le pedía su ayuda, estaba preocupado, tenía mucho miedo. Pero José simplemente se hizo el desentendido.

Al final llegó el juicio y se le dieron 20 años de prisión a Ramón. Habián pasado ya 3 años de ese acontecimiento y cada día José se veía peor, su conciencia no lo dejaba en paz. Todo empeoraba cada vez más, hasta ese día.

Carlos, el hijo de José, un día, al salir de la escuela, vio a un tipo, el cual le ofreció un dulce y le preguntó donde estaba su papá.

Carlos_ Esta trabajando

Sir X_ Y, ¿quién viene por ti?

Carlos_ Mi tía, pasa a recogerme

Sir X_ Sabes, yo conozco muy bien a tu padre, trabaje con el, fuimos muy buenos amigos, sabes.

Carlos_ Ah que bien

Sir X_ Sabes, tengo un poco de prisa, y querria darle un regalo a tu padre, por su cumpleaños, ¿podrías darselo por mi?

Carlos_ Si, claro

Sir X_ Muy buen niño, toma, y no lo vayas a abrir, eh?

Carlos_ Si

Le dio un dulce a Carlos y se retiró, al llegar Carlos a su casa guardó el regalo y espero hasta que llegará su papá.

Al llegar a casa le dijo:

Carlos_ Felicidades!!!

José_ Ja, que paso mi niño, y ese regalo es para mi???

Carlos_ sip,

José_ Gracias, hijo

Estaba justamente abriendo el regalo cuando Carlos le dijo:

Carlos_ No es mio papí, es de un amigo tuyo, me dijo que te lo diera cuando llegaras a casa.

José sintió un frio inmenso en todo su ser al escuchar estas palabras de su hijo, justamente en ese momento se escucho en el radio.

Buenas noches, se hace un atento aviso a todas las familias, mantengan sus puertas cerradas, que sus niños no salgan.

Hace unas horas, se reportó que 3 prisioneros lograron escapar de la prisión.

Uno de ellos fue encontrado y arrestado hace unas horas cerca del Palacio de los deportes, se cree que los otros 2 no deben de estar muy lejos.

José levantó la cara, fue algo intuitivo, miro hacia el frente, hacia la ventana que daba a la calle y vio a una persona.

El conocia a esa persona, era Ramón, quien le sonreía desde el otro lado de la calle, en ese momento miro hacia abajo.

José_ Salgaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaannnnnnn

Fue entonces, se escuchó una gran explosión en toda la colonia.

En la noche, se transmitia por las noticias.

Nos encontramos en la calle San Juan de ARagon 3ra Secc. donde parece ser, hubo una explosión, la familia Perales, compuesta por 3 personas: El Padre José Perales, la madre Maria de los Angeles y su hijo Carlos de tan solo 9 años, han muerto hace tan sólo unas horas por lo que fue un regalo bomba.

Testigos indican que...

Nunca se encontró al culpable, solamente se encontró un cuerpo de un padre que abrazaba a su hijo como si estuviera pidiendo perdón.

El Autor de este relato fué Sam Cruz , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=8087 (ahora offline)

Relatos cortos terror vampiros Bomba

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://www.relatoscortos.com/ver.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20