Relatos cortos terror vampiros EL FORJADOR DE HISTORIAS - Un chico Vampiro II - LA VENGANZA II

 

 

 

EL FORJADOR DE HISTORIAS: Un chico Vampiro II

La Venganza II

Forjando forjando hallé la primera brecha a un amor tan perfecto, y cómo en todo, sabía que la próxima vez que picará en la piedra de la historia ya no sería tan bonita...

Helena, no aguantó más y le pidió a David que le dijera el motivo por el que se ausentaba siempre por el día.

El chico que estaba profundamente enamorado de la chica se lo desveló.

La noticia fue bien aceptada por la chica. Sintió curiosidad y mostró verdadero asco por las personas que habían abandonado a su amor allí. Desde esa noche acordaron que David dormiría en su casa por el día.

Y así lo hicieron durante meses. Ya llevaban 1 año de amor. El chico estaba muy feliz. Se sentía lleno, no quería pedir nada más y sólo sabía que sin su amor ya no sería nada.

 

Un día, David tuvo una pesadilla y se despertó. Eran las 4 de la tarde, unas voces en su cabeza le decían que algo no iba bien. Su corazón estuvo a punto de estallar con solo pensar que podía haberle pasado algo a Helena.

Se enfundó un abrigo y se tapo todo de arriba abajo, también cogió unas gafas de sol. Los rayos del sol no podían hacerle daño de ninguna manera.

Salió a la calle por primera vez, siguió su instinto vampírico hasta llegar a una casa. Una enorme puerta de madera se alzaba ante él. En ese momento un tremendo pinchazo le recorrió el corazón y cayo al suelo dolido de dolor, algo estaba pasando y su cuerpo lo sabía, sin embargo, a sus ojos le faltaban unos segundos para enterarse.

Abrió la puerta sin tocarla, con una furiosa mirada la puerta estalló hacia atrás partiéndose por la mitad. Subió de un golpe las escaleras y su instinto le indicó la puerta que debía abrir.

Abrió y al quedar abierta la puerta de la habitación no dio crédito. Su amada, su tan amada Helena. A la que lo hubiera dado todo por ella. La muchacha que era el talón de aquiles de David. Esa misma estaba en la cama con otro hombre. Fornicando,ella debajo y el otro arriba.

El vampiro no daba crédito.

— ¿Qué haces aquí? – dijo su amada

El hombre que la montaba se alzó.

— Largo de aquí, espera tu turno

El muchacho no daba crédito. Ahora lo entendía todo.

— Por eso me echó mi familia David. Lo siento.. Yo me gano la vida así, es dinero fácil, se hace rápido y es lo único con que puedo mantenerme.

David entendió eso como ser inteligente y superior que era. Pero había dos objeciones. La primera era su corazón, no podía permitir eso. La segunda era su extremada inteligencia. No tan solo era un vampiro, o un vampiro cualquiera, sino que, además de eso, era el ser más inteligente del planeta. Con una inteligencia el doble que la del célebre científico que vendría muchísimos años más tarde que el: Albert Einstein.

David con su lógica comprendió 3 cosas. La primera es que la chica no tenía necesidad de hacer aquello. La segunda es que le había herido a propósito, le había engañado. La 3era es que algo le decía que el hombre no había pagado.

— ¿Eres más que un cliente? – Preguntó David dirigiendo la mirada hacia el joven.

— ¡Oye! A que viene ese des...

Y antes de que terminara de pronunciar la frase, las enormes manos del chico envolvieron el cuello del cliente y lo alzaron con una fuerza que hizo temblar la casa. David lo miró directamente a los ojos y lo soltó. No hizo falta preguntar nada... Pescados, mariscos, conservas y todo sobre el mar

 

— Hace medio año que nos vemos. No me cobra nada, es muy especial para mi, de verdad. Entiendo su trabajo y lo que hace, pero para mí es mucho más.

David le miró y el joven supo inmediatamente que quería el monstruo.

— ¡¡No le pago nunca!!

— ¡Basta! – Gritó helena – ¡Hago con mi vida lo que quiero!

El vampiro estupefacto no daba crédito. Encima la chica se enfadaba. Típica reacción humana, que tontos y como los conoce bien David Darmous, pues el tiene algo de humano, pero su superior inteligencia elimina todos sus defectos. Una chica prostituyéndose, sin entender que los seres inteligentes se diferencian de los animales, por que su misión en la vida es descubrir, prosperar y ayudar. El sexo pasa a un segundo plano, un plano que es solo para asegurar la existencia de la especie. La inteligencia debería hacerles ver que como seres superiores que son los humanos, deberían comprender el concepto de fidelidad, lo que ello conlleva y las temibles causas de romper un pacto así. Querer es algo más que decir una palabra, querer es respeto, es desvivirse por la otra persona, estar para lo bueno y lo malo.

Fue en ese momento, cuando David se hizo una pregunta. ¿Es lo suficientemente lista la raza humana, como para saber llevar lo que ha creado? Cómo puede alguien ser tan inteligente para hablar, pero no lo suficiente para responsabilizarse del contenido de las palabras. Para entender el concepto de moralidad, respeto amor...

Ninguno de ellos lo entiende. Son una raza inteligente si, pero tontos también. No tienen la suficiente inteligencia para saber llevar lo que crean y lo que hacen.

Helena lo miraba con furia, como si el pobre chico tuviera la culpa.

David empezó a llorar, a llorar como un pobre niñito al que le han robado una ilusión, y la verdad es que le han robado la vida.

No lo pudo evitar, su mundo se hundía por momentos, se derrumbó, no podía más.

La había querido tanto.. tantísimo...

Nadie se lo imagina. David desplegó sus alas atravesando el yeso y alzó el vuelo mientras Helena le gritaba para que no se fuera.

David salió por el techo bajo el potente sol, que lo empezó a derritir a derritir hasta que...

Dejó de hacerlo, el tremendo poder de David había llegado tan lejos que incluso aguantaba el sol. Y el pobre chiquillo dolorido se alejó de nuevo hasta los confines de la tierra, malherido de corazón, estupefacto, sin ganas de vivir. Abatido cayó de nuevo en su antiguo hogar dónde le habían recluido.

Pasaron los días y David enfadado tenía que pensar. Tenía mucho poder y debía usarlo. Sería muy fácil ir terminando con la raza humana. Al fin y al cabo se lo merecen. Dominan la tierra pero no tienen la suficiente inteligencia moral como para hacerlo. ¿Merecen vivir?

David tenía dos opciones. Lo más fácil sería pegar, matar, aniquilar y destruir, pero como ser inteligente que era y superior pensó y pensó durante días hasta que por fin se decidió.

Fue la mejor decisión que alguien podría haber hecho. Y como no... un ser tan poderoso en todos los aspectos como él.

El Autor de este relato fué Jacky el Bueno , que lo escribió originalmente para la web https://www.relatoscortos.com/ver.php?ID=11261&cat=craneo (ahora offline)

Relatos cortos terror vampiros EL FORJADOR DE HISTORIAS - Un chico Vampiro II - LA VENGANZA II

Relatos cortos terror vampiros EL FORJADOR DE HISTORIAS - Un chico Vampiro II - LA VENGANZA II

Forjando forjando hallé la primera brecha a un amor tan perfecto, y cómo en todo, sabía que la próxima vez que picará en la piedra de la historia ya no se

relatoscortos

es

https://cuentocorto.es/static/images/relatoscortos-relatos-cortos-terror-vampiros-el-forjador-de-historias-un-chico-vampiro-ii-la-venganza-ii-299-0.jpg

2024-02-29

 

Relatos cortos terror vampiros EL FORJADOR DE HISTORIAS - Un chico Vampiro II - LA VENGANZA II
Relatos cortos terror vampiros EL FORJADOR DE HISTORIAS - Un chico Vampiro II - LA VENGANZA II

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20